Nuevos antipsicóticos, esperanzas renovadas para los esquizofrénicos

•”Los nuevos antipsicóticos de larga duración facilitan una mayor integración social y laboral de los pacientes con esquizofrenia.

  En España hay unas 600.000 personas con esquizofrenia o trastornos asociados.

El Proyecto VIVE, patrocinado por Janssen, facilita la formación continuada de los profesionales de la Psiquiatría.

“En la medida en que conseguimos la estabilización de los pacientes con esquizofrenia, pueden diseñar proyectos a medio y largo plazo”, señala el Dr. Julio Bobes, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría.

No sólo se trata de eliminar los síntomas de la enfermedad, sino de establecer un plan de tratamiento para evitar las recurrencias, sostienen los expertos.

 “Los nuevos tratamientos para pacientes con esquizofrenia han transformados y están transformando no solo la percepción subjetiva del estado de salud de los pacientes sino su nivel de funcionalidad, lo que permite a los pacientes y a sus familias hacer proyectos de vida a medio y largo plazo”, asegura el Dr. Julio Bobes, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, Catedrático y Jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital de Oviedo.

El Dr. Bobes ha sido el coordinador del V Encuentro VIVE, celebrado en A Coruña con la colaboración de Janssen, y que se convirtió un año más en un evento referente en el mundo de la Psiquiatría. “Éste es un proyecto de formación continuada muy maduro, que se celebra desde hace cinco años y se va amoldando a las necesidades aún no cubiertas desde el punto de vista de la formación continuada de los profesionales”, destaca el Dr. Bobes.

Facilitar al paciente con esquizofrenia un proyecto de vida y la máxima funcionalidad posible en su día es clave para un adecuado control de la enfermedad. Cuanta mayor es la integración del paciente en su entorno familiar, social y laboral, menor es el riesgo de recaídas que dificultan el control de la enfermedad y empeoran el pronóstico del paciente.

En este marco de normalización del diagnóstico, en el que trabaja desde hace años la Psiquiatría moderna, juegan un papel clave los nuevos tratamientos, que permiten intervalos cada vez más amplios de administración entre una dosis y otra. Esto permite al paciente espaciar sus visitas al servicio de Psiquiatría, lo que resulta de gran ayuda para ellos y para sus familias.

Se calcula que en España hay unas 600.000 personas con criterios diagnósticos de esquizofrenia o trastornos asociados, lo que representa entre un 0,8 y un 1,3% de la población según los criterios diagnósticos. El diagnóstico precoz y un adecuado tratamiento son claves para prevenir recaídas y permitir la recuperación a largo plazo de estas personas.

“El tratamiento de la esquizofrenia suponía un reto en el pasado, con antipsicóticos disponibles desde los años 50”, señala el coordinador del Proyecto VIVE. En cambio, subraya, la existencia de modernos tratamientos con intervalos de administración cada vez más prolongados, “está teniendo una influencia muy notoria porque cambia la foto que teníamos en el pasado: en la medida en que conseguimos que el paciente quede estabilizado y que la sintomatología remita sustancialmente, tenemos una persona con condiciones de proyectarse hacia el futuro, lo que les permite hacer proyectos de vida a medio y largo plazo”.

El Dr. José Manuel Olivares, psiquiatra en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo coincidió en la importancia de tratar la esquizofrenia desde un enfoque multidisciplinar.No sólo se trata de eliminar los síntomas de la enfermedad, sino de establecer un plan de tratamiento para evitar las recurrencias, ayudar al paciente y a su familia a entender lo que está sucediendo y a prevenir las recaídas, y facilitar que el paciente pueda retornar su proyecto vital con las mayores garantías de éxito posibles”.

En este sentido, desde Octubre del 2016, está disponible en España la administración trimestral de palmitato de paliperidona (TREVICTA®), el antipsicótico que ofrece a los pacientes con esquizofrenia el intervalo de administración más largo disponible para un fármaco de este tipo en la Unión Europea.

“Olvidarse de tomar un tratamiento es muy fácil, nos pasa a todos. Por ello, un tratamiento que sólo hay que aplicar cuatro veces al año es una gran ayuda en este sentido”, destaca el Dr. Olivares.

