Cómo enfrentarse al calor si tienes Enfermedad Renal Crónica

  • Este verano va a ser más caluroso de lo habitual, entre 0,5 y 1 grado con respecto la media de esta estación. Las altas temperaturas afectan especialmente a las personas con enfermedades crónicas, como el paciente renal.

 • Hay una serie de recomendaciones que pueden ayudar al paciente con ERC a sobrellevar el calor en las mejores condiciones posibles para su enfermedad. En saludentuvida.com te las ofrecemos.

Los expertos recomiendan subirse a la báscula a diario para controlar su peso y así saber si puede ingerir más o menos líquidos.

Los riñones de los pacientes con Enfermedad Renal Crónica (ERC) en Hemodiálisis no son capaces de eliminar sustancias tóxicas para ellos, entre la que se encuentran potasio, fósforo, el agua y la sal. Por lo que es fundamental que, independientemente de la época del año, controlen y limiten su consumo, Sandra Castellano, nefróloga de Fresenius Medical Care, “la cantidad de líquido que el paciente renal puede ingerir depende de lo que elimine, habitualmente les decimos medio litro diario más de lo que orinen, pero en ese líquido diario incluimos tanto lo que beben cómo lo que comen, por ejemplo ,sopas, frutas…”.

En verano, las altas temperaturas y los excesos en vacaciones, pueden provocar que algunos pacientes con ERC no cumplan estas recomendaciones, lo que afecta directamente a su salud y su tratamiento, Sandra Castellano, nefróloga Fresenius Medical Care, “durante la diálisis les detoxificamos la sangre, pero también les quitamos agua, con lo que bajamos el peso con el fin de dejar al paciente con su sangre “limpia” y en su “peso seco”, es decir, el peso sin el líquido acumulado que le pueda perjudicar. Lógicamente cuanto menos líquido traiga el paciente a diálisis, menos líquido hay que quitar durante la sesión de diálisis y mejor va a tolerar la sesión de hemodiálisis”.

Hay una serie de recomendaciones que pueden ayudar al paciente con ERC a

sobrellevar el calor en las mejores condiciones posibles para su enfermedad. Estas son:

· Subirse a la báscula a diario para controlar su peso y así saber si puede ingerir más o menos líquidos.

· Beber agua a sorbos y lentamente.

· Evitar las bebidas con gas o carbonatadas, aumentan la sensación de sed y tienen alto contenido en fósforo y sodio.

· Suprimir o limitar la sal, y si la consumen, es más recomendable la de mesa ya que las sales hiposódicas contienen potasio.

· Vigilar los niveles de azúcar. Las personas diabéticas mal controladas padecen a menudo mucha sed que les puede hacer beber más líquidos.

· Comer frutas congeladas, preferiblemente pera, manzana y sandía. Frutas de temporada, como la cereza, el melocotón y el melón están contraindicadas por su alto contenido en potasio.

· Para saciar la sed, como alternativa a los líquidos, pueden tomar: chicles y caramelos sin azúcar y cubitos de hielo (de agua o zumo de limón diluido).

· Enjuagarse la boca con agua fría, aumenta la sensación de frescor.

· Utilizar ropa transpirable y holgada.

· Conservar adecuadamente los medicamentos. Algunos deben mantenerse en el frigorífico, y otros no pueden estar a más temperatura de 25-30 grados. Seguir las indicaciones del especialista.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

nefrología

El hipoparatiroidismo, un reto complejo

• “El hipoparatiroidismo es la única enfermedad endocrina deficitaria sin tratamiento hormonal sustitutivo”, sostiene el doctor José Manuel Quesada, del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba.

• El hipoparatiroidismo es una enfermedad rara que afecta a 5/10.000 personas1, de las cuales el 75% de los afectados por la enfermedad son mujeres.

• El 75% de los casos de hipoparatiroidismo se originan tras la práctica de la cirugía del tiroides.

Los expertos abogan por la necesidad de conseguir un abordaje de sustitución hormonal adecuado y tratamiento adaptado a cada paciente según sus características clínicas.

Con motivo del Día Mundial del Hipoparatiroidismo, que se acaba de celebrar el 1 de junio, la compañía biotecnológica Shire se une a la Asociación Española de Cáncer de Tiroides (AECAT) para dar voz a los pacientes con Hipoparatiroidismo, una enfermedad rara de muy baja prevalencia que afecta a 5/10.000 personas1. “Hay mucho que mejorar respecto al abordaje de estos pacientes en cuanto a información, protocolos clínicos y tratamientos”, explica Arantxa Sáez, vicepresidenta de AECAT.

AECAT, como representante de los pacientes con cáncer de tiroides y sus familiares, celebra por primera vez este Día Mundial con el objetivo de poner en conocimiento y concienciar en torno a las necesidades aún no cubiertas de estos pacientes. Según Arantxa Sáez, éstas se definen en tres líneas: “tener un registro de pacientes, una guía de protocolo para el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad desde cualquier especialidad y aunar criterios de actuación de las diferentes Comunidades Autónomas, ya que actualmente cada CC. AA tiene un protocolo muy diferente”.

A ello, el Dr. José Manuel Quesada, del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Reina Sofía e IMIBIC de Córdoba, añade la “necesidad de conseguir un abordaje de sustitución hormonal adecuado y tratamiento adaptado a cada paciente según sus características clínicas. Actualmente, es la única enfermedad endocrina que no tiene tratamiento hormonal sustitutivo, sino un tratamiento meramente compensatorio del déficit de calcio y exceso de fósforo que trata de paliar los síntomas y complicaciones que éstos producen mediante la toma de una gran cantidad de pastillas diarias”.

Una patología compleja

El hipoparatiroidismo se produce cuando las glándulas paratiroideas no segregan, o lo hacen de modo insuficiente, la hormona paratiroidea (PTH), lo que origina un desequilibrio del metabolismo óseo mineral en el organismo que se manifiesta con concentraciones bajas de calcio (hipocalcemia) y concentraciones elevadas de fósforo (hiperfosfatemia) en la sangre, provocando una gran variedad de síntomas. Entre otros, la insuficiencia de PTH tiene repercusión directa a nivel óseo y renal, e indirectamente a nivel intestinal, ocasionando una serie de comorbilidades y síntomas como, por ejemplo, alteraciones óseas, insuficiencia renal, e, incluso, calambres musculares, parestesias, letargo mental, arritmias cardiacas y tendencia a la depresión3, provocando “un gran deterioro en la salud global del organismo y disminuyendo la calidad de vida de los pacientes”, según declara el Dr. Quesada.

