La importancia de saber tratar el Autismo

• El psicólogo Jorge López Pérez Vallejo, experto en Terapia Breve Estratégica, ofrece las pautas de cómo tratar a niños con Autismo y cómo no hacerlo bien provoca trastornos de ansiedad.

El psicólogo Jorge López Pérez Vallejo, experto en Terapia Breve Estratégica

Por desgracia, a día de hoy, se estima que un 90% de los niños con Autismo han sufrido acoso escolar, un dato dramático y alarmante a nivel social que nos indica la falta de información que existe respecto al Trastorno del Espectro Autista, más preocupante aun si incluimos en este porcentaje de acoso a profesionales que deben velar por la seguridad y el bienestar de estos niños.

El Autismo es un trastorno neurobiológico y de desarrollo también conocido como Trastorno del Espectro Autista (TEA). Según estudios epidemiológicos realizados en Europa, en 2015 existía una prevalencia de aproximadamente 1 caso de TEA por cada 100 nacimientos, aunque no existen datos concretos, sobre todo en España, a falta de estudios poblacionales o censos oficiales. Abordar cada día la relación con una persona diagnosticada con TEA precisa de conocimiento, formación y estrategias de abordaje que no se dan ni en los centros educativos, ni en las familias, mucho menos en los amigos que puedan tener estos niños. Jorge López Pérez Vallejo, psicólogo, psicopedagogo y especialista en educación infantil indica que “existen fórmulas de tratamiento para poder vivir, trabajar, formar o compartir, y que deberían integrarse como formación dirigida a padres y madres, educadores y auxiliares o cuidadores, siendo estos últimos clave en la prevención del deterioro en el espectro con el que vive el niño o niña”.

“Tanto hechos preocupantes como los denunciados en Getafe, y otros mucho menos extremos pero existentes muy perjudiciales como la falta de atención, la queja o el aislamiento, acarrean consecuencias muy perjudiciales, tanto para su desarrollo y evolución cognitiva como para la socioemocional de esta persona, es enorme el impacto negativo que pueden tener estas conductas en estos niños”, advierte el psicólogo. “Las consecuencias más graves y más duraderas que desde la terapia breve estratégica tenemos identificadas se dividen en tres grandes áreas, el primer área, que es el más importante, afecta el sistema perceptivo y reactivo fóbico del niño o de la niña, despertando una constante sensación de miedo que afecta directamente al área del comportamiento y del aprendizaje. El segundo área afectado es el social, aumentando el aislamiento y disminuyen las relaciones; y el tercer área es el emocional, ya que aumenta el riesgo de sufrir problemas de salud mental asociados como depresión, ansiedad u obsesiones”, finaliza López Vallejo.

La Terapia Breve Estratégica

En la consulta de López Vallejo Psicología, el TEA se trata con todos los agentes implicados en la vida del niño o de la niña, pero también con adultos autistas, abordando terapeuticamente estos 3 áreas. Se trabaja con los padres y madres, quienes se convierten en nuestros coterapeutas y que junto con el psicologo se encargan de alinerarse con educadores, cuidadores, familiares y amigos.

Las técnicas utilizadas, aunque complicadas de entender científicamente por las bases teorcias que sustentan tan complicado trastorno y que solo son manejadas por quien las ha estudiado o investigado, se convierten en muy fáciles a llevar a cabo por todo el entorno de la persona que convive y se relaciona con el TEA. Estas estrategias se resumen en estas 5 técnicas:

* Observar sin intervenir como forma de prevenir: la agresión y violencia en la población TEA es reactiva, no planificada y deliberada por lo que se debe saber en cada caso porque se llega a esta extrema conducta.

* Repetir para reducir: el entorno más cercano debe estar formado para que los rituales repetitivos se conviertan en un juego que los reduzca hasta que desaparecen.

* Afrontar posibles transtornos emocionales que existan o que puedan aparecer: los estudios sobre ansiedad y TEA ha encontrado que un 39,6% de las personas con autismo tenían al menos un trastorno de ansiedad. Los tres tipos más comunes de estos trastornos eran los siguientes:

1) Fobia específica (29,8%)

2) Trastorno obsesivo-compulsivo (17,4%)

3) Trastorno de ansiedad social (16,6%)

* Formar e informar a todo el entorno que vive o convive con estas personas: el tratamiento se inicia con talleres dirigidos a todos los agentes implicados y que conviven con el niño.

* Se trabaja el aislamiento con técnicas de repetición y obligación, estas técnicas se abordad después de haber reducido las repticiones estereotipdas y los miedos y junto con los posibles trastornos emocionales que se hayan identificado.

López Vallejo acaba diciendo que en el campo de la psicología o de la psiquiatría no hay diagnósticos ciertos. Generalmente, cuando se formulan de manera rígida resultan peligrosos porque se transforman en anatemas lanzados sobre la persona y sobre la familia que, como en el caso descrito crean el efecto de la profecía que se autorrealiza.

Porque la salud es lo que importa…Pon #saludentuvida

neurología Psicología
Salud - mental -saludentuvida.com

Pedro, paciente de salud mental “sufrimos el miedo, el rechazo y la burla de la gente”

Salud - mental -saludentuvida.com

En nuestra sociedad tenemos una imagen “distorsionada” de la enfermedad mental. Los pacientes sufren incomprensión y rechazo. Necesitan más empatía. Foto: E. Moreno Esquibel @morenoesquibel

  • “Ante todo somos personas y luego enfermos de “algo”, en este caso salud mental, como podía ser corazón o diabetes”

  • “Pediría a la sociedad comprensión, empatía y tolerancia y sobre todo que se informasen sobre salud mental con fuentes médicas”

  • “Mi familia y mis amigos son el motor de mi vida y me han ayudado a tener una mejoría sobresaliente”

  • “Echo de menos más frecuencia de consultas y más empatía y cercanía en la atención sanitaria”

Vivir con una enfermedad es siempre un ejercicio de superación. Los pacientes, en mayor o menor grado, además de a su propia patología tienen que “enfrentarse” a la incomprensión y a la falta de empatía. Pero si hablamos de enfermedad mental, esta incomprensión social se multiplica, hasta llegar al estigma y al rechazo.

Este es el testimonio de Pedro, “la voz del paciente”, que desde hace 15 años convive con una enfermedad mental, aunque reconoce que desde muy joven ya tenía varios de los trastornos.

Pedro, ¿Qué es lo más difícil: los síntomas o la incomprensión social?