Pronóstico en los últimos años

El encuentro celebrado en A Coruña también sirvió  para poner de manifiesto cómo ha cambiado el pronóstico de los pacientes con esquizofrenia en los últimos años. “Hemos mejorado su pronóstico, no sólo clínico, sino que desde el punto de vista social y de vida diaria el paciente puede organizarse con un grado de normalización muy superior al que teníamos hasta ahora”, apunta el Dr. Bobes.

La llegada de tratamientos como el palmitato de paliperidona de administración trimestral, que permiten recibir el tratamiento únicamente cuatro veces al año, apunta el presidente de la Sociedad de Psiquiatría, “está cambiando la vida de estos pacientes, sobre todo en lo que respecta a su vinculación al sistema social”.

En este sentido, el Dr. Bobes subraya que “las administraciones públicas han aceptado como gran innovación que los fármacos de los que disponemos por vía oral puedan ser aprovechados realmente en la medida que resuelven las dificultades de adherencia a los tratamientos y que son una incorporación necesaria para no dejar pasar una oportunidad terapéutica que transforma la vida de los pacientes con esquizofrenia”.

“Si hay algo que sabemos acerca de la esquizofrenia es que cuanto antes se detecte y antes se ponga un tratamiento adecuado mayores serán las probabilidades de que el paciente pueda disfrutar de una vida sin merma de sus capacidades personales”, concluye el Dr. Olivares.

Acerca de la esquizofrenia

La esquizofrenia es un trastorno mental complejo y de larga evolución, en el cual los síntomas pueden ser graves e incapacitantes y pueden afectar a todos los aspectos de la vida diaria de una persona. Afecta a las personas de todos los países, grupos socioeconómicos y culturas. Su prevalencia es similar en todo el mundo, prácticamente una de cada 100 personas desarrollará esquizofrenia antes de los 60 años, presentándose más tardíamente en mujeres, probablemente a causa del efecto protector de los estrógenos.

No existe una única causa de la esquizofrenia. Se cree que diferentes factores actúan conjuntamente y contribuyen al desarrollo de la enfermedad. Tanto los factores genéticos como ambientales parecen ser importantes. Los síntomas de la esquizofrenia pueden incluir alucinaciones, delirios, falta de respuesta emocional, retraimiento social/depresión, apatía y falta de energía o iniciativa.

La esquizofrenia es generalmente un trastorno para el que existen varios tratamientos beneficiosos. Las guías clínicas recomiendan que el tratamiento óptimo sea una combinación de medicación antipsicótica junto con psicoterapia, psico-educación y autoayuda. El tratamiento eficaz puede permitir a las personas con el trastorno disfrutar de una vida más plena y satisfactoria, lo cual puede incluir la vuelta al trabajo o a los estudios, una vida independiente y el desarrollo de relaciones sociales, todo lo cual a su vez puede contribuir a su recuperación.

Porque la salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

medicamentos psiquiatría

Hepatitis crónicas, un antes y un después de los antivirales

• En el marco del 41º Congreso Anual de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), Bristol-Myers Squibb ha celebrado un simposio para analizar el avance en el tratamiento de la hepatitis crónicas B y C

• Aunque los tratamientos antivirales actuales curan la infección por VHC en porcentajes muy altos de los pacientes, perdura el riesgo de desarrollar hepatocarcinoma, por lo que no se deben abandonar los programas de cribado

•La Inmuno-Oncología supone una promesa en el tratamiento del carcinoma hepático avanzado, en el que no se ha logrado ninguna novedad terapéutica en los últimos seis años

antiviral-b

En el contexto del 41º Congreso Anual de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH)  celebrado en Madrid, Bristol-Myers Squibb ha organizado el Simposio “CONHECTA: uniendo fuerzas para ofrecer respuestas a los pacientes”, en el que se ha analizado la evolución en los tratamientos de las hepatitis virales crónicas.

La doctora María Buti, coordinadora del simposio y Catedrática de Medicina y Jefe Clínico Unidad de Hepatología del Hospital Universitario Vall d’Hebrón de Barcelona, explica que, “la hepatitis B es una enfermedad crónica en muchos pacientes, por lo que el tratamiento debe ser el más adecuado para administrarlo a largo plazo y así evitar la progresión de la enfermedad. Actualmente, estos tratamientos son eficaces y seguros a largo plazo, ya que permiten controlar el virus y suprimen cualquier replicación viral, previniendo la progresión de la enfermedad y reduciendo el riesgo de hepatocarcinoma (cáncer primario de hígado). En lo que respecta a la hepatitis C, los tratamientos de corta duración ofrecen unos resultados en la práctica clínica igual de efectivos que en los ensayos”.