La fatiga, una de nuestras grandes preocupaciones, la debilidad muscular, el dolor, son síntomas propios que afectan en el día a día

“Nuestra patología es compleja a nivel sintomático, ya que afecta a muchas áreas. Una vez te diagnostican debes adaptarte a tomar medicación, en muchos casos en grandes cantidades, a diario y de por vida, además de acostumbrarte a realizar controles médicos para ajustarla. La fatiga, una de nuestras grandes preocupaciones, la debilidad muscular, el dolor, son síntomas propios que afectan en el día a día, sin embargo, son poco visibles y no siempre comprendidos por nuestro entorno familiar y/o social. Debemos también adaptar nuestra dieta, consumiendo más calcio. Es decir, nuestra vida gira entorno a la enfermedad” explica Arantxa Sáez.

Por todo ello, el doctor José Manuel Quesada reconoce que el verdadero reto es la identificación de todos y cada uno de los síntomas que se asocian al hipoparatiroidismo y conseguir un abordaje integral y adecuado de la patología, dado la problemática que presenta al cursar con sintomatología muy diferenciada. Asimismo, según comenta el Dr. Quesada, “el hipoparatiroidismo crónico, -fase de la enfermedad a partir de los 6 meses-, puede también cursar de forma asintomática durante mucho tiempo”.

En este sentido, “lo ideal sería conseguir un medicamento, que pudiera ajustarse personalmente a los requerimientos de PTH (hormona que no tenemos ni fabricamos) y que controlara el metabolismo del calcio. Poder reducir la cantidad de medicaciones, en algunos casos no cubiertos por la Seguridad Social. Teniendo en cuenta que añadir el coste económico de todo esto, a lidiar con los síntomas, a veces lo hace muy cuesta arriba para los pacientes. Y por ello nuestra reclamación, el querer hacernos oír”, afirma Arantxa Sáez.

En cuanto al origen de la patología, ésta proviene, en un 75% de las ocasiones, de la práctica de la tiroidectomía, más conocida como cirugía del tiroides, u otras intervenciones quirúrgicas de la zona del cuello. La patología tiroidea es más frecuente en mujeres, y por ello el 75% de los afectados por hipoparatiroidismo son mujeres2. El otro 25% de los casos está originado por destrucción de las glándulas paratiroides en procesos autoinmunes o defectos congénitos y, excepcionalmente, por la secreción de una molécula de PTH con cambios estructurales anómalos2.

Porque la salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

cancer Enfermedades mujeres

Entre un 10 y un 20% de los casos de Miastenia se dan en la infancia y en la juventud


•  Cada año se diagnostican en España unos 700 nuevos casos de miastenia gravis, el 60% antes del primer año de experimentar los primeros síntomas

• Cerca de 10.000 personas en España padecen esta enfermedad, de los cuales, un 10-15% tienen afectados sus músculos respiratorios y representan los casos más graves.

• El mayor número de casos se da en mujeres de entre 20 y 40 años y hombres de entre 50 y 70 años.

• Es una patología de riesgo, con un alto coste socio-sanitario -unos 15.000 euros por paciente- que necesita de un seguimiento y tratamiento adecuado.

• La Sociedad Española de Neurología recomienda que exista una Unidad especializada en enfermedades neuromusculares por cada millón de habitantes y que todos los hospitales de referencia dispongan de una.

Cada año se diagnostican 700 nuevos casos -el 60% antes del primer año de experimentar los primeros síntomas-, de los cuales, entre un 10 y un 20% se dan en la infancia o en la juventud.

El 2 de junio se conmemora el Día Nacional de la Miastenia, la enfermedad más frecuente dentro del grupo de enfermedades neuromusculares que afectan a la unión neuromuscular. La miastenia gravis es una enfermedad autoinmune que se caracteriza por la presencia de debilidad muscular y que afecta a distintos grupos de músculos, siendo los oculares, faciales y bulbares, los más frecuentemente afectados. La Sociedad Española de Neurología (SEN) estima que cerca de 10.000 personas en España padecen esta enfermedad.

La forma más característica y precoz de presentación de esta enfermedad es la ocular: caída de párpados, visión doble y estrabismo son las principales causas que motivan la consulta. Alrededor del 30% de estos casos mantienen los síntomas localizados únicamente en los músculos oculares, pero un 30-40% de los pacientes evolucionarán a una forma generalizada. En el 10-30% restante se puede producir una remisión espontánea, generalmente dentro del primer año de iniciada la enfermedad, aunque las recaídas son posibles. Los pacientes que tienen un comienzo de la enfermedad más temprano tienen una mayor posibilidad de remisión.

Otra forma de presentación de la enfermedad es en su forma generalizada afectando principalmente a las extremidades superiores, aunque también a las inferiores, así como a los músculos del cuello y el diafragma. La debilidad muscular, en estos casos, puede instalarse progresivamente o en forma aguda. “Las personas que ven afectados sus músculos respiratorios, un 10-15% de los pacientes, representan los casos más graves de miastenia. Aunque hace años la mortalidad asociada a fallos respiratorios podía superar el 30%, hoy en día esta proporción se ha reducido de forma drástica. Aun así, es una patología de riesgo, con un alto coste socio-sanitario -unos 15.000 euros por paciente- que necesita de un seguimiento y tratamiento adecuado”, explica el Dr. Gerardo Gutiérrez, Coordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Neuromuscualres de la Sociedad Española de Neurología.

Cada año se diagnostican en España unos 700 nuevos casos -el 60% antes del primer año de experimentar los primeros síntomas-, de los cuales, entre un 10 y un 20% se dan en la infancia o en la juventud. En la infancia y adolescencia se reconocen tres diferentes entidades: miastenia gravis neonatal, síndromes miasténicos congénitos y miastenia gravis juvenil o autoinmune, siendo la mistenia gravis neonatal la que mejor pronóstico tiene de todas ellas ya que se trata de una condición benigna –cuyo principal síntoma es la dificultad en la alimentación- que puede remitir espontáneamente entre la segunda y cuarta semana.

La miastenia gravis afecta a individuos de todas las edades, aunque tiene una mayor incidencia en la edad reproductiva de las mujeres (entre los 20 y los 40 años) y en hombres de entre 50 y 70 años.

La miastenia gravis afecta a individuos de todas las edades, aunque tiene una mayor incidencia en la edad reproductiva de las mujeres (entre los 20 y los 40 años) y en hombres de entre 50 y 70 años.La miastenia gravis afecta a individuos de todas las edades, aunque tiene una mayor incidencia en la edad reproductiva de las mujeres (entre los 20 y los 40 años) y en hombres de entre 50 y 70 años. No obstante, estamos asistiendo a un cambio en la distribución con la aparición de cada vez más casos a edades avanzadas por el aumento de la supervivencia de la población. Es precisamente en el grupo de personas mayores de 65 años, donde en los últimos años en España se ha registrado el mayor incremento de casos. No obstante, a lo largo de los años, se ha evidenciado un aumento del número de casos en todos los rangos de edad, gracias a una cada vez mejor identificación de los pacientes y a un cambio en la historia natural de la enfermedad debido a los avances terapéuticos.