Los síntomas son duros, difíciles de asimilar y de acostumbrarse a ellos pero la incomprensión social es sin duda más dura. La gente nos rechaza sin motivo, te tiene miedo e incluso se burlan de ti.

¿Qué le pedirías a la sociedad?

Pediría igualdad entre todas las personas, porque ante todo los enfermos somos personas y después enfermos de “algo” y ese “algo” en este caso es la salud mental como podía ser un problema del corazón o de diabetes. Pediría comprensión, empatía, tolerancia, no discriminación y ante todo que se informasen de fuentes médicas y fiables. La sociedad y sus prejuicios infundados son el principal problema de todo, la gente no se molesta en informarse ni en acercarse a conocerte y a preguntar porque les resulta más fácil vivir en la ignorancia y creo que, por duro que parezca, en muchos casos pagan sus frustraciones con los que consideran distintos a la norma. Una norma que no se ajusta a la realidad porque cada persona es un mundo tenga o no enfermedad o enfermedades.

¿Tu familia ha sido clave en este proceso?

Mi familia me ha ayudado mucho, siempre me han apoyado y han estado ahí para lo que necesitase. Aun desconociendo el tema y pudiendo tener algún prejuicio han roto la barrera por amor. Lo único que no les hace mucha gracia es que comparta mi situación sin tapujos y con la naturalidad con la que lo hago normalmente, pero no por el miedo al qué dirán, sino para protegerme de que me puedan hacer daño. Como víctima de bullying continuado, que fue uno de los desencadenantes de mis trastornos, ya he sufrido demasiado y ellos no quieren volver a verme pasarlo mal.

 ¿El empleo te ha ayudado a tu integración social?

Soy una persona bastante abierta y sociable y tengo la suerte de caer en gracia generalmente. He pasado épocas de aislamiento social por culpa de mi fobia social y de la agorafobia pero si uno hace por integrarse y es buena persona, lo consigue con empleo o sin él. Para mí, mi familia y mis amigos son el motor de mi vida y me han ayudado más a la integración y a la normalización de mi situación hasta lograr una mejoría sobresaliente.

salud -mental 1 - saludentuvida.com

Hay que construir una sociedad inclusiva, con respeto a todas las personas. Y como dice Pedro conseguir que “el hombre deje de ser un lobo para el hombre”. Foto: E. Moreno Esquibel @morenoesquibel

¿Es buena la atención sanitaria que recibes? ¿Y la comunicación con los profesionales sanitarios?

No me puedo quejar del todo, siempre he tenido seguimiento de la Seguridad Social, tanto de psiquiatría como de psicología, pero en ocasiones el tiempo entre consultas es demasiado. Por eso decidí ir a un psicólogo privado mientras pude permitírmelo y eso también me ayudó bastante. En general echo de menos más frecuencia de consultas, más empatía, más cercanía y comprensión de mis necesidades y problemas.

 Hay que sensibilizar para acabar con el estigma a los pacientes de salud mental…

Si, ya es hora de acabar con los estigmas. Todos somos afectados en mayor o menor grado, y más en los tiempos que corren, ya que hay muchos factores estresantes  en el día a día y cualquiera puede caer enfermo sea con el diagnóstico que sea. El diagnóstico no es más que una etiqueta que nos ponen los médicos para entenderse mejor pero no nos define ya que somos personas completas con muchas más facetas que la enfermedad.

Pediría a la sociedad que tuviese interés en informarse, en comprender, en ayudar, en no discriminar ni burlarse ni ofender ni hacer daño.

Me gustaría que no fuese cierta esa cita de: “El hombre es un lobo para el hombre” y que hubiese una convivencia sana y en paz de todos los seres humanos sin distinciones de ningún tipo.

Escuchando a Pedro, queda claro que la sociedad actual, por muy avanzada que nos creamos, no estamos a la “altura” de muchas personas que sufren incomprensión, desprecio, miedo y burlas...Ya es hora de dejar de mirar para otro lado y aportar nuestro “granito de arena” para construir una sociedad inclusiva y respetuosa con todas las personas. El “miedo” a los pacientes de salud mental se “combate” con buena información, rompiendo estereotipos y muy importante…escuchándolos. Muchas gracias Pedro por compartir tu testimonio.

Para más información:

https://fundacionmanantial.org/ 

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

Entrevistas La voz del Paciente Psicología psiquiatría
Helena de Carlos Muñoz- Portavoz Fundación Manantial

“A los pacientes de salud mental les afecta más el rechazo social que la sintomatología”

  • Helena de Carlos Muñoz- Portavoz Fundación Manantial

    Para Helena de Carlos, psicóloga y portavoz de la Fundación Manantial “uno de los principales problemas es que el diagnóstico psiquiátrico en muchos casos inunda la identidad de la persona”. Foto: F. Manantial

  • En España hay 600.000 personas con criterios diagnósticos de esquizofrenia o trastornos asociados

  • Los pacientes denuncian el rechazo social que sufren, la buena información es la manera más eficaz de combatir la estigmatización

  • El tratamiento precoz es clave para una buena evolución, pero un tratamiento integral no sólo farmacológico

  • Los indicadores de recuperación de un paciente de salud mental no tienen que ver tanto con la presencia de síntomas, como con la capacidad de construir o recuperar un proyecto de vida

  • El principal objetivo de la Fundación Manantial es  que la atención a la salud mental sea la mejor posible, especialmente en aquellos casos en los que hay más problemas en el funcionamiento “psicosocial”, como es el caso de la psicosis. Trabajan con las personas para desarrollar proyectos de vida plenos

 

Pedro, está diagnosticado de una enfermedad mental desde hace 15 años. Además de enfrentarse a su patología, lucha cada día contra la incomprensión social.  Pedro pide a la sociedad ” comprensión, empatía, tolerancia, no discriminación y ante todo que la gente se informe de fuentes médicas y verídicas“. Además denuncia que “los prejuicios infundados son el principal problema de todo, la gente no se molesta en informarse ni en acercarse a conocerte, ni  a preguntar porque les resulta más fácil vivir en la ignorancia”.

Este duro testimonio es la realidad que viven miles de pacientes con una enfermedad mental cada día. La verguenza y el miedo al rechazo hacen que pacientes y familiares oculten el diagnóstico, la  enfermedad mental sigue siendo tema tabú. La falta de información no puede ser una excusa, en una sociedad como la nuestra, para no avanzar en la integración plena de los pacientes con enfermedad mental y acabar con el estigma social.