Actualmente se estima que la prevalencia de hepatitis C en nuestro país se sitúa alrededor de un 0,4 – 2,6% de la población, según se recoge en el Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C en el Sistema Nacional de Salud. “En estos momentos, los pacientes diagnosticados de hepatitis C que presentan un grado de fibrosis significativo tienen la suerte de ser tratados adecuadamente. El principal reto al que nos enfrentamos los profesionales sanitarios ya no es el acceso al tratamiento, sino la identificación de los pacientes asintomáticos. Sin embargo, cabe decir que una vez diagnosticados, la terapia a la que son sometidos es igual de eficaz y segura”, matiza la doctora.

La llegada en los últimos años de los nuevos antivirales de acción directa, con elevadas tasas de curación, ha supuesto un cambio radical en el paradigma de la hepatitis C. Tras la llegada de daclatasvir en España en 2015, la Comisión Europea aprobó la semana pasada su uso para tres nuevas poblaciones de pacientes, en combinación con sofosvubir: pacientes con VHC con cirrosis descompensada, coinfección por VIH-1 (virus de la inmunodeficiencia humana) o aquellos con recurrencia del VHC postrasplante hepático. Ante esta nueva ampliación de la indicación, la doctora. Buti considera que, “la combinación de daclatasvir y sofosbuvir se muestra muy eficaz para pacientes infectados por genotipo 3, y especialmente para pacientes con cirrosis hepática”. Como concluyó en su exposición el profesor Jean-Michel Pawlotsky, Director del Centro Nacional de Referencia para Hepatitis Virales B, C y Delta de París, la combinación daclatasvir más sofobuvir con o sin ribavirina es el tratamiento de elección para el tratamiento de la infección por genotipo 3 del VHC, en cualquier población de pacientes.

tem_hepatitis_b

Los expertos recomiendan a los pacientes no que no abanden los programas de cribado de hepatocarcinoma.

Por su parte, el doctor Bruno Sangro, director de la Unidad de Hepatología de la Clínica Universidad de Navarra, ha abordado el futuro más allá de la curación de las hepatitis virales, ya que tanto el virus de la hepatitis B, como el virus de la hepatitis C, sobre todo en pacientes en los que la infección crónica ha alcanzado el estadio de cirrosis o de fibrosis avanzada, incrementa notablemente el riesgo de desarrollar cáncer primario de hígado, con una incidencia de entre un 3 y un 5% anual.

Con la llegada de los análogos de nucleósidos frente al VHB y de los antivirales de acción directa frente al VHC, se ha logrado suprimir de forma mantenida la replicación del VHB y curar la infección por VHC en la mayor parte de los pacientes, si bien el doctor Sangro incide en que “el riesgo de desarrollar cáncer primario hepático no desaparece ni total ni rápidamente, porque es la consecuencia de un daño genómico acumulado durante años, y por lo tanto los pacientes no deben abandonar los programas de cribado de hepatocarcinoma, que ayudan a detectar este cáncer de forma muy sencilla, mediante una ecografía cada seis meses”.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

 

medicamentos

Hacia una sociedad cada vez más polimedicada

• El 50% de las personas mayores de 65 años toma una media de nueve medicamentos al día. 

Analgésicos, antiinflamatorios, ansiolíticos e inductores de sueño son los fármacos de uso más amplio.

• La polimedicación, toma de más de cinco medicamentos de forma continuada, incrementa el riesgo de sufrir caídas.

• Un seguimiento activo de los tratamientos en mayores polimedicados permite reducir a la mitad los fármacos prescrito.

polimedicados_mayores_sanitas

Más de la mitad de las personas mayores de 65 años toma una media de nueve medicamentos al día.

Si nuestra sociedad mantuviera la pirámide de población de manera equilibrada no sería un problema, pero con la previsión muy aceptada por todos los expertos de que a mediados de siglo haya dos mayores de 65 años por cada menor y la entrada de las personas de edad en el mundo de los polimedicados, esta faceta de la sanidad adquiere un rango social y económico mucho más allá de la propia salud, hasta poder condicionarla.