El tratamiento de la miastenia gravis ha avanzado en los últimos años especialmente debido a la disponibilidad de nuevos fármacos, lo que ha permitido que un 90% de los pacientes puedan llevar vidas normales o casi normales. ”Sin embargo, ésta enfermedad no dispone de un tratamiento curativo, los tratamientos de los que disponemos son sintomáticos, deben ser individualizados y siguen siendo fundamentales para que muchos pacientes sobrevivan o logren aumentar su calidad de vida. En este sentido, el cuidado en unidades multidisciplinares y especializadas ha supuesto un importante avance en estas patologías”, señala el Dr. Gerardo Gutierrez.

La Sociedad Española de Neurología recomienda que exista una Unidad especializada en enfermedades neuromusculares por cada millón de habitantes y que todos los hospitales de referencia dispongan de una. Se espera que los servicios especializados en la atención integral de esta patología, que ya existen en varias comunidades autónomas, lleguen a ser oficialmente reconocidos.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

neurología neuromusculares

“1 minuto para el Crohn, 1 minuto para la EII”

•La enfermedad de Crohn pertenece a un grupo de afecciones conocidas como enfermedades inflamatorias intestinales de carácter crónico que afecta al aparato digestivo provocando lesiones de distinta gravedad.

• Janssen lanza la campaña ‘1 minuto para el Crohn. 1 minuto para la EII’ para dar a conocer y apoyar a los más de 150.000 pacientes que hay en España.

• Esta inflamación incontrolada daña la pared del intestino y puede provocar síntomas como diarrea y dolor abdominal condicionando la vida de los que la padecen.

• Janssen se une a la celebración de las EII para apoyar todos los esfuerzos por aumentar la comprensión y el reconocimiento de la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa en todo el mundo.

• La campaña cuenta con 4 vídeos de pacientes reales que testimonian su convivencia con la enfermedad. Están disponibles en el canal youtube de ACCU España y se podrán también ver desde el propio canal y la web de Janssen.

Coincidiendo con el Día Mundial de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), celebrado el 19 de mayo, Janssen arranca la campaña ‘1 minuto para el Crohn. 1 minuto para la EII’, con la colaboración de la Confederación de Asociaciones de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de España (ACCU España) para dar a conocer y apoyar a los más de 150.000 pacientes que hay en España. A nivel mundial se estima que la enfermedad afecta a cinco millones de personas.

La EII es una enfermedad inflamatoria de carácter crónico que afecta al aparato digestivo provocando lesiones de distinta gravedad y engloba dos patologías, la enfermedad de Crohn (EC) y la colitis ulcerosa (CU). En la primera, la inflamación puede estar en cualquier lugar del aparato digestivo, mientras que la CU afecta únicamente al colon; pero ambas son inflamaciones incontroladas que dañan la pared del intestino y pueden provocar síntomas como diarrea y dolor abdominal condicionando la vida de los que la padecen. Se estima que uno de cada tres pacientes tiene al menos una enfermedad asociada a la patología de base y, además, un porcentaje alto deberán someterse a cirugía; en torno al 70% de los pacientes de crohn y entre un 10% y un 40% de los que tienen colitis ulcerosa.

Bajo el lema: ‘Para conocer, para pensar, para ponernos en su lugar. Dedicarles 1 minuto de nuestro tiempo es mucho para ellos’, la campaña cuenta con 4 vídeos testimoniales de pacientes reales. Con el aval de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), los pacientes cuentan en primera persona el impacto que la enfermedad tiene en sus vidas –diagnóstico, cirugía, tratamiento y estilo de vida– y la importancia de contar con el apoyo de una asociación de pacientes a su lado. Los vídeos están disponibles en el canal youtube de ACCU España y también se también ver desde el propio canal y la web de Janssen.

Con el hashtag #1MinutoparalaEII se puede apoyar esta iniciativa en las redes sociales para que la población se conciencie y también se forme de una forma lúdica y rápida sobre la enfermedad. Para fomentar la participación ciudadana, durante el día de hoy la campaña estará en la estación de Atocha de Madrid. A través de un juego de memoria y en solo 1 minuto los que quieran sumarse tendrán que reconocer y emparejar los mensajes clave de la campaña con diferentes alternativas propuestas, por ejemplo, el número total de pacientes en España, la edad media de diagnóstico, los síntomas característicos de la enfermedad, etc. En definitiva, como expresa Julio Roldán, presidente de la Confederación de Asociaciones de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de España, “una iniciativa necesaria, que hace fácil lo difícil al lograr transmitir la complejidad de vivir con una EII, y que viene a resolver la gran dificultad que sienten muchos pacientes cuando cuentan a otros por lo que están pasando”.

Con esta campaña, Janssen refuerza su compromiso por iniciativas que mejoren la calidad de vida del paciente con EII. “En Janssen nos centramos en apoyar a los pacientes investigando y desarrollando medicamentos innovadores para el tratamiento de la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, pero también cooperamos con organizaciones de pacientes y profesionales de la salud de todo el mundo para promover la concienciación sobre las EII, el diagnóstico temprano y el tratamiento, hacer frente a las cargas físicas, sociales y psicológicas que a menudo están asociadas con estas enfermedades inflamatorias”.

La colitis afecta a la pared del intestino grueso (colon), mientras que la enfermedad de Crohn puede aparecer en cualquier parte del aparato digestivo (desde la boca hasta el ano).

Acerca de la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn

En España la colitis ulcerosa es más frecuente que la enfermedad de Crohn, 58% frente al 42%. En concreto, 12 y 7 nuevos casos por cada 100.000 habitantes y año, respectivamente. La media de edad del diagnóstico es a los 29,5 años, pero el 25% son menores de edad, presentándose la enfermedad en la adolescencia y, además, en la población infantil su prevalencia se ha triplicado en los últimos 15 años.

Las dos se caracterizan por ser enfermedades del intestino, autoinmunes, inflamatorias y crónicas, que evolucionan en brotes y periodos de remisión. La colitis afecta a la pared del intestino grueso (colon), mientras que la enfermedad de Crohn puede aparecer en cualquier parte del aparato digestivo (desde la boca hasta el ano). Ambas alteran la capacidad del organismo para digerir los alimentos y absorber los nutrientes y comparten características clínicas y patológicas, además de síntomas comunes, como son la diarrea, sangre en las heces, cansancio, dolor abdominal, pérdida de apetito, pérdida de peso y fiebre.

Las causas se desconocen, aunque se cree que puede deberse a la interacción de factores genéticos, ambientales y a cambios en la microbiota intestinal. Aunque no existe cura, los pacientes de EII disponen de medidas generales (dieta saludable, principalmente), tratamiento farmacológico con muchos avances y cirugía para combatir la enfermedad.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

Aparato digestivo

El estigma de la depresión, un obstáculo para pedir ayuda

“Hay que hablar de la depresión con normalidad y no ocultarla como si fuera un secreto”, alertan los expertos.