Precisamente para obtener buena información, hablamos con Helena de Carlos, psicóloga y portavoz de la Fundación Manantial. Esta entidad creada por iniciativa de asociaciones de familiares de pacientes, es un referente por la  gran labor que realizan, en la integración de personas con salud mental y en la sensibilización social.

 1.- Helena, las personas con enfermedad mental y sus familias siguen sufriendo el estigma social ¿Por qué? 

Principalmente por desconocimiento e ideas erróneas preconcebidas. Hace falta más información sobre salud mental en los colegios, las universidades, las empresas, porque es un tema que nos afecta a todos. Cualquier persona puede tener un problema de salud mental de mayor o menor impacto a lo largo de su vida y como sociedad debemos estar preparados para dar la mejor respuesta posible.

Los medios de comunicación pueden ayudar informando a la población, hablando de la salud mental como algo que forma parte de la salud general, de los tratamientos más eficaces, y aportando información real sobre la recuperación.

Es decir, se puede poner el foco en los aspectos positivos que ayuden a la gente a perder el miedo, a solicitar ayuda profesional y difundir expectativas positivas porque mucha gente se recupera de sus problemas de salud mental y consiguen llevar una vida plena.

2.- Es importante no generalizar y hablar de personas y no de diagnósticos. Por ejempo, en personas con el mismo diagnóstico de esquizofrenia, una lleva una vida totalmente normal y otra es dependiente…

El lenguaje es importante porque nos ayuda a mirar y ver las cosas desde otra perspectiva. Uno de los principales problemas es que el diagnóstico psiquiátrico en muchos casos inunda la identidad de la persona. Parece que solo miramos y vemos a través de estas etiquetas que en realidad son meras herramientas clínicas que nos permiten entendernos entre los profesionales, pero en ningún caso definen a nadie. En Fundación Manantial nos interesa el sufrimiento de la gente y la recuperación del funcionamiento, es decir, volver a tener metas, objetivos, y para cada persona serán diferentes. Los problemas de salud mental conllevan un sufrimiento emocional que hay que atender, y esto es algo muy subjetivo que tiene que ver con la vida de la gente. Preferimos preguntar ¿qué te pasa? en lugar de ¿qué tienes o cual es tu diagnóstico?.

 3.- En el año 1.995  se creó la Fundación Manantial en el año 1.995, para dar respuesta efectiva a cuestiones de salud mental relacionadas con la situación social, laboral y jurídica. ¿Cuáles son vuestros principales objetivos y áreas de trabajo?

Nuestro principal objetivo es que la atención a la salud mental sea la mejor posible, especialmente en aquellos casos en los que hay más problemas en el funcionamiento “psicosocial” como es el caso de la psicosis. Es decir, trabajamos con las personas para desarrollar proyectos de vida en la comunidad, en el barrio, estableciendo relaciones significativas con la gente. Se trata de apoyar un proceso en el que el objetivo del profesional es que sea el propio usuario de los servicios de salud mental quien tome sus propias decisiones sobre su vida. No hablamos de darle a elegir si prefiere el café solo o con leche, hablamos de donde quieren vivir y de que manera, de tomar decisiones sobre su propio tratamiento y expresar que es lo que a cada persona le ayuda en su recuperación.

4.- ¿Qué podemos hacer desde el punto de vista social para mejorar la calidad de vida de las personas con una enfermedad mental?

Muchas gente nos dice que les afecta más el rechazo social que la propia sintomatología. Cambiar nuestra mirada, ver el sufrimiento emocional como algo intrínseco del ser humano nos permitiría entender un poco más y ponernos en el lugar del que sufre. Tener información, perder el miedo y hablar es clave, porque desestigmatiza y ayuda a que la gente pida ayuda profesional. De nada sirve un buen tratamiento si luego les negamos las oportunidades de empleo o vivienda que son derechos básicos de cualquier persona.

5.- En España hay unas 600.000 personas con criterios diagnósticos de esquizofrenia o trastornos asociados. ¿El diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado son claves para una buena evolución de los pacientes?

Es fundamental y así lo demuestra la investigación científica y las políticas sociosanitarias centradas en la atención temprana en la psicosis. Cuanto antes se pida ayuda profesional y una persona acceda a un tratamiento intensivo e integral mejor será el pronóstico y menor impacto tendrá en su funcionamiento. Lo que suele ocurrir es que a los síntomas que conocemos de la esquizofrenia (pérdida del contacto con la realidad, presencia de alucinaciones y delirios) existe una pérdida en el funcionamiento social, académico, familiar y laboral. Esto significa que tendremos que trabajar no solo con el paciente, sino con la familia, la escuela, las empresas, los amigos, es decir con todo el entorno.

Cuando hablamos de un tratamiento adecuado nos referimos a un tratamiento intensivo e integral, que permita entender que ha ocurrido e integrar esa experiencia que se vive con tanta intensidad y sufrimiento en las familias. El tratamiento farmacológico, es solo una parte del tratamiento, que permite reducir la angustia y empezar a trabajar aspectos vitales como las relaciones sociales, el trabajo, la formación, el ocio y recuperar lo que sea significativo para cada persona. Los indicadores de recuperación no tienen que ver tanto con la presencia de síntomas como con la capacidad de construir o recuperar un proyecto de vida.

El empleo es importantísimo. Según la psicóloga Helena de Carlos “aporta identidad a los pacientes y tiene un efecto reparador de un valor incalculable”. Foto: Centro Especial de Empleo de F. Manantial

6.-  Los profesionales sanitarios afirman que en el diagnóstico de la esquizofrenia ya no se tienen en cuenta los síntomas, cada vez tiene más importancia la integración sociolaboral del paciente. En este sentido ¿Estamos avanzando?

Nuestro trabajo no puede limitarse a reducir los síntomas y en muchos casos a cualquier precio. Me refiero al uso de dosis excesivas de medicación que pueden eliminar los síntomas pero también anular a la persona. La medicación es útil en muchos casos y permite empezar a trabajar aspectos clave en la vida de una persona. Los indicadores que nos permiten saber si el tratamiento está funcionando tienen que ver con la vida de la gente. ¿Ha vuelto al colegio o a la universidad? ¿Ha conseguido seguir estudiando? ¿Tiene amigos? ¿Está trabajando o estudiando? ¿Cómo es el funcionamiento familiar? ¿Dónde vive?. Son preguntas que debemos hacernos y no solo valorar la presencia o no de de sintomatología.