Y es que el 50 por ciento de los mayores de 65 años toma una media de nueve medicamentos al día, una prevalencia que puede llegar al 76 por ciento en pacientes ancianos sin movilidad que vive en comunidad, según ha informado Sanitas.

“La polimedicación es aquella situación en la que un paciente con diferentes enfermedades crónicas toma una elevada medicación de manera continuada. En concreto más de cinco o seis fármacos al día durante un periodo igual o superor a seis meses. Desde el punto de vista cualitativo, es el hecho de tomar más medicamentos de los clínicamente adecuados” explica el doctor David Curto, jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Residencial.

plimedicados4

Entre los fármacos más usados están los analgésicos, antiinflamatorios ansiolíticos e inductores del sueño; en cuanto a los psicofármacos, los más consumidos son los relacionados con las demencias o depresión.

Una situación en la que se encuentra el 50% de los mayores de 65 años que toma una media de nueve medicamentos al día. Prevalencia que puede llegar al 76% en pacientes ancianos sin movilidad que vive en comunidad. Analgésicos, antiinflamatorios, ansiolíticos e inductores del sueño estarían entre los fármacos de uso más amplio. Por lo que se refiere a los psicofármacos, frecuentes en el tratamiento de enfermedades relacionadas con la edad como demencia o depresión, “suelen estar presentes en cuadros de pacientes polimedicados. En muchas ocasiones han sido prescritos para controlar síntomas que en la actualidad ya han desaparecido pero no  se han reevaluado. Por tanto, nos encontramos con fármacos potencialmente peligrosos con mayor riesgo de reacciones adversas, reacciones cruzadas o duplicidades” afirma David Curto.

Entre estas consecuencias adversas, la polimedicación puede dar lugar a falta de eficacia terapéutica o preventiva; interacciones adversas entre medicamentos; incremento de ingresos hospitalarios; alta morbi-mortalidad por medicamentos; mayor riesgo de caídas y utilización ineficiente de los recursos sanitarios. Según los últimos estudios sobre polimedicación, se estima que entre un 10% y un 20% de los casos de urgencias y hasta un 20% de los ingresos hospitalarios en mayores está relacionado con efectos adversos a medicamentos.

Adecuar la medicación

POLIMEDICADOS5

Un seguimiento activo de las prescripciones en mayores polimedicados permite reducir en más de la mitad los fármacos prescritos.

La actualización y revisión sistemática de la medicación prescrita mejora la adecuación de los tratamientos en mayores polimedicados. En este procedimiento se abordan criterios como la eficacia del fármaco, la evolución de la enfermedad, el cumplimiento terapéutico así como las posibles interacciones o efectos secundarios. “La evaluación de las patologías del paciente, la evolución de las mismas, el estado clínico y la expectativa de vida son determinantes para evaluar la polimedicación” comenta David Curto.

Un seguimiento activo de las prescripciones en mayores polimedicados permite reducir en más de la mitad los fármacos prescritos. “Es fundamental tener en cuenta que los tratamientos no son de por vida y que toda prescripción debería implicar, en algún momento, una desprescripción” añade David Curto. Desprescribir abarca el inicio del tratamiento, el ajuste de la dosis, el cambio o la adición a los fármacos o la interrupción de los tratamientos.

SANITAS1

Los expertos reconocen que se topan con pacientes que ingieren hasta  15 fármacos diferentes al día.

“Entre el 40% y el 50% de los mayores que llegan a un centro de Sanitas Residencial sufre polimedicación en mayor o menor grado. Encontramos casos de hasta 15 fármacos diferentes al día, lo que puede suponer más de 20 comprimidos en diferentes tomas” expone David Curto. Gracias al protocolo para la adecuación del tratamiento farmacológico en pacientes polimedicados “en nuestros residentes con dos meses de antigüedad se ha logrado reducir el índice de polimedicación al 30%” afirma Curto.

Porque la Salud es lo que importaPon #Saludentuvida

medicamentos

Los nuevos fármacos biológicos acorralan a la psoriasis

 • Secukinumab es el primer fármaco biológico que está indicado en primera línea para la psoriasis moderada/grave y está a la espera de que se fije su precio para que los dermatólogos puedan empezar a prescribirlo

 • En el Congreso Nacional de Dermalogía clausurado este fin de semana en Sevilla se presentaron los datos del estudio CLEAR que demuestra la eficacia y seguridad de la nueva molécula con la que se alcanza el blanqueamiento total o casi total

• La nueva terapia biológica ayudará a cambiar el paradigma de tratamiento de la psoriasis, una patología dermatológica crónica y debilitante que afecta a la calidad de vida taco como el cáncer o la artritis

DSC_1717

Los especialistas Jordi Valls, Francisco Vanaclocha y Julián S. Conejo-Mir en la rueda de prensa sobre psoriasis celebrada en el marco del Congreso Nacional de Dermatología y Venereología clausurado este fin de semana en Sevilla.

