Crecen un 20% las preservaciones de la fertilidad por cáncer

  • Cerca de 1.000 mujeres han vitrificado sus óvulos, un 64% de ellas por cáncer de mama
  • El perfil dominante es: Mujer joven, con una media de 32,2 años, sin pareja y con estudios universitarios
  • Ya son 24 los bebés nacidos después de que sus madres superaran su cáncer y 4 más están en camino 

 Javier Domingo, director de IVI Las Palmas y coordinador del Programa gratuito de Preservación de Fertilidad por motivos oncológicos. (Foto IVI).

A día de hoy, la lucha contra el cáncer es una realidad que nos toca de cerca, ya sea de forma directa o indirecta, a través de algún familiar, amigo, conocido o de nosotros mismos, diagnosticados de esta enfermedad que parece invadir nuestra sociedad como si de una epidemia se tratara.

“En 2016, vitrificamos los óvulos de más de 100 mujeres diagnosticadas de cáncer, cerca de un 20% más que el año anterior. Este aumento evidencia la necesidad de un programa dePreservación de la Fertilidad como el nuestro, que permite conservar de forma gratuita los gametos de hombres y mujeres cuya prioridad se enfoca en superar esta enfermedad, pero que no desean renunciar a ser padres en un futuro con sus propios gametos”, explica el doctor Javier Domingodirector de IVI Las Palmas y coordinador del Programa gratuito de Preservación de Fertilidad por motivos oncológicos, Padre después del cáncer y Madre después del cáncer, dentro del programa de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de IVI.

Desde que IVI pusiera en marcha este programa en 2007, cerca de 1.000 mujeres han preservado su fertilidad antes de someterse a su tratamiento de quimio o radioterapia, el 64% de ellas diagnosticadas de cáncer de mama, el tumor más frecuente entre la población femenina que consulta para vitrificar sus ovocitos.

Se trata de mujeres jóvenes, con una edad media de 32,2 años, la mayoría de ellas –un 68%- sin pareja y con estudios universitarios –un 44%-. Todas estas pacientes se aferran con esperanza a una maternidad biológica que les da fuerzas para enfrentarse a su enfermedad.

“El camino será duro, pero los psicólogos han comprobado que el hecho de saber que sus óvulos están vitrificados y que tendrán una oportunidad de futuro para ser madres en caso de fallo ovárico les ayuda a enfrentar este trance con más optimismo. Antiguamente no había opción. Cáncer significaba infertilidad secundaria en muchos casos. Hoy la ciencia nos permite romper este binomio y abrir un halo de esperanza para estas pacientes”, añade el Dr. Domingo.

24 bebés y 4 en camino

Ya son 24 los bebés que han nacido después de que sus madres le ganaran la batalla al cáncer -15 de ellos tras un cáncer de mama-, y 4 más están a punto de llegar al mundo, fruto de la valentía y la perseverancia de sus madres.

En estos 10 años del programa, IVI ha vitrificado cerca de 10.000 ovocitos de pacientes oncológicas que permanecen conservados a la espera de ser utilizados una vez éstas sean dadas de alta por su oncólogo. La media de años que transcurre hasta que estos gametos son usados en un tratamiento posterior al cáncer se sitúa en los 3,8 años. 

Técnicas para preservar la fertilidad

Una de las grandes ventajas que ofrece IVI a sus pacientes es el diagnóstico y tratamiento personalizado según cada caso.

“A la hora de valorar una técnica de preservación de la fertilidad,  es importante trabajar de forma conjunta con el oncólogo para actuar de la manera más rápida y eficaz posible, evitando posibles retrasos o interferencias en el tratamiento oncológico correspondiente”, comenta el Dr. Domingo.

La técnica más utilizada hoy en día es la vitrificación de ovocitosque consiste en la criopreservación –inmersión directa en nitrógeno líquido a una temperatura de -196ºC- de los óvulos maduros conseguidos tras la estimulación ovárica, para usarlos posteriormente con la misma calidad que presentaban en el momento de la vitrificación.