El empleo es importantísimo en la vida de cualquier persona, con y sin diagnóstico. Aporta identidad y tiene un efecto reparador de un valor incalculable. Por eso es uno de nuestros principales objetivos, facilitar que toda la gente que quiera trabajar tenga posibilidad de acceder a un empleo digno.

7.- Cuando a una persona se le diagnóstica una enfermedad mental, ¿lo dice en su trabajo o tiene miedo a que le puedan mirar de otra manera o incluso despedir?

Todavía es un tema tabú. El paciente tiene miedo a la discriminación, incluso a perder el empleo si dice que está en tratamiento psiquiátrico. Tenemos derecho a compartir o no nuestros problemas de salud, sean de la índole que sea. En la medida que haya una mayor sensibilidad social perderemos el temor a decir lo que nos pasa y en que nos puede afectar al trabajo que desarrollamos para que nuestro entorno pueda apoyarnos.

8.- Hay palabras que “duelen” loco, manicomio…que utilizamos a modo de insulto o de risa…¿Hacen daño estas expresiones a pacientes y familiares?

Creo que lo que hace daño es el sentimiento de desprecio que puede haber detrás de una expresión. Puedes hablar de la locura con el máximo respeto o ser políticamente correcto y hablar de discapacidad en un contexto sobreprotector o infantilizador. Utilizar un lenguaje respetuoso es muy importante pero lo esencial es la mirada y el sentimiento de fondo. Esto es lo que capta la gente inmediatamente.

9.- ¿Cuáles son los principales retos que os planteáis para mejorar la vida de las personas con salud mental?

Llevamos más de 20 años trabajando en muchos proyectos que facilitan la recuperación de las personas con diagnóstico en salud mental, el acceso al empleo y dando apoyos legales a las personas con más dificultades. Trabajamos con más de 2000 personas al año, creamos 200 puestos de trabajo a través de nuestro Centro Especial de Empleo Manantial Integra y gestionamos más de 40 centros de atención social en la Comunidad de Madrid. Nuestro reto principal en este momento es la atención temprana. Reducir los tiempos de acceso al tratamiento y facilitar tratamientos intensivos especializados a las familias cuando se presentan los primeros episodios psicóticos en los jóvenes es ahora nuestro principal reto.

Gracias Helena por vuestro trabajo y por  acercarnos a la realidad de estos pacientes y gracias Pedro, tenemos una conversación pendiente, que próximamente compartiremos…

El rechazo social y el miedo a los pacientes de salud mental se “combaten” con buena información y rompiendo estereotipos y sobre todo y lo más importante, escuchando…Es nuestra responsabilidad, la de todos, construir y trabajar por  una sociedad inclusiva, respetuosa con todas las personas, para que tengan las mismas oportunidades.

Para más información:

Fundación Manantial

https://fundacionmanantial.org/

Porque la salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

adicciones Entrevistas La voz del Paciente Psicología psiquiatría

El 85% de los trastornos de alimentación aparecen entre los 14 y 18 años

•Las mujeres sufren 10 veces más este tipo de trastorno que los varones

· La prevalencia de la anorexia es de entre el 2,2 y 3,6% mientras que la de la bulimia es de entre 1,3 y 2% de la población.

El perfil del paciente con bulimia nerviosa es una mujer, adolescente, con peso normal o sobrepeso y con baja autoestima.

La anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa son trastornos alimentarios que se caracterizan por alteraciones en la alimentación relacionadas con la distorsión de la imagen corporal. Se asocian con una sobrevaloración de la forma corporal y el peso.

La anorexia nerviosa se caracteriza por la negativa a mantener un peso mínimo normal que conduce a una malnutrición progresiva. Se puede dividir en dos subtipos:

· Restrictivo (asociado o no al ejercicio compulsivo): para perder peso restringen de forma muy importante la ingesta de alimentos;

· Purgativo: presenta periodos de ingesta incontrolada, que son compensados por el vómito autoinducido, laxantes o diuréticos.

La doctora Mª Angustias Salmerón, colaboradora de la SEPEAP, hace un perfil de estos pacientes: “Suelen ser mujeres, adolescentes, delgadas, con excesiva preocupación por su imagen corporal y la comida”. Los rasgos de personalidad más frecuentes son:

1) muy perfeccionistas y con gran nivel de autoexigencia;

2) negación del hambre;

3) inmadurez afectiva y en las relaciones de pareja;

4) fuerte dependencia de su entorno; y

5) aislamiento social.

La bulimia nerviosa y el Trastorno de Atracones se caracterizan por episodios frecuentes de ingesta excesiva de comida en un corto periodo de tiempo, en el caso de la Bulimia, se siguen de conductas compensatorias (como las purgas) para contrarrestar el aporte calórico extra. En el Trastorno de Atracones, como no hay conductas compensatorias de forma regular, normalmente tienen sobrepeso u obesidad.

El perfil del paciente con bulimia nerviosa es una mujer, adolescente, con peso normal o sobrepeso y con baja autoestima. Tienen una preocupación excesiva por la alimentación, suelen tener ciclos de dietas extremas y ayuno a lo largo de su vida. No suelen comer en público y suelen hacer una actividad física irregular, al igual que la alimentación “en atracones”.

Determinadas enfermedades que afectan a la imagen corporal (diabetes, fibrosis quística, obesidad, etc.) y algunos trastornos mentales (trastornos de ansiedad y depresión) predisponen a los trastornos del comportamiento alimentarios

Características de los pacientes que sufren estas enfermedades:

• Se estima prevalencia real de los trastornos del comportamiento alimentarios en un 2,2-3,6% en la Anorexia y en un 1,3-2,0% en la Bulimia.

• Sexo: la relación hombre/mujer para los trastornos del comportamiento alimentarios es de 1/10.

• Edad de inicio: el 85% de los casos aparece entre los 14 y los 18 años, aunque puede iniciarse a cualquier edad. En los últimos años, la edad de inicio está disminuyendo progresivamente.

• Profesión: las deportistas de alto rendimiento, bailarinas profesionales y modelos son de alto riesgo para desarrollar estos trastornos.

• Determinadas enfermedades que afectan a la imagen corporal (diabetes, fibrosis quística, obesidad, etc.) y algunos trastornos mentales (trastornos de ansiedad y depresión) predisponen a los trastornos del comportamiento alimentarios.

El tiempo medio de evolución de la enfermedad es de 4 años, cursando de forma episódica con gran influencia en las recaídas de los acontecimientos vitales estresantes. La bulimia nerviosa tiene un mejor pronóstico.