Los pacientes de psoriasis pueden alegrar un poco más la cara. No, todavía no hay curación definitiva para su padecimiento pero sí, nuevos fármacos biológicos que van a aliviar sus síntomas más traumáticos; medicamentos biológicos que blanquearán su piel de manera más rápida y eficaz, eliminarán sus escozores y picores y, además, algo muy importante para ellos que no les producirán efectos secundarios como los habituales corticoides tomados hasta ahora. Se trata en definitiva que estos pacientes ganen en calidad de vida.

La psoriasis es una enfermedad autoinmune crónica caracterizada por lesiones cutáneas gruesas, denominadas placas, que producen picor, descamación y dolor y que padecen más de 125 millones de personas en todo el mundo, más de un millón en el Estado español. Según subraya el doctor Julián S. Conejo-Mir, responsable de Dermatología del Hospital Universitario Virgen del Rocío, de Sevilla “todos los días se presentan en la consulta personas con esta afección para la que más de la mitad de los pacientes no ha encontrado todavía una terapia con la que esté satisfecho. Por este motivo, la incorporación de anticuerpos monoclonales, como secukinumab, supone un gran avance ya que mejoran su calidad de vida”, subrayó con convencimiento. “La psoriasis ha dejado de ser un tema tabú y aunque es de por vida, los especialistas disponemos en estos momentos de un amplio arsenal terapéutico para ayudar a estos pacientes a alcanzar una vida normalizada”, subrayó

En el marco del 43 Congreso Nacional de Dermatología y Venereología celebrado del 13 al 16 de mayo en Sevilla, con la participación de más de 1.500 expertos, Novartis presentó los datos del ensayo CLEAR que demuestran la eficacia y seguridad de su portfolio dermatológico para el tratamiento de la psoriasis en placas de moderada a grave. Cosentyx (secukinumab) ayudará, recalcaron los especialistas, a cambiar el paradigma de tratamiento de la psoriasis, una patología dermatológica crónica y debilitante que afecta a la calidad de vida tanto como el cáncer o la artritis.

DSCF4440

La nueva molécula aprobada por la Agencia Europea de Medicamento (EMA) y que está a la espera para que se fije su precio para poder incorporarla a la práctica clínica hospitalaria logra blanqueamientos totales o casi

Blanqueamientos total o casi total de la piel.

En total 679 pacientes de 24 países de Norteamérica, Europa, Asia y Australia participaron durante 52 semanas en este estudio en el que un 21% más de pacientes lograron un blanqueamiento total (PASI 100) o casi total de la piel (PASI 90) con Cosentyx en la semana 16 en comparación con Stelara (ustekinumab), un tratamiento biológico muy extendido. “El ensayo es importante porque nos ha permitido comparar dos tratamientos de igual a igual. Se trata de sólidos resultados que demuestran que Cosentyx está cambiando la forma en la que se trata la psoriasis al tiempo que está ayudando a los pacientes a lograr el blanqueamiento de la piel”, resaltó Francisco Vanaclocha, jefe de Servicio de Dermatología del Hospital 12 de Octubre, de Madrid.
De momento este nuevo fármaco biológico está a la espera de que se fije su precio para que los dermatólogos puedan comenzar a prescribirselo a los pacientes con psoriasis severa. En la actualidad, además de este biológico en la UE hay cuatro más disponibles. Tanto estos como secukinumab están recomendados para enfermos que presentan placas moderadas y graves. La diferencia de la molécula de Novartis es que está aprobada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) como tratamiento de primera línea, es decir, que los especialistas la podrán dispensar a sus pacientes sin que estos hayan sido tratados antes con fármacos tópicos, fototerapia o con sistémicos. Además, secukinumab se está investigando para tratar varias enfermedades autoinmunes como la artritis psoriásica y la espondilitis anquilosante.