• Una mayor comprensión del problema combatiría la estigmatización asociada a la enfermedad y aumentaría el número de personas que piden ayuda.

•Alrededor del 50% de los pacientes con depresión en remisión no se consideran a sí mismos recuperados y más del 70% siguen presentando síntomas cognitivos2 , tales como dificultad de concentración, olvidos frecuentes, indecisión con dificultad para tomar decisiones y priorizar, y procesamiento retardado (habla y respuestas lentas).

• Lundbeck lanza ‘Las Caras Ocultas de la depresión’ una campaña de concienciación sobre la problemática de la recuperación funcional tras la depresión.

La estigmatización de la depresión sigue siendo un obstáculo para que las personas de todo el mundo pidan ayuda. Para combatir esta realidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido dedicar el Día Mundial de la Salud de 2017, que se celebra el 7 de abril, a la depresión, una enfermedad mental que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo (2,4 millones en España) y que va en aumento.

Bajo el lema ‘Hablemos de la depresión’, el objetivo de la OMS es acabar con esta estigmatización y conseguir que el público en general esté mejor informado sobre esta enfermedad mental, sus causas y posibles consecuencias, que pueden llevar incluso al suicidio4 , y sobre la ayuda disponible para la prevención y tratamiento. “Es necesario normalizarla. Muchos la ocultan, la mantienen en secreto, pero ello no contribuye a curarla antes”, se lamenta José Ramón Pagés, coordinador de la Asociación Nacional de Ayuda al Enfermo de Depresión (ANAED).

“La salud mental, en la que se incluye la depresión, es una parcela infra desarrollada de la salud en todos los países, también en Europa, donde sigue siendo una asignatura pendiente”, denuncia el Prof. Julio Bobes, Presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP). “Ha pasado de ser una especialidad anecdótica a ser una más, sobre todo debido al elevado grado de discapacidad y de desgaste que conllevan las enfermedades mentales más prevalentes. La OMS pretende equilibrar la actual situación de agravio de dotación de recursos y de insuficiencia de fondos”, explica el Prof. Bobes.

Se estima que entre el 30 y el 50% de los pacientes con depresión no están diagnosticados y a pesar de la existencia de tratamientos eficaces, más de la mitad no los recibe . De extenderse el diagnóstico y el tratamiento de la depresión, se podrían evitar hasta el 70% de los suicidios, según José Ramón Pagés.

Recuperar completamente al paciente es una de los grandes retos actuales en la depresión. Desde el punto de vista afectivo y somático, “los tratamientos antidepresivos consiguen mejorar el comportamiento de los pacientes, que vuelven a estar activos, más animados, recuperan el apetito, la sexualidad y el sueño”, explica el Presidente de la SEP. Además, actualmente también existen fármacos que logran que el paciente recupere su capacidad cognitiva y ejecutiva.

El 50% de los pacientes con depresión en remisión no se consideran a sí mismos recuperados 1 y más del 70% siguen presentando síntomas cognitivos.

El 50% de los pacientes no se consideran a sí mismos recuperados

Alrededor del 50% de los pacientes con depresión en remisión no se consideran a sí mismos recuperados 1 y más del 70% siguen presentando síntomas cognitivos, uno de los problemas residuales más prevalentes en esta enfermedad, asociados a una mala evolución a largo plazo. Entre ellos se encuentran la dificultad de concentración, olvidos frecuentes, indecisión con dificultad para tomar decisiones y priorizar, y procesamiento retardado (habla y respuestas lentas). “Ahora nuestras necesidades están centradas en el entorno intelectual. Necesitamos buenos fármacos con capacidad para mejorar el sistema cognitivo y de ejecución. Es preciso investigar para mejorar la capacidad cognitiva, es decir, encontrar fármacos pro cognitivos”, declara el Prof. Bobes.

La recuperación funcional es necesaria en todos los ámbitos de la vida: entorno social, afectivo, profesional/académico, pero la existencia de síntomas depresivos residuales se relaciona significativamente con un elevado riesgo de recaída tras el tratamiento. “En la depresión no hay un antes y un después. La recuperación es un proceso largo y siempre queda una huella que hace que seas mucho más sensible y vulnerable a una recaída. Es comparable a cuando te rompes un hueso, siempre hay algo que te recuerda que el hueso puede volver a romperse de nuevo”, explica el coordinador de ANAED.

La depresión no es sólo un trastorno del estado de ánimo. Es una enfermedad mental compleja, multidimensional y heterogénea

‘Las caras ocultas de la depresión’

Las caras ocultas de la depresión’ La depresión no es sólo un trastorno del estado de ánimo. Es una enfermedad mental compleja, multidimensional y heterogénea, con una extensa variedad de síntomas, tanto afectivos (tristeza, ansiedad, irritabilidad, bajo estado de ánimo, desesperanza…) como cognitivos (dificultades de atención y concentración, de memoria, de toma de decisiones y planificación, etc.) y somáticos (fatiga, cambios en el apetito y peso, alteraciones del sueño, cefalea, problemas estomacales…). En relación al gran reto de la depresión sobre la recuperación funcional y cognitiva, Lundbeck ha elaborado un vídeo sobre ‘Las caras ocultas de la depresión’ con motivo del Día Mundial de la Salud. El audiovisual, por distintas sociedades médicas y de pacientes, aborda síntomas como la lentitud de pensamiento, la dificultad para recordar o planear, la indecisión y la falta de concentración. Todos estos síntomas cognitivos incapacitan a la persona con depresión a llevar una vida normal. “Un diagnóstico a tiempo y un buen tratamiento de esta enfermedad pueden ser la solución para recuperar tu vida y volver a estar al 100%”, concluye el vídeo de Lundbeck.  Link del video de YouTubehttps://youtu.be/5xyhoSYzNdw

Una enfermedad con un elevado coste personal y sanitario

Una enfermedad con un elevado coste personal y sanitario. La depresión provoca angustia mental y puede afectar a la capacidad de las personas para llevar a cabo incluso las tareas cotidianas más simples, lo que tiene en ocasiones efectos nefastos sobre las relaciones con los familiares y amigos y sobre la capacidad de ganarse la vida, llevando incluso al suicidio. La OMS afirma que la depresión es la principal causa mundial de discapacidad y que contribuye de forma muy importante a la carga mundial general de morbilidad.

“Hay distintos grados, pero cuando una depresión es mayor, te llega a incapacitar de tal manera que no eres capaz de vestirte ni de comer. No eres capaz de concentrarte. Es una enfermedad tan inexplicable que, en más de una familia, puede provocar casos de divorcio y depresión. Si esta enfermedad se conociera mejor, no provocaría tantas catástrofes”, afirma José Ramón Pagés.