El pronóstico es variable, la enfermedad puede durar mucho tiempo, con una evolución episódica y fluctuante asociada a los eventos estresantes de la vida. De forma general, la mitad de los pacientes con trastornos alimentarios evolucionan favorablemente y de la otra mitad, el 30% sigue presentando algún síntoma y el 20% restante tiene mala evolución.

Concretamente, entre un 25% y un 50% de los pacientes con bulimia nerviosa que son capaces de participar en el tratamiento se curan; la anorexia nerviosa tiene peor pronóstico, sobre todo, si se asocia a conductas autolesivas. La mortalidad de la anorexia nerviosa está entre un 2% y un 8%, de forma que sería la enfermedad psiquiátrica más letal.

Los trastornos del comportamiento alimentario tienen una alta probabilidad de recuperación en los primeros 10 años del inicio de la enfermedad, en la anorexia nerviosa la posibilidad de recuperación disminuye al aumentar el tiempo de evolución de la enfermedad, siendo un factor de mal pronóstico la anorexia nerviosa prolongada.

Entre un 25% y un 50% de los pacientes con bulimia nerviosa que son capaces de participar en el tratamiento se curan

Los factores conocidos que predicen un peor pronóstico son:

1) las conductas purgativas;

2) la falta de respuesta al tratamiento en enfermedades de larga evolución;

3) peso mínimo alcanzado muy bajo;

4) trastorno obsesivo compulsivo;

5) relación familiar patológica;

6) comorbilidad; y

7) visitar páginas web que fomentan estas conductas y llamadas “pro-ana” ó “pro-mía”.

La doctora Salmerón recalca “La prevención es la labor fundamental del pediatra, se debe de sospechar ante una conducta anómala y se debe de incluir en las revisiones periódicas de salud. Para la detección precoz, es esencial que los profesionales sanitarios realicen preguntas para descartar Trastorno de Conductas Alimentarias en la consulta, especialmente en las revisiones periódicas de salud del niño y adolescente”.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

Mujer mujeres Nutrición Psicología

7 de cada 10 pacientes con una adicción sufre patología dual

•Los hombre suelen ser más propensos a sufrir patología dual (coexistencia de un trastorno adictivo y otro trastorno mental clásico), especialmente relacionada con el consumo de cannabis, cocaína y alcohol, pero cuando se trata de adicciones a fármacos, el género femenino es más prevalente.

• Los trastornos mentales más frecuentes que cursan los pacientes con patología dual son de tipo afectivo, es decir, depresión, ansiedad o trastorno del sueño, y las adicciones más frecuentes son al tabaco y al alcohol.

• Según los profesionales, el futuro de la patología dual reside en la medicina personalizada basada en las evidencias, la búsqueda de protocolos y tratamientos estandarizados y una apuesta clara por la formación.

Madrid acoge el I Congreso Mundial de la World Association of Dual Disorders (WADD) y el V Congreso Internacional de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD) que se celebra del 23 al 26 de marzo.

7 de cada 10 pacientes con una adicción sufre además otro trastorno mental, lo que se conoce como patología dual. En este sentido, la comunicad científica se muestra firme asegurando que las adicciones son una enfermedad mental en sí misma, que no se elige y que tienen una base cerebral, igual que otras patologías como la esquizofrenia o el trastorno bipolar. De hecho, hasta el 10% de las personas que están en contacto con algún tipo de sustancia adictiva (tabaco, alcohol, cocaína, cannabis, heroína, etc.) tiene riesgo de sufrir una adicción.

Bajo esta perspectiva y con el objetivo de poner en común las novedades y actualizaciones sobre patología dual, se celebra, en Madrid, el I Congreso Mundial de la World Association of Dual Disorders (WADD) y el V Congreso Internacional de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), durante los días 23 al 26 de marzo.

Según varios estudios realizados en nuestro país, los trastornos mentales más frecuentes que cursan este tipo de pacientes son de tipo afectivo, es decir, depresión, ansiedad, trastorno del sueño, así como trastornos de personalidad, esquizofrenia o bipolaridad (estos dos últimos son afecciones más complejas). “Existe evidencia científica que demuestra que además de la disponibilidad a ciertas sustancias, existen factores biológicos y genéticos que condicionan la vulnerabilidad individual a padecer algún tipo de enfermedad mental como las adicciones”, explica el Dr. Néstor Szerman, presidente de la Fundación Española de Patología Dual y presidente del congreso.

Las adicciones más frecuentes en España, y en países de nuestro entorno, son el tabaco y el alcohol.

Otro factor determinante en el desarrollo de ciertas adicciones es, según los profesionales, el acceso a ciertas sustancias. Así, las adicciones más frecuentes en España, y en países de nuestro entorno, son el tabaco y el alcohol. “Estas dos sustancias son las más comunes entre los pacientes duales. Tampoco podemos olvidarnos que para ciertos pacientes, el cannabis o los estimulantes son muy recurrentes”, destaca el Dr. Carlos Roncero, vicepresidente de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD) y director científico del congreso.

Según los profesionales, es frecuente que los pacientes consuman estas sustancias intentando aliviar o mejorar sus síntomas: “Por ejemplo, es frecuente que en estados depresivos se abuse de sustancias estimulantes. Esta situación acaba complicando el problema inicial y en muchas ocasiones evoluciona a un problema mayor o complicando el que ya existía”, enfatiza el Profesor Miguel Casas, Presidente de la SEPD.

La patología dual suele ser es más frecuente entre el sexo masculino. “Los hombres tienden a ser más propensos a sufrir esta condición, especialmente relacionada con el consumo de cannabis, cocaína y alcohol. En cambio, cuando se trata de adicciones a fármacos benzodiacepínicos y sustancias hipnóticas, el género femenino es más prevalente”, comenta el Dr. Roncero y añade que existe cierto abuso y mal uso de estos fármacos empleándose de manera muy habitual para intentar solucionar trastornos del sueño u otras situaciones comunes.

Los expertos sostienen que hay que entender que el futuro de los tratamientos reside en comprender y tratar a la persona, no a la sustancia a la que es adicto

Presente y futuro de la patología dual

La patología dual es un concepto relativamente joven; la idea de una relación existente entre las adicciones y otras enfermedades psiquiátricas comenzó tan sólo hace aproximadamente dos décadas. “Esta consideración cambió el paradigma de entender y abordar las adicciones y otros trastornos mentales, contribuyendo de manera considerable al estudio y desarrollo de nuevas técnicas de tratamiento dirigidas a ambas realidades”, explica el Dr. Pedro Ruiz, presidente de la World Association of Dual Disorders (WADD). Gracias a este reconocimiento, los profesionales coinciden en que se ha conseguido mejorar los tratamientos inmediatos y efectivos para el abordaje integral de ambos trastornos.