Otra opción es la congelación de corteza ovárica y su posterior trasplante una vez superada la enfermedad, que permitiría incluso conseguir gestaciones espontáneas al recuperar la paciente su función ovárica. Esta técnica es de elección en niñas prepúberes y en aquellos casos en los que no se puede posponer el inicio de la quimioterapia, ya que la estimulación ovárica requiere un plazo de casi dos semanas.

En el caso de los hombres, bastará con congelar una o varias muestras de semen para conservar sus gametos.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

diagnostico prenatal ginecología Mujer prevencion

Falsos mitos e ideas erróneas sobre los piojos

Aunque se trata de un problema muy común, los falsos mitos e ideas erróneas sobre estos parásitos constituyen un obstáculo en su tratamiento.

Diez consejos para no echarse las manos a la cabeza ante la llegada de los piojos

· Desde Cinfa, Eduardo González Zorzano recuerda la importancia de usar bien los productos: el pediculicida es para eliminar y el repelente, para prevenir

Eduardo González Zorzano, especialista de Cinfa ofrece 10 pautas para combatir los piojos

Llega septiembre  y la vuelta al colegio. Y es entonces cuando muchos  padres y madres se echan las manos a la cabeza, nunca mejor dicho, ante la llegada de los piojos. Aunque se trata de un problema muy común, los falsos mitos e ideas erróneas sobre estos parásitos siguen constituyendo un obstáculo para su prevención y tratamiento.

Una de las falsas creencias que más perjudican a la hora de controlar las epidemias de piojos es la que afirma que estos parásitos invaden solamente las cabezas sucias. Y es que esto no es cierto. Como aclara Eduardo González Zorzano, experto del departamento Médico de Cinfa, “la falta de higiene no es un factor de riesgo, dado que estos parásitos van al pelo limpio igual o más que al pelo sucio. Por eso, no hemos de avergonzarnos si nuestro hijo tiene piojos, sino notificarlo al colegio para que tome las medidas necesarias y se pueda prevenir el contagio”.

Tampoco es cierto que estos insectos vuelen o salten, sino que, simplemente, se aferran al pelo y se desplazan rápidamente de una cabeza infestada a otra sana. Y, al contrario de lo que se piensa, no se contagian dentro del agua –por ejemplo, en la piscina-, aunque el contagio sí puede producirse si se comparten toallas, peines y horquillas.

¿Cómo aplicar el pediculicida?

Por otro lado, el experto de Cinfa incide en la importancia de distinguir y usar bien los productos correspondientes para este problema, ya que “los pediculicidas tan solo deben utilizarse una vez que se ha producido la infestación, para evitar la generación de resistencias. Si lo que queremos es prevenir, lo más conveniente es utilizar repelentes específicos de piojos, que son productos distintos”.

Antes de aplicar pediculicidas, resulta fundamental leer las instrucciones del fabricante o consultar al farmacéutico para despejar dudas; y, sobre todo, como explica González Zorzano, “examinar el cabello con una lendrera y arrastrar los piojos mechón a mechón. Para ello, podemos colocar una toalla o un paño blancos sobre los hombros del niño, de manera que veamos los parásitos cuando caigan”.

A continuación, ya sí, debe aplicarse sobre el cabello seco, mediante un masaje, el champú, loción o espuma pediculicida. Después de lavar y aclarar, dejaremos secar el pelo al aire, nunca con secador, ya que el calor inactiva el efecto insecticida residual del producto. Para terminar, pasaremos de nuevo una lendrera para retirar los piojos muertos y las liendres. “Es fundamental repetir toda la operación una semana después, porque solo así nos aseguraremos de haber eliminado todos los piojos y liendres. Con que haya quedado alguno, es suficiente para que nazcan y se reproduzcan de nuevo”, concluye el experto.

 

Diez dudas frecuentes a la hora de acabar con los piojos:

1. ¿Se puede prevenir una infestación de piojos?