Una mayor prevención y la introducción de mejoras en el tratamiento reducirían el elevado coste personal de la enfermedad así como el elevado coste económico que supone para el sistema sanitario y laboral. “Desde un punto de vista cuantitativo, no hay más que ver cuántas personas son incapacitadas permanentes totales y /o absolutas después de un trastorno depresivo mayor, las cifras son muy notables. Las bajas laborales tienen un coste importantísimo para la economía”, advierte el Prof. Bobes.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

psiquiatría

“Es importante que los pacientes con Párkinson no pierdan su autoestima”

• Una campaña internacional con motivo del Día Mundial del Párkinson,”DANDO LO MEJOR DE MÍ”: Las personas con Párkinson son mucho más que su enfermedad, propone demostrar que se puede llevar una vida normal.

• La iniciativa tiene como objetivo  inspirar y empoderar a millones de personas con párkinson en todo el mundo.

El párkinson va más allá de los síntomas físicos: también implica una pérdida de independencia.

Imagina que no eres capaz de controlar tu propio cuerpo. En tu mente nada ha cambiado, pero tu cerebro parece haber olvidado cómo decirle a tu cuerpo que realice tareas como atarte los zapatos o usar un cepillo de dientes.

Eso es lo que se siente al vivir con el párkinson, un verdadero reto para los 10 millones de personas con este diagnóstico en todo el mundo. El párkinson es una enfermedad neurodegenerativa progresiva. Para los que viven con estos síntomas y para sus familiares, el párkinson va más allá de los síntomas físicos: también implica una pérdida de independencia.

Para sensibilizar a la sociedad sobre esta enfermedad y ayudar a la gente a que no pierda su autoestima, Bial ha invitado a personas con párkinson a participar en un vídeo que los retrata dando lo mejor de sí mismos, centrándose en lo que pueden hacer en lugar de en lo que no pueden hacer: abotonarse la camisa, maquillarse, atarse los zapatos o incluso bailar y tocar la guitarra. Sencillas tareas diarias acompañadas de una melodía alegre y feliz creada especialmente para la campaña.

António Portela, CEO de BIAL, explica el tono positivo de la campaña: “El párkinson puede cambiar mucho la vida de las personas, pero es muy importante que no pierdan su autoestima. Por eso queríamos hacer algo distinto a los retratos negativos de las personas con esta enfermedad y mostrarle a todo el mundo lo que pueden hacer. Esperamos poder inspirar y empoderar a los millones de personas que viven con los síntomas del párkinson para que nunca renuncien a su dignidad. El objetivo de BIAL es mejorar la vida de las personas con párkinson.”

La campaña se ha lanzado oficialmente en abril, con motivo del Día Mundial del Párkinson que se celebra el 11 de abril, y aparecerá en el sitio web y las redes sociales de BIAL, así como en las redes sociales de la Asociación Europea de la Enfermedad de Parkinson (EPDA).

1,2 millones de personas de la Unión Europea sufren párkinson, con aproximadamente 150 000 casos en España.

Sobre el Párkinson

El párkinson es una enfermedad neurodegenerativa crónica y progresiva, caracterizada por una fuerte disminución de la dopamina, un neurotransmisor, debido a la degeneración de unas neuronas cerebrales específicas.

La evidencia epidemiológica apunta a una interacción compleja entre la vulnerabilidad genética y los factores ambientales. Las manifestaciones clínicas suelen empezar después de la edad de 50 años (la edad media del diagnóstico es alrededor de los 60 años) y su prevalencia es de unos 300 casos cada 100 000 habitantes, aumentando a 1 de cada 100 a la edad de 55-60 años. Según la Asociación Europea de la Enfermedad de Parkinson, 1,2 millones de personas de la Unión Europea sufren párkinson, con aproximadamente 150 000 casos en España.

El diagnóstico del párkinson se basa en la observación clínica. A menudo los pacientes presentan alguno de estos signos fundamentales: temblor en reposo, rigidez y bradicinesia. Otros síntomas frecuentes del párkinson son la inestabilidad postural, la hiponimia, una disminución del parpadeo, una postura encorvada y una reducción del giro del brazo. La enfermedad incapacita progresivamente a los pacientes, que ven cómo afecta a su vida y sus actividades cotidianas.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

Enfermedades Entrevistas neurológicas neurología

Más de la mitad de las personas en edad de jubilación sufren al menos dos enfermedades crónicas a la vez

• El 95% de los recursos se emplean para su tratamiento y menos del 5% para su prevención.

•Estas enfermedades siguen siendo una epidemia y un desafío para los sistemas sanitarios.

La insuficiencia renal crónica es una de las que más recursos humanos, técnicos y farmacológicos consume.

En los países desarrollados más de la mitad de personas en edad de jubilación sufren al menos dos enfermedades crónicas de forma simultánea y más del 95% de los recursos destinados se emplean para su tratamiento y menos del 5% a su prevención. Una situación que se agrava por el enfoque fragmentado en su atención médica, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) lleva a malgastar entre el 20 y el 40% de los recursos (sobreuso de medicinas, pruebas diagnósticas duplicadas, utilización inadecuada de los servicios, etcétera). Así lo ha manifestado Armin Karch, vice presidente de South Western Europe de Fresenius Medical Care (FMC), en el marco del 20º Congreso Nacional de Hospitales que se acaba de celebrar en Sevilla.

Las enfermedades crónicas tienen carácter epidémico y representan un desafío para la política y economía sanitarias, por lo que “los sistemas sanitarios tienen que afrontar un proceso de cambio que les permita hacer frente a este nuevo desafío. Concretamente, la enfermedad renal, en cuyo tratamiento sustitutivo FMC es líder, es una de las enfermedades crónicas que más recursos humanos, técnicos y farmacológicos consume, en un contexto en el que este tipo de condiciones tienen un impacto importante en la economía de la salud, tanto en países desarrollados como en aquellos en vías de desarrollo”, comentó Karch.

Frente a esta situación, este experto aboga por un mayor enfoque en la prevención de las enfermedades crónicas, así como por una reorientación del sistema hacia una mayor coordinación entre atención primaria y especializada, organizando la asistencia alrededor del paciente y en base a criterios objetivos, basados en la evidencia. “Aplicando los principios de Value Based Healthcare”, argumentó el vice presidente de FMC, “los agentes que intervienen en el cuidado de estos pacientes deben adecuar los recursos empleados a la situación de cada persona. De este modo, se puede contribuir a la mejora de su calidad de vida y a la sostenibilidad del sistema. La reducción de la tasa de hospitalización y, en general, la des-hospitalización del paciente crónico y fomento del tratamiento ambulatorio y domiciliario serán unos de los grandes desafíos que debemos superar”.