Uno de los temas que se van a tratar durante el congreso y que más interés despierta es el efecto del cannabis sobre la conducta humana y en los trastornos mentales, titulo de la conferencia de la Dra. Nora Volkow, Directora de NIDA. También resaltamos el uso de la medicina de precisión en estos pacientes. En este sentido, el Dr. Szerman aclara: “Tenemos que entender que el futuro de los tratamientos reside en comprender y tratar a la persona, no a la sustancia a la que es adicto. Este cambio de paradigma supondrá un impacto cualitativo en el tratamiento de nuestros pacientes”. Además, incide en que, a pesar de la necesidad de seguir avanzando en la investigación de la medicina personalizada, a través de la práctica clínica se puede contribuir: “Por ejemplo, los profesionales de la patología dual sabemos que las anfetamina estimulan a una persona sin enfermedad mental pero que en el caso de los pacientes con TDAH, les calma y tranquiliza”.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Patología Dual, el Profesor Miguel Casas recalca que miran con optimismo al futuro de la patología dual centrándose en “encontrar los algoritmos de tratamiento para estandarizarlos”. Considera que otro gran reto es conseguir mayor formación para el manejo de estos pacientes: “Es un disciplina relativamente nueva pero consideramos que es muy importante incluirla en la formación de los profesionales. Por eso creemos en la importancia del carácter formativo de este congreso”, subraya el Dr. Casas.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

Dual Psicología

Mujer, entre 30 y 40 años, el perfil del comprador compulsivo

“La compra compulsiva está en aumento al vivir en una sociedad consumista y con bajo nivel de gestión de la frustración. Las compras online, aumentan considerablemente este problema, ya que no es necesario salir a la calle para comprar”, asegura Vicenta Giménez, psicóloga del Hospital de Día Quirónsalud Donostia.

“Las fechas festivas  son un periodo en el que se vende la imagen de felicidad y la publicidad contribuye notablemente a ello. Lo primero que se ha de tener en cuenta es valorar cuántos regalos se han de comprar, a cuántas personas y cuál es el presupuesto que se dispone”, aconseja Vicenta Giménez.

“No utilizar la tarjeta de crédito y manejar el dinero en efectivo, de ese modo, al poder verlo y entregarlo en la compra, se es más consciente del gasto realizado. Con las tarjetas puede dar la falsa sensación de no gastar”, afirma la especialista.

vicenta-gimenez-psicologa-ura-hospital-de-dia-quironsalud-donostia_original

Vicenta Giménez, psicóloga del Hospital de Día Quirónsalud Donostia.

“La compra compulsiva es un deseo irrefrenable de adquirir nuevos objetos que no se necesitan, en un intento de calmar un nerviosismo, insatisfacción, tristeza, ansiedad o vacío interno. Es como un intento de comprar felicidad que llene los vacíos internos con objetos externos, que a través de la publicidad y la sociedad consumista dan la imagen de colmarles de bienestar, felicidad y éxito”, explica Vicenta Giménez, psicóloga del Hospital de Día Quirónsalud Donostia.

En palabras de esta especialista, “no se trata de concedernos un capricho o un regalo, sino de la satisfacción de comprar, gastar, sentirse poderosos, con la fantasía de poder tomar decisiones. En ocasiones se compran objetos superfluos que no se necesitan, independientemente del valor económico, gastando lo que no se tiene y generando deudas impagables, entrando en el bucle del sentimiento de culpabilidad ante estas compras desmedidas y deudas, prometiéndose que no lo volverá a hacer, pero irremediablemente, ante el malestar emocional que le ocasiona, paradójicamente, vuelve a comprar para sentirse mejor, calmar la angustia y así sucesivamente…entrando en una conducta adictiva, obsesiva y compulsiva, de la que no puede salir por sí misma”.

compras1

 “Vivimos en una sociedad consumista y en ocasiones queremos ir a la última moda o adquirir la última tecnología, sólo por el placer de poseerlo, sin valorar su real necesidad. La publicidad nos ofrece la imagen de felicidad a través de la adquisición de objetos externos y la felicidad sólo puede venir desde dentro de cada uno de nosotros, nunca desde el exterior”, asegura Vicenta Giménez quien añade, “hay una tendencia a minimizar el hecho de comprar casi a diario, de no poder regresar a casa sin una compra nueva… y qué decir de las compras online, que nos dan la oportunidad de comprar desde el anonimato del sofá de casa o en cualquier lugar, en el momento, en automático, sin tener el espacio de reflexión y valoración de si realmente lo necesitamos”.

El trastorno de la compra compulsiva está en aumento al vivir en una sociedad consumista y con bajo nivel de frustración, con dificultad para aceptar que no podemos tenerlo todo. Las compras online, aumentan considerablemente este problema, ya que no es  necesario salir a la calle para comprar, se puede hacer en cualquier momento y en cualquier lugar”, afirma la psicóloga del Hospital de Día Quirónsalud Donostia.

compras-2

Las compras no tienen porque ser para uno mismo, muchas mujeres realizar la compra para los demás.

Pagar en efectivo e ir acompañados

“El perfil del comprador compulsivo suele ser el de una mujer de entre 30 y 40 años, que se inició en las compras compulsivas en su adolescencia. No hay diferencia entre clase social, ya que no se trata de comprar objetos caros, sino cualquier objeto, quedando enmascarado entre las jóvenes de clase social media y alta, ya que no tienen que dar explicaciones sobre sus gastos”, subraya Vicenta Giménez. “Las compras no tienen porque ser para uno mismo, siendo habitual en muchas mujeres realizar la compra para los demás, como por ejemplo para los hijos, la pareja, la familia, etc. Los hombres suelen comprar tecnología o herramientas para casa, pero es menos frecuente. De hecho, de cada 10 compradores compulsivos, 8 son mujeres”, aclara.

La Navidad es un periodo en el que se vende la imagen de felicidad y la publicidad contribuye notablemente a ello, ofreciendo una imagen de una falsa felicidad. Lo primero que se ha de tener en cuenta es valorar cuántos regalos se han de comprar, a cuántas personas y cuál es el presupuesto del que se dispone, llevando a cabo una simple división: tanto puedo gastar, entre tantos regalos, ¿de cuánto dispongo para cada regalo?”, aconseja la psicóloga.