DSCF4443

Con los nuevos fármacos biológicos los dermatólogos no podrán curar la psoriasis, pero sí tratarla de forma más eficaz para que los pacientes tengan buena calidad de vida

Factores epigenéticos
Aunque se sabe que existen factores genéticos y ambientales (epigenéticos) desencadenantes de la psoriasis, al no conocer aún la forma de atajarla en origen, el hecho de ampliar y mejorar la batería de inhibidores de la IL-17A supone una esperanza de mejora en la calidad de vida del 3% de la población mundial que la padece; unos 125 millones de personas que sufren ardor y dolor en las articulaciones, escamas cutáneas, picor e irritación cutánea, síntomas a los que se suele añadir una nada despreciable estigmatización social por el aspecto de su piel, a lo que con frecuencia se suman depresión, falta de atractivo, pensamientos suicidas y problemas psicosociales derivados, como dificultades económicas o problemas profesionales por la limitación periódica de capacidad para realizar sus actividades diarias, laborales incluidas.

Porque la psoriasis es mucho más que un problema estético, pues reduce significativamente la calidad de vida de quienes la sufren, e incluso, en los casos más graves, acorta su esperanza de vida, debido a que aumenta las probabilidades de que sufran enfermedades concurrentes como cardiopatías, artritis, diabetes, linfomas…
Fototerapia, fármacos sistémicos, cremas y geles son tratamientos tradicionales que suelen dejar insatisfechos a un 40-50% de los pacientes porque los consideran ineficientes, o en el mejor de los casos tediosos, por lo que terminan abandonando la terapia. Por este motivo la llegada de novedosos tratamientos eficaces contra los síntomas como Cosentyx (secukinumab)  abrirán una nueva ruta de esperanza para mejorar la vida de los pacientes con psoriasis.

Porque la salud es lo que importa…pon #saludentuvida

Dermatología Enfermedades medicamentos

Cómo consumir los antibióticos de forma responsable

 

  • “El uso incorrecto y excesivo de estos medicamentos provoca que las bacterias se hagan resistentes a ellos, pudiendo volverlos ineficaces a largo plazo”, alerta la doctora Garre, experta médica de Cinfa
  • El antibiótico no baja la fiebre, no reduce la tos, ni la mucosidad, ni los estornudos, y no ayuda a recuperarse de una infección causada por virus, ni tampoco impide que los virus se diseminen a otras personas”
  • A pesar de todo, en esta época del año es cuando más antibióticos se toman de forma inadecuada, debido a la mayor incidencia de gripes y resfriados

Detrás de Francia, el Estado español es uno de los países desarrollados donde más se consumen antibióticos. Según un reciente estudio realizado a nivel europeo, el índice de automedicación de antibióticos en el país es uno de los más elevados. El tema no es baladí. De los datos facilitados por el Ministerio  de Sanidad, cerca del 30% de los antibióticos utilizados por la población española se  consumen sin que un médico lo haya indicado.

Tras la aparición del primer antibiótico, la penicilina, descubierta por Alexander Fleming en 1928, estos fármacos revolucionaron la atención médica del siglo pasado y redujeron de manera drástica la mortalidad causada por enfermedades infecciosas. “los antibióticos son un tipo de medicamento con el que se combaten las infecciones causadas por bacterias, destruyéndolas o impidiendo su crecimiento”, explica la doctora Aurora Garre, del laboratorio Cinfa, con sede en Pamplona.

 

cinfa 2

Los genéricos ganan terreno

Un mal uso

A pesar de las constantes advertencias médicas, existe un porcentaje elevado de la población que usa los antibióticos de manera inadecuada para tratar infecciones causadas por virus que no requieren ni responden a los antibióticos. A saber: catarros, las infecciones respiratorias, o incluso casos de otitis o faringitis. De hecho, el uso de antibióticos aumenta en los meses de noviembre a febrero, cuando son más frecuentes los procesos víricos. Según la especialista del laboratorio navarro  en ocasiones son los propios pacientes quienes presionan a los médicos para que les receten a ellos o a sus hijos la toma de antibióticos. “Todo ello supone una irresponsabilidad que conlleva perjuicios para nuestra salud, porque consumir antibióticos sin necesitarlos hará más difícil la curación cuando el paciente los necesite de verdad, además de que somete a la persona a riesgos innecesarios, como reacciones alérgicas o alteraciones en la flora intestinal entre  otros efectos adversos”, incide en señalar la doctora Garre.