En este nuevo panorama cobra valor la valiosa aportación de las tecnologías de la información, con múltiples soluciones digitales que impactan de forma práctica en el modo de provisión de servicios sanitarios y en la mejora de los resultados de salud (inteligencia artificial, m-health, Internet-of-things, … entre otros). En este contexto, Karch hizo referencia a la importancia del big data en la generación de modelos predictivos y algoritmos de decisión, cuya aplicación práctica ya es una realidad y con los que ya trabaja FMC en el ámbito del paciente en diálisis. “Contamos con una gran experiencia gracias al volumen de tratamientos que administramos: dializamos a un paciente cada 0.7 segundos en el mundo y administramos 46 millones de tratamientos al año. Esto genera un gran número de datos que nos permite desarrollar modelos predictivos en relación con posibles riesgos de complicaciones en el paciente. Sin adaptar el modelo a esta nueva realidad, no se podrán mejorar los resultados de salud y no podremos hablar de un sistema sanitario sostenible”, concluyó Armin Karch

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

Enfermedades

El 86% de los europeos con depresión está en edad de trabajar

• La depresión cuesta 92.000 millones de euros al año en la UE, principalmente por pérdida de productividad, según el Informe de Expertos para un Mejor Abordaje de la Depresión en el Ámbito del Trabajo.

• De los pacientes que están en esta franja, el  10% sufre un episodio depresivo al año , con una duración media de 35,9 días por episodio.

• El abordaje de los síntomas cognitivos de la depresión, tales como la dificultad de concentración, los olvidos frecuentes, la indecisión con dificultad para tomar decisiones y priorizar, y el procesamiento retardado (habla y respuestas lentas), son cruciales para la recuperación funcional del paciente en todas las esferas de su vida, incluida la profesional.

Jerónimo Saiz, Jefe de Servicio de Psiquiatría del  Ramón y Cajal de Madrid, y la Dra. Margalida Gili, decana de la Facultad de Medicina de la Universidad de las Islas Baleares, en la presentación del “Informe para un Mejor Abordaje de la Depresión en el Ámbito del Trabajo”, en colaboración con Lundbeck.

El coste anual de la depresión en la Unión Europea se sitúa en 92.000 millones de euros debido, fundamentalmente, a la pérdida de productividad de los trabajadores.La depresión se asocia, además, con altas tasas de desempleo y bajas laborales. Así, esta patología mental se relaciona con un 19% menos de probabilidades de estar empleado o una disminución de los días trabajados en un año en torno a 7-8 semanas . Se estima que el coste total de la depresión en la UE constituye más del 1% del PIB . Y es que el 86% de los europeos que padece depresión está en edad de trabajar. Dentro de esta franja, el 10% sufre un episodio depresivo al añoi , con una duración media de 35,9 días por episodio.

El impacto de la depresión sobre la población trabajadora y, por tanto, sobre el tejido empresarial español, conlleva serias consecuencias profesionales, sociales y económicas en España. La depresión se relaciona con menor productividad, absentismo y presentismo laboral, mayor riesgo de desarrollar otras enfermedades, ya sean mentales o físicas, incremento del uso de los servicios sanitarios, un mayor número de accidentes y jubilación anticipada. Así lo han puesto de manifiesto en Madrid el Profesor Jerónimo Saiz, Jefe de Servicio de Psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, y la Doctora Margalida Gili, Decana de la Facultad de Medicina de la Universidad de las Islas Baleares, en la presentación del “Informe para un Mejor Abordaje de la Depresión en el Ámbito del Trabajo”, en colaboración con Lundbeck.

El trabajado/a tiende a ocultar los síntomas de una enfermedad como es la depresión

La exclusión del mercado laboral, que con frecuencia provoca la depresión, potencia el estigma del paciente y la merma económica, algo que contribuye a su vez a rebajar su autoestima. Estos síntomas, unidos al aumento de incidencia del trastorno, sitúan a la enfermedad como un problema capital para la economía, ya que constituye una de las principales causas de baja laboral por incapacidad temporal y permanente. Según el Prof. Saiz, “a consecuencia de la crisis económica, la precariedad en el empleo y las posibilidades de ser despedido han aumentado, y el trabajador tiende a ocultar los síntomas de una enfermedad como es la depresión, especialmente por el estigma que aún hoy persiste de culpabilizar al enfermo de estarlo. Por tanto, vuelve el fenómeno del presentismo: el paciente está en su puesto de trabajo pero no es capaz de realizar las tareas que tiene asignadas porque la enfermedad no se lo permite. Trata de que no se le etiquete como un mal trabajador, pero su rendimiento no es bueno, esto incrementa su desvalorización y auto-reproche y constituye un problema”.

Tratar los síntomas cognitivos, vital para que el paciente recupere la funcionalidad

Aproximadamente, el 80% de la pérdida de productividad debida a la depresión puede atribuirse a una inadecuada capacidad en la ejecución de las tareas más que a la ausencia del puesto de trabajovi. En este sentido, se ha infravalorado la importancia de los síntomas cognitivos en la depresión, uno de los síntomas residuales más prevalentes que persisten tras la mejoría de la enfermedad pero siguen limitando la actividad habitual del paciente: dificultades de atención y concentración, de memoria, de toma de decisiones y planificación, de agudeza mental y velocidad de pensamiento.

Para lograr que las personas que padecen depresión puedan llevar una vida lo más normal posible, continuando con su actividad laboral, hay que tener en cuenta los síntomas cognitivos de la depresión. En esta línea, varios estudios han apuntado que con el tratamiento adecuado, los trabajadores pueden desempeñar con normalidad sus funciones. Esto implica un ahorro en bajas médicas y un incremento de la productividad, así como una mayor integración en la organización, este último aspecto clave para la recuperación de los pacientes.

El objetivo terapéutico de la depresión, en la actualidad, persigue que el paciente recupere la funcionalidad, de modo que pueda desempeñar las tareas de su día a día como lo hacía antes de la enfermedad.

Como explica el Prof. Saiz, “un paciente con depresión se puede reincorporar a su puesto de trabajo cuando se siente capaz de hacerlo, los síntomas de la enfermedad han remitido lo suficiente y ha recuperado sus capacidades básicas. En este sentido, los síntomas cognitivos tienen mucha importancia para la recuperación funcional del trabajador con depresión. Cuando hablamos de cognición muchas veces se piensa en temas muy generales pero también hay que hacerlo en aspectos concretos como la función ejecutiva, la capacidad para planificar, decidir, enfrentarse a situaciones… y todo esto también está condicionado por la pérdida que la depresión induce en estas facultades”.

Para la Dra. Margalida Gili, “la sintomatología cognitiva constituye un síntoma nuclear de la depresión. Con frecuencia la atención sobre las personas que padecen este trastorno se ha centrado en la tristeza y en la pérdida de placer por actividades antes vividas como satisfactorias. Sin embargo, investigaciones recientes muestran cómo estos síntomas cognitivos contribuyen en gran medida a la discapacidad que genera este trastorno”.