“Otras recomendaciones serían no utilizar la tarjeta de crédito y manejar el dinero en efectivo, de ese modo, al poder verlo y entregarlo, se es más consciente del gasto y evitar los centros comerciales durante los días de mayor afluencia o ir de compras acompañados, para que puedan echarles una mano ante el impulso de comprar”, concluye Vicenta Giménez.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

adicciones Psicología

El apego, desencadenante de traumas

• La terapia de Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares (EMDR) es un abordaje psicoterapéutico para el tratamiento de las dificultades emocionales causadas por experiencias difíciles en la vida de las personas.

• Según los expertos, el primer entorno en el que se desarrolla un aprendizaje es en el entorno uterino, el feto está expuesto a las experiencias maternas, que recibe por medio de las hormonas y los neurotransmisores; son las primeras experiencias vitales.

• El apego durante la infancia es la base sobre la que se asientan los patrones de vinculación adulta, si éste no es sólido y seguro, puede acarrear consecuencias en la madurez, llegando a desarrollar traumas de apego.

• Durante el congreso, importantes expertos nacionales e internacionales en EMDR han presentado los aspectos más relevantes relacionados con el tratamiento del trauma perinatal y EMDR, y el tratamiento complejo en niños y el EMDR.

apego1

La mayoría de los niños acuden a la consulta por problemas de aprendizaje o por conductas que afectan a las relaciones en el ámbito escolar o familiar.

El apego con las personas cercanas durante la infancia es la base sobre la que se asientan los patrones de vinculación adulta, por lo tanto, si éste no se establece de manera sólida y segura, puede acarrear consecuencias en la madurez, llegando a desarrollar los conocidos traumas de apego. Bajo esta idea, Madrid acogió, entre los días 14 al 17 de diciembre,  el II Congreso Español de la Asociación EMDR España. Durante estas jornadas, importantes expertos en EMDR, tanto a nivel nacional, como internacional presentaron y debatieron los aspectos más relevantes relacionados con la el tratamiento del trauma perinatal y EMDR, y el tratamiento complejo en niños y el EMDR.

Y es que, tal y como explica Francisca García, presidenta de la Asociación EMDR España: “El objetivo del Congreso es promover una formación de altos estándares y puntera en la intervención infanto juvenil con EMDR”.

En este sentido, la presidenta resalta: el primer medio en el que se desarrollan recuerdos es en el entorno uterino y esas experiencias se quedan grabadas y en la memoria. Dificultades en la regulación emocional con una base somática pueden estar relacionados con experiencias natales traumáticas”.

apego3

La importancia de las primeras experiencias

El apego se puede constituir como fuente de trauma cuando los cuidadores y el entorno más cercano no ha sido capaz de atender física o emocionalmente las necesidades del niño, ya sea por abuso o por negligencia.

En este sentido, la experta afirma que la experiencia que se repite de manera más frecuente en la población más joven es que sus padres no tienen tiempo para atenderlos y, por tanto, sus necesidades no están siendo cubiertas. Esto es lo que los profesionales definen como abandono próximo. “La falta de tiempo de los padres no se suele considerar un problema, pero las conductas no adaptativas que estos menores pueden desarrollar sí que suelen ser motivo de alerta. De hecho, la mayoría de los niños acuden a la consulta por problemas de aprendizaje o por conductas que afectan a las relaciones en el ámbito escolar o familiar. Es imprescindible hacer comprender a los padres cómo las primeras experiencias han generado los pensamientos, emociones y conductas actuales tanto en sus hijos, como en ellos mismos”.

apego2

Los profesionales subrayan que el apego familiar es fundamental para aprender a regularnos, calmarnos, consolarnos cuando vivimos una situación que nos frustra.

Por todo esto, los profesionales subrayan que el apego familiar es fundamental para aprender a regularnos, calmarnos, consolarnos cuando vivimos una situación que nos frustra, si este no existe o es deficitario las capacidades se merman y se sufre la desregulación emocional que se puede manifestarse con diferente sintomatología. Para conseguir esto, es necesario haber vivido experiencias durante la infancia con las figuras de apego.

La terapia EMDR, avalada por la Organización Mundial de la Salud y las Guías Clínicas Internacionales para el tratamiento del trauma, se perfila como la opción más indicada para el su tratamiento. Cristina Cortés, experta en EMDR, resalta que desde el inicio es un método efectivo, “no sólo en el estrés postraumático, sino en cualquier incidente o situación que haya producido una sintomatología independientemente de que esté relacionada o no con un estrés postraumático”.

El EMDR es un enfoque terapéutico desarrollado primeramente por Francine Shapiro (2001) para reducir los síntomas asociados con el trastorno de estrés post-traumático (TEPT). Desde el inicio de la aplicación de EMDR en contextos clínicos, los terapeutas han observado mejorías que van más allá de los síntomas manifiestos del TEPT. Por lo tanto, los beneficios de EMDR no se centran estrictamente a la mejoría de síntomas de TEPT, sino por una general en el funcionamiento en la vida cotidiana.

trauma7

¿Qué es el EMDR y cómo funciona en niños?

Este método se basa en la comprensión del efecto de las experiencias vitales adversas y traumáticas sobre la patología y en el procesamiento de dichas experiencias a través de procedimientos estructurados que incluyen movimientos oculares u otras formas de estimulación bilateral. Su aplicación se ha extendido a un amplio rango de problemas clínicos y cada día son más los profesionales de la Psicología que emplean este método. El psicólogo guía el proceso, tomando decisiones clínicas sobre la dirección que debe seguir la intervención. “La meta es que el paciente procese la información sobre el incidente traumático, llevándolo a una “resolución adaptativa” que le permita seguir con su día a día”, explica Francisca García.

Por su parte, Cristina Cortés apunta: “Tanto en niños, como en adultos, intentamos buscar la relación entre los síntomas presente y su historia, es decir los acontecimiento que puedan ser fuete del problema”. Desde el enfoque de EMDR se considera que la sintomatología y conducta que manifiesta, en el presente, un niño, se relaciona con las experiencias anteriores; así, en la intervención con el paciente, los especialistas buscan identificar los posibles traumas en la vida temprana del niño.