En la actualidad estos medicamentos están perdiendo eficacia porque las bacterias se están volviendo resistentes a ellos, haciéndose insensibles a su efecto. Este proceso puede ocurrir de manera natural, pero el consumo excesivo e inadecuado de antibióticos acelera la aparición y propagación de cepas de bacterias resistentes. De ahí la llamada de los expertos a que la población haga un buen uso de los mismos.

De hecho, tal y como explica la doctora, para garantizar la salud del paciente y evitar que los tratamientos se vuelvan ineficaces, es importantísimo consumir antibióticos de manera responsable y adecuada. “Sólo debemos tomarlos cuando el médico nos lo indique, que será para tratar las infecciones bacterianas. Porque el antibiótico no baja la fiebre, no reduce la tos, ni la mucosidad, ni los estornudos, y no ayuda a recuperarse de una infección causada por virus, ni tampoco impide que los virus se diseminen a otras personas”, remacha la doctora Garre.

grupocinfa

Un grupo de periodistas que visitó las modernas instalaciones de Cinfa cerca de Pamplona  donde pudieron ver in situ las fases de producción de los medicamentos genéricos

 

10 recomendaciones para consumir antibióticos de manera responsable

  1. Nunca te automediques con antibióticos. Puedes estar cometiendo el error de consumir medicamentos totalmente ineficaces para combatir tu infección y, por tanto, estar contribuyendo al aumento de la resistencia de las bacterias patógenas. Expones, además, a tu organismo a reacciones alérgicas o efectos secundarios adversos sin necesidad.
  1. No solicites antibióticos al farmacéutico sin que el médico te los haya indicado. No debemos presionar al profesional sanitario para que nos dispense estos medicamentos cuando acudimos sin receta a la farmacia, dado que está prohibido por ley. Tampoco exijas al médico que te los prescriba si no los considera necesarios: él, mejor que nadie, sabe cuándo está indicado su uso y cuándo no.
  2. Tampoco para tus hijos. Si el niño muestra síntomas de alguna infección, acude a su pediatra, quien te indicará si es necesario administrarle o no un antibiótico. Hacerlo sin que sea necesario puede ser dañino para la salud de tu hijo y hacer más difícil su curación cuando adquiera una infección que de verdad requiera antibióticos.
  3. Paciencia y cuidados. Si contraes un resfriado o una gripe y el médico te dice que no necesitas antibióticos, cuídate para recuperarte. Descansar y armarse de paciencia es muchas veces es el mejor remedio para los enfriamientos y catarros. Si los síntomas no mejoran o empeoran en el plazo indicado por el médico, vuelve a la consulta para que te examine de nuevo.
  4. Sigue fielmente las instrucciones del médico. Debes respetar y cumplir todas sus pautas, tanto en lo referente a la dosis que debes tomar, como el horario o la duración del tratamiento. Favorecemos las resistencias de las bacterias a los antibióticos cuando estos se toman en dosis incorrectas o de forma irregular.
  5. Organízate para cumplir el horario al pie de la letra. Antes de empezar el tratamiento, piensa qué horario te resulta más fácil para respetar la frecuencia de toma indicada por tu médico. Intenta tomarlo siempre a la misma hora.
  6. Completa el tratamiento hasta el final. No lo interrumpas; los síntomas desaparecerán pronto, pero eso no quiere decir que la infección esté resuelta. Debes completar el tratamiento prescrito, de lo contrario, la infección puede reaparecer y el antibiótico dejar de ser efectivo.
  7. No guardes los antibióticos que te sobren después del tratamiento. En su lugar, pregunta a tu farmacéutico cómo deshacerte de ellos de manera adecuada.
  8. Siempre que sea posible, vacúnate. Con el fin de evitar infecciones ya sean víricas o bacterianas. De esta manera conseguimos evitar su aparición. Acompaña también a tus hijos o mayores a vacunarse, cuando esté recomendado para ellos.
  9. En resumen: realiza un consumo de antibióticos responsable. La eficacia de los medicamentos depende de todos. El uso responsable de antibióticos puede contribuir a frenar la aparición de bacterias resistentes, lo que hará que los antibióticos sigan siendo eficaces tanto en la actualidad como para las generaciones futuras.

Porque la salud es lo que importa…pon #saludentuvida

 

medicamentos