El objetivo terapéutico de la depresión, en la actualidad, persigue que el paciente recupere la funcionalidad, de modo que pueda desempeñar las tareas de su día a día como lo hacía antes de la enfermedad. Por ello, resulta crucial prestar atención a la presencia de síntomas residuales cognitivos, con el fin de detectarlos y tratarlos en beneficio de la calidad de vida del paciente, pero también de las empresas. No en vano, abordar correctamente la depresión y facilitar la reinserción redunda en la productividad empresarial. Y es que los costes de tratar la depresión son mucho menores que las consecuencias de no hacerlo.

Sin embargo, alrededor del 50% de los pacientes no llega a ser tratado correctamente. La clave del adecuado tratamiento de la depresión radica en la detección precoz, fundamental para el mejor pronóstico de esta enfermedad, caracterizada por síntomas afectivos, cognitivos y somáticos, además de con altas tasas de recurrencia y tendencia a la cronificación.

En Europa, se han diseñado y aplicado algunos programas en empresas con resultados positivos frente a la depresión.

¿Qué papel pueden desempeñar las administraciones y empresas?

Según pone de manifiesto el “Informe para un Mejor Abordaje de la Depresión en el Ámbito del Trabajo”, hasta el momento, no existen programas nacionales efectivos que se hayan destinado a mejorar el problema de la depresión en el entorno laboral. Uno de los motivos es que no se habían tenido en cuenta los enormes costes sobre el número de personas afectadas, las empresas y la economía en su conjuntoix. Sin embargo, parece evidente que las políticas públicas tienen un rol fundamental en combatir la depresión y el impacto social y económico que esta enfermedad provoca a la sociedad.

Como explica la Dra. Gili, “en Europa, se han diseñado y aplicado algunos programas en empresas con resultados positivos. El objetivo de estos programas se centra en promover la salud mental, apoyar a los trabajadores cuando puedan estar en situación de riesgo y enseñar a manejar los problemas de salud mental cuando estos aparecen. En España, hasta donde conocemos, no existen programas de este tipo que requieren un esfuerzo importante tanto económico como formativo, así como una continuidad en el tiempo, difícil de imaginar durante los últimos años de crisis”.

El grupo de expertos autor del informe cree que España tiene un gran potencial para convertirse en un referente en el tratamiento de la depresión en el ámbito laboral. Para ello, argumenta, son necesarias medidas que comiencen con la sensibilización entre decisores políticos, responsables sanitarios, empresarios y directivos de empresa, así como los propios pacientes. El regreso del enfermo a su actividad previa es también un momento crítico que requiere apoyo y flexibilidad.

Las instituciones, administraciones públicas y las empresas deberían concienciarse de que la depresión no es un problema del trabajador, es también un problema del empleador y como tal, deberíamos aprender el ejemplo del manejo de otros trastornos crónicos en el ámbito laboral, creando una estrategia de prevención y promoción de la salud, detección precoz del trastorno, intervención sobre el mismo y manejo de la discapacidad que genera. Todo ello, a partir de la evidencia científica publicada, que en estos momentos empieza a ser considerable”, afirma la Dra. Margalida Gili.

En este sentido, la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo (2015- 2020) establece que la mejora de las condiciones de trabajo contribuye a reducir el coste derivado de los accidentes laborales y las enfermedades profesionales y, así, debe servir de catalizador para aumentar la productividad de las empresas, el crecimiento económico, la generación de empleo y la mejora de la calidad de vida de los trabajadores. Este objetivo puede aplicarse también a la depresión en el entorno laboral.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

psiquiatría

“Los trastornos mentales están infradiagnosticados en los mayores”

• En el Día Mundial de la Salud Mental, hoy 10 de octubre, los expertos reconocen que los  trastornos mentales, frecuentes en las personas mayores, impiden disfrutar de una madurez activa.

• Es frecuente que las personas mayores y sus familias, y también los profesionales, perciban los problemas de salud mental como una consecuencia inevitable del envejecimiento, y no como problemas de salud que pueden mejorar si se utiliza el tratamiento adecuado.

hombredepre

La depresión en los mayores es un factor de riesgo que puede anunciar una mortalidad prematura.

Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología quiere recalcar que en general, las personas mayores se sienten más insatisfechas de su vida que las personas jóvenes. Problemas  como  depresión y  ansiedad aumentan en las últimas etapas de la vida. La depresión afecta a un índice de población con más de 65 años, entre el 10% y el 15%, aunque el número puede ser mayor incluso cuando se tiene en cuenta el espectro total de los síndromes depresivos, incluyendo la depresión subclínica.

Difícil de diagnosticar

A veces, este trastorno se infradiagnostica al imputar a la edad cambios en el estado emocional que no son propios de la misma.  Es muy frecuente encontrar depresión en personas que están ingresadas en residencias de mayores. Hay que tener en cuenta también que estos problemas de salud mental pueden interactuar en el grupo de personas mayores, haciendo que el procedimiento de valoración y de gestión sea más difícil. Para el presidente de la SEGG, el doctorJosé Antonio López Trigo “las personas mayores , sus familias y también los profesionales perciben los problemas de salud mental como una consecuencia inevitable del envejecimiento, y no como problemas de salud que pueden mejorar si se utiliza el tratamiento adecuado”.

Mujeres que viven solas, con más riesgo de problemas mentales

Hay ciertos grupos que tienen más riesgo de padecer trastornos mentales, y son los siguientes: mujeres, personas que no están casadas o viven solas, personas con enfermedades físicas y personas discapacitadas (especialmente cuando cursan con dolor y trastornos del sueño).

depresionmujer

Las mujeres y las personas que no están casadas o viven solasson más vulnerables a las dolencias mentales.

La depresión como factor de riesgo de discapacidad

Más allá de este impacto inmediato y profundo en la calidad de vida, la depresión en la población de mayores es un factor de riesgo de la discapacidad funcional y puede anunciar una mortalidad prematura, ya que las personas con depresión son más proclives, entre dos y tres veces, a padecer dos o más enfermedades crónicas, y tienen, entre dos y seis veces más posibilidades tener, por lo menos, una limitación en sus actividades diarias, si se compara con grupos más jóvenes. La depresión con morbilidad asociada en personas mayores aumenta también la frecuencia y el coste de la asistencia profesional y el riesgo de ingreso prematuro en residencias de ancianos.

Factores que relacionados con los trastornos mentales

Existen diversos factores que influyen en la aparición de los trastornos mentales en el caso de las personas mayores:

•   La salud física deficitaria y las limitaciones funcionales. La salud física es una preocupación básica de muchas personas mayores y está frecuentemente relacionada con estados de salud mental que también son deficitarios. Está demostrado que hay una comorbilidad importante de los trastornos de salud mental y de las enfermedades crónicas, que incluyen las lesiones recurrentes (por ejemplo las caídas), los accidentes cardiovasculares y el dolor crónico. “Los trastornos mentales tienen mucho impacto en la discapacidad, la evolución de la enfermedad, el cumplimiento terapéutico y el riesgo de mortalidad prematura”, explica el Dr. López Trigo.

muscular5

Los factores sociales y económicos aumentan los problemas mentales en mayores.