Sí. Para ello, se debe vigilar constantemente la cabeza de los niños. Sobre todo, conviene revisar el cabello con la lendrera cuando se sepa de algún brote de piojos en el colegio. Si confirmamos que nuestro hijo no tiene piojos y sabemos que en su entorno sí los hay, podemos recurrir a repelentes específicos de piojos de venta en farmacias. No se debe usar un pediculicida si no se confirma que existen piojos, ya que podríamos generar resistencias.

2. Si un hijo tiene piojos y el otro no, ¿qué precauciones debo tomar para evitar el contagio?

Primero, se debe evitar el contacto entre las cabezas de los menores, así como que compartan objetos que tengan contacto con el cabello. Luego, inspeccionaremos las prendas de ropa, toallas, gorros, etc., que puedan haber compartido. Siempre que sea posible, se debe lavar la ropa del niño infestado a una temperatura superior a sesenta grados. Los peines, horquillas y cepillos debemos sumergirlos en agua hirviendo y aspiraremos toda la casa. Por último, introduciremos los juguetes y peluches del niño afectado en una bolsa hermética durante tres días: dado que los piojos se alimentan cada 4-6 horas de la sangre del huésped, no pueden vivir tanto tiempo aislados y morirán.

3. ¿Es posible contagiarse en las piscinas?

Cuando los piojos están dentro del agua, sea en el mar, piscina o ducha, entran en un estado de animación suspendida, pero se mantienen firmemente agarrados al cabello, tratando de sobrevivir. Por lo tanto, es improbable que los piojos se transmitan en el agua, pero sí podemos contagiarnos al compartir toallas o guardar artículos personales y ropa cerca de objetos infectados.

4. ¿Los animales de compañía pueden transmitir piojos?

No, los piojos sólo pueden vivir en la cabeza de las personas. Son parásitos humanos.

5. ¿Los piojos se dan más en niños o en niñas?

Los piojos suelen transmitirse más entre las niñas, no porque tengan el pelo más largo, sino por los juegos que suelen realizar, en los que están más juntas y abrazadas, y porque comparten más objetos como horquillas, coleteros, peines, etc. También hay niños, sin importar el género, que tienen más predisposición a padecerlos, debido a su composición sanguínea.

6. ¿Qué provoca los picores?

Las molestias se producen por la saliva que genera el piojo al picar sobre el cuero cabelludo para alimentarse. Además, rascarse la cabeza puede irritar el cuero cabelludo y producir una pequeña infección bacteriana que aumenta el malestar.

7. ¿Qué producto debo usar para tratar a mi hijo?

Existen champús, lociones o espumas pediculicidas, que deben aplicarse siempre sobre el cabello seco, masajeando la zona ligeramente, y de acuerdo a las instrucciones del fabricante y el farmacéutico.

8. ¿Cuándo se puede decir que un tratamiento está completo?

Cuando se han cumplido todas las etapas pertinentes: la aplicación de una loción (de diez a quince minutos) con un gorro puesto, lavado del pelo con un champú y el aclarado del pelo. Para terminar, debe peinarse el pelo con una lendrera para retirar los piojos muertos y las liendres.

9. ¿Por qué hay que repetir el tratamiento?

Es muy importante repetir el tratamiento siete días después de la primera aplicación para asegurarnos de que hemos eliminado todos los piojos y liendres. Puesto que el periodo de incubación de estas últimas es de aproximadamente una semana, si nos hemos dejado alguna y eclosiona, esta es la forma de detectarla y evitar que se produzca una reinfestación.

10. ¿Cómo se puede saber si las liendres están vivas?

Los piojos depositan las liendres en el flequillo, la base del cabello y detrás de las orejas, porque son las zonas más calientes y apropiadas para la supervivencia. Por tanto, cuanto más lejos de la base del cabello estén, más tiempo llevarán en la cabeza y ya habrán eclosionado o estarán muertas. Sin embargo, a simple vista es prácticamente imposible diferenciarlas (de hecho, es frecuente confundirlas con caspa), por lo que hay que eliminarlas todas.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

pediatría prevencion