La base del procedimiento es el mismo, tanto en adultos como en niños; eso sí, la manera de acceder y procesar esas experiencias o información difiere ya que con los niños se requiere realizar diferentes adaptaciones. “Dependiendo del nivel de desarrollo se utilizan diferentes estrategias de intervención, véase juego, dibujo, movimiento, etc. “, explica Cristina Cortés.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

pediatría Psicología

Cómo para afrontar la vuelta a la rutina laboral

VACACIONES1

Es clave no cargarse de trabajo el primer día. Hay que tomarse tiempo para ponerse al día de lo que se dejó pendiente antes de las vacaciones y de lo ocurrido mientras se estaba fuera

• Planificar la vuelta con tiempo, tener un primer dÍa light y cambiar lo negativo Del ámbito laboral; claves para superar el síndrome postvacacional

• La situación personal, el entorno de trabajo y el periodo de tiempo de descanso disfrutado, factores decisivos a la hora de establecer los perfiles más propensos a sufrir los síntomas

• Cada vez las empresas ofrecen más apoyo a sus trabajadores en el periodo de incorporación mediante la organización de actividades, fomentando la motivación y productividad o prestando ayuda profesional.

Las vacaciones de verano ayudan a recuperar la energía, liberar el estrés, mejorar la salud y el bienestar; y optimizar las relaciones personales. Sin embargo, no son infinitas. La vuelta al trabajo puede desembocar en el llamado ‘síndrome o depresión postvacacional’ si no conseguimos adaptarnos a la vida cotidiana.

La situación personal y el entorno de trabajo son los factores más decisivos a la hora de sufrir estos síntomas. “Aquellas personas con menor resistencia a la frustración, que conciben su entorno laboral como algo desagradable o que no les motiva su trabajo, son más propensas a sufrirlo”, afirma Vicente Gil, Director Médico de Cigna.

VACACIONES 8

Hay que pensar que el calendario laboral está plagado de festivos,

“La vuelta a la rutina requiere de un proceso adaptativo que todo trabajador ha de superar. De no ser así, pueden surgir verdaderos cuadros de estrés agudo con las respectivas manifestaciones emocionales y físicas que lo caracterizan”, según este experto. Además, Gil también destaca la necesidad de que las empresas ofrezcan apoyo a los trabajadores en estos casos. De hecho, según explica, “cada vez más entidades se preocupan por el estado en el que vuelven sus trabajadores después de este periodo de descanso y hacen uso de este tipo de apoyo organizando actividades empresariales, intentando mantener en alza la motivación y productividad de los trabajadores o prestando ayuda profesional”.

Consejos para evitar el “bajón”

Existen diversas medidas a seguir, tanto durante el primer día de incorporación, como antes y durante las vacaciones, para prevenir o combatir el síndrome postvacacional:

  • No cargarse de trabajo el primer día. Hay que tomarse tiempo para ponerse al día de lo que se dejó pendiente antes de las vacaciones y de lo ocurrido mientras se estaba fuera. Es recomendable marcarse objetivos y una línea de trabajo para la primera semana de incorporación.
  • Planificar actividades de ocio. Retomar el contacto con los amigos y familiares a los que no se ha visto durante la época de descanso puede ayudar en la adaptación. También organizar actividades de ocio y no dedicarse exclusivamente al trabajo. Hay que pensar que el calendario laboral está plagado de festivos, fines de semana e incluso días libres.
  • Mejorar aquello que no nos guste en el trabajo. La reincorporación puede servir como un punto de inflexión para establecer una serie de “propósitos” que ayuden a mejorar aquello que no sea de nuestro agrado (jefe despótico, compañeros con los que no hay buena relación, actividades monótonas….). Si es este el caso, se puede intentar establecer flujos de comunicación fluidos con el resto de la plantilla, hacer que nuestro punto de vista sea escuchado o estrechar lazos con el resto de compañeros.
  • Buena alimentación y practicar deporte. Son dos aspectos imprescindibles a la hora de volver al trabajo en septiembre. Se debe moderar, sobre todo, el consumo de alcohol y cafeína, ya que pueden agravar los síntomas de apatía, depresión y estrés. El deporte, por su parte, hace que se liberen endorfinas, lo que provoca que el estado de ánimo mejore y la inapetencia se reduzca.
  • Dejar los deberes hechos antes de nuestra marcha. No sólo para contribuir a una vuelta más efectiva, también para evitar molestias durante nuestra ausencia. A este respecto, debemos intentar no marcar citas importantes justo después de la vuelta y procurar dejarlo casi todo cerrado.

    VACACIONES2

    Retomar el contacto con los amigos y familiares a los que no se ha visto durante la época de descanso puede ayudar en la adaptación

  • No cogerse periodos vacacionales muy largos. Es preferible dividirlos a lo largo del verano para que la vuelta sea menos abrupta y planificar las vacaciones teniendo en cuenta el flujo de trabajo de la oficina y los días libres de los clientes para no encontrarnos sorpresas a la vuelta.
  • Disfrutar al máximo las vacaciones. Viene bien tenerlo todo bien planeado, pero también es conveniente realizar actividades no programadas. Aprovechar el tiempo de descanso es imprescindible para evitar la frustración de haber desperdiciado los días libres, y para desconectar lo suficiente y volver con las ‘pilas cargadas’.
  • Planificar el regreso con tiempo. No se debe cometer el error de volver de vacaciones el día de antes. Es recomendable incorporarse al trabajo, al menos, un par de días después de regresar de viaje para que dé tiempo a retomar rutinas: poner en orden el hogar, recuperar horario y horas de sueño habituales, recapitular lo que hemos dejado pendiente revisando nuestra agenda…
  • Tomarse la vuelta con filosofía. Concebir el retorno a la rutina laboral como algo negativo, sacrificado u obligado es el primer error. Es necesario ver el trabajo como algo positivo y saber que nos podemos ir de vacaciones gracias a que tenemos un trabajo. La respuesta está en tomarse el primer día como una jornada laboral más, tener en cuenta que ocupa únicamente una tercera parte del día y ser conscientes de que tenemos tiempo para todo: ocio, trabajo y descanso.

No obstante, el ‘síndrome o depresión postvacacional’ es pasajero. En cuanto estemos situados en la rutina, los síntomas desaparecerán. No hay que desesperarse y si se siguen los consejos mencionados su superación será mucho más fácil. Si los síntomas de depresión o estrés se perpetúan más allá de unos quince días es recomendable consultar con un médico, puesto que podría aparecer un verdadero síndrome de ansiedad generalizada o estrés crónico que requeriría un tratamiento más específico.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

Psicología