•  También hay que destacar que existen discapacidades, como los problemas de audición y sordera, que conducen también a la depresión, ya que la salud mental deficitaria y la soledad aumentan debido al impacto de estos problemas de salud de las personas mayores que dificulta el poder relacionarse y participar en la vida activa.

•  Los factores sociales y económicos aumentan la vulnerabilidad de las personas mayores en lo referente a los trastornos mentales.

•  Cuidadores como grupos de riesgo. La atención no profesional o familiar es la piedra angular de apoyo de las personas mayores que dependen del cuidado de los demás. Dispensar la atención necesaria en el hogar familiar acarrea tensión física, psicológica, social y económica, y los miembros de la familia (normalmente las mujeres) tienen a menudo que sacrificar muchas cosas para cuidar a sus familiares. El problema se agrava cuando los cuidadores no tienen la preparación suficiente, y la ayuda económica y humana es escasa. Como consecuencia de este hecho, los cuidadores tienen riesgo de padecer una enfermedad física o psicológica, lo cual indica que es necesario proporcionar ayuda a los cuidadores para evitar que caigan enfermos. El hecho es que es frecuente que los cuidadores presenten unos niveles clínicos elevados de ansiedad y fatiga, e incluso lleguen a sufrir una depresión.

pilates-mujer-mayor

Participar en actividades positivas aumenta el bienestar y mejora la salud mental de los mayores.

Mejorar la salud mental de nuestros mayores

Desde la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología se recomienda llevar a cabo unos cambios en el estilo de vida que contribuyan en el bienestar físico y mental de los mayores. Algunos de estos buenos hábitos son:

•  Aumentar la participación en actividades positivas. Está demostrado  que participar en actividades positivas aumenta el bienestar y mejora la salud mental de los mayores. Los programas integrales de aprendizaje o el voluntariado, por ejemplo, promueven la realización social y personal de las personas mayores.

•  Practicar ejercicio físico ayuda a mejorar la salud mental y a aumentar la participación social. El ejercicio, que normalmente se recomienda a la población de personas mayores, es una ayuda para mejorar la salud física, el bienestar, el estado psicológico y reducir los síntomas depresivos.

•   Mejorar la salud física y tratar las enfermedades crónicas pueden prevenir los trastornos mentales. Para ello es fundamental mejorar los hábitos de alimentación y el aumento del ejercicio físico.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

Geriatría

Mejor un riñón de 75 años que diálisis en lista de espera

 • Los pacientes trasplantados con un riñón de un donante mayor de 75 años tuvieron mejor supervivencia frente a aquellos que permanecieron en diálisis en lista de espera de trasplante, con una reducción en la mortalidad global de un 60%.

• La mejora fue especialmente relevante en aquellos receptores con una edad inferior a 65 años, siendo el beneficio en reducción de mortalidad de más del 80%.

• Este estudio, realizado conjuntamente por nefrólogos del Hospital del Mar y el Registre de Malalts Renals de Catalunya, será presentado de manera pormenorizada en el 46º Congreso de la Sociedad Española de Nefrología.

????????????????????????????????????

Los pacientes trasplantados con un riñón de un donante mayor de 75 años reducen su mortalidad en un 60% frente a aquellos que permanecen en diálisis en lista de espera de trasplante.

Un estudio retrospectivo realizado conjuntamente por nefrólogos del Hospital del Mar y el Registre de Malalts Renals de Catalunya ha puesto de manifiesto que aquellos pacientes trasplantados con un riñón de un donante mayor de 75 años reducen su mortalidad en un 60% frente a aquellos que permanecen en diálisis en lista de espera de trasplante.

La mejor supervivencia del paciente trasplantado (incluso con un donante con criterio expandido, es decir, aquel con más de 60 años o mayor de 50 años con al menos dos de los siguientes factores de riesgo: hipertensión arterial, nivel de creatinina sérica mayor de 1,5 mg/dl o causa de muerte por accidente cerebrovascular) con respecto al paciente que permanece en diálisis es un hecho contrastado en la literatura científica desde hace años. Sin embargo, el beneficio en supervivencia con riñones provenientes de donantes de edad muy avanzada no había sido analizado previamente. Esto puede ser debido a que la edad es el factor limitante fundamental para la aceptación de donantes renales en otros medios como en Estados Unidos.

Según los resultados de este estudio –que se presentará de manera pormenorizada en el 46º Congreso de la Sociedad Española de Nefrología–, los pacientes trasplantados con un riñón de un donante mayor de 75 años mejoraron su supervivencia frente a aquellos que permanecieron en diálisis en lista de espera; en concreto los años de vida proyectados fueron 11,4 en el grupo de trasplantados frente a 6,3 en el grupo que permaneció en diálisis en lista de espera. En aquellos receptores con una edad inferior a 65 años, se observó una reducción en la mortalidad especialmente relevante, siendo el beneficio del 80%.

dialisis2

Unos 4 millones de personas padecen en nuestro país enfermedad renal crónica (ERC), de las cuales algo más de 55.000 se encuentran en Tratamiento Renal Sustitutivo (TRS).

Sobre la Enfermedad Renal
Se estima que unos 4 millones de personas padecen en nuestro país enfermedad renal crónica (ERC), de las cuales algo más de 55.000 se encuentran en Tratamiento Renal Sustitutivo (TRS). Afortunadamente, más de la mitad (52%) son portadores de un trasplante renal funcionante y el resto precisa diálisis. Además, cada año, 6.000 españoles con insuficiencia renal progresan hasta la necesidad de seguir uno de los tres tipos de tipos de TRS (hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplante) y la prevalencia de la patología aumenta a un ritmo del 3% anual. Este incremento está relacionado con el envejecimiento de la población, con el incremento de patologías y factores de riesgo estrechamente relacionados con la enfermedad renal –enfermedad cardiovascular, diabetes, hipertensión, obesidad- y con el infradiagnóstico de la patología renal en sus estadios iniciales.

En EE.UU, los últimos estudios publicados sugieren que la ERC podría duplicarse en una década. En Europa, con una prevalencia inferior, se ha detectado un incremento anual cercano al 5%. Todos esos datos revelan la necesidad de mejorar el conocimiento social de la enfermedad renal, como se ha logrado con las enfermedades cardiovasculares, para promover así hábitos de vida saludables que contribuyan a la prevención de la patología renal. El diagnóstico temprano es otro de los grandes retos, pues casi el 25% de los pacientes ignoran su patología en fase inicial. La detección de la enfermedad renal en estadios avanzados tiene, además de un impacto elevado en la calidad de vida del paciente, un coste sanitario relevante, pues el tratamiento renal sustitutivo consume entre el 2,5 y el 3% del presupuesto del Sistema Público de Salud y un 4% de la atención especializada.

nefrología