• Un informe de World Vision, publicado justo antes de la Cumbre de Estocolmo revela siete cosas que los gobiernos deben saber para poner fin a la violencia contra la infancia 

•La violencia afecta a más de 1.700 millones de  niños y niñas cada año ;”sabemos lo que funciona para acabar con la violencia infantil” dice World Vision 

Mientras los líderes mundiales se reunieron en Estocolmo (Suecia), los días 14 y 15 de febrero, en la Cumbre de soluciones para terminar con la violencia: La agenda 2030 para niños y niñas (Agenda 2030 for Children: End Violence Solutions Summit) para hablar sobre soluciones para acabar con la violencia contra la infancia, World Vision los emplaza a aprender de lecciones pasadas y poner el foco en lo que funciona.

“Esperamos que esta cumbre no sólo sirva para hablar, sino también para poner en marcha las soluciones que sabemos que, si se trabajan a mayor escala, ayudarán a acabar con la violencia contra la infancia” afirmó el Responsable de Impacto y Relaciones de World Vision, Trihadi Saptoadi, que se concentró en Estocolmo para participar en la cumbre.

“Nos hemos tomado un tiempo para ver lo que hemos aprendido en nuestros años de experiencia trabajando para poner fin a la violencia contra los niños y qué es lo que todos debemos hacer más”.

En un resumen publicado antes de la cumbre, Que funciona para acabar con la violencia contra los niños: Siete cosas que hemos aprendido (What works to end violence against children: Seven things we have learned) World Vision se basa en experiencias de trabajo que han funcionado para trasladarlas a los líderes y les presten atención a la hora de implementar soluciones sobre el tema.

7 cosas que hemos aprendido en World Vision:

  1. Se puede hacer: acabar con la violencia contra la infancia es posible.
  2.  Se necesita a todo el mundo: los actores clave deben involucrarse y participar.
  3. No hay una “receta mágica”: para acabar con la violencia contra la infancia es necesaria una combinación de diferentes estrategias.
  4. El contexto es clave: si la estrategia refleja la cultura, las normas e infraestructuras locales, funciona.
  5. Del panorama general al detalle: las soluciones requieren intervenciones directas, pero también el fortalecimiento de sistemas a largo plazo.
  6. Se necesita a los niños y niñas: los menores juegan un papel clave como agentes de cambio.
  7. Adopción a gran escala: hacer más lo que funciona, en más sitios.

“Desgraciadamente, más de 1.700 millones de niños y niñas sufren violencia cada año, en todas las comunidades y en todos los países. Los niños sufren violencia en sus comunidades, en sus lugares de oración, en las escuelas y en sus hogares, sitios donde deberían sentirse más seguros” dijo Saptoadi.

“Pero no tiene porqué ser así. Los expertos han identificado 7 estrategias que, adoptadas a gran escala, pueden tener el mayor impacto, y más duradero, en los niños. Realmente creemos que si los líderes, las empresas, las congregaciones religiosas, las organizaciones, las comunidades y los propios niños se centraran en hacer más lo que hemos visto que funciona, muchos más niños y niñas podrían crecer seguros, sintiéndose queridos y cuidados, sin sufrir daños, abandono ni abusos”.

“Hemos aprendido que todos debemos mejorar. Debe haber un compromiso a largo plazo, por parte de todos, por hacer las cosas y provocar cambios reales y duraderos. No tiene que ver con la falta de voluntad, sino con lo complejo que es acabar con la violencia. Hacen falta fondos comprometidos para proyectos esenciales y a largo plazo que son difíciles de mantener; no hay un sistema sencillo para identificar los fondos porque, por su naturaleza, terminar con la violencia contra la infancia implica invertir en muchos sectores, incluidos los medios de vida de las familias o las infraestructuras de educación comunitarias”.

Hay un movimiento creciente de organizaciones y niños y niñas que están trabajando juntos para acabar con la violencia, pero éste tiene que ir de la mano de una mayor inversión y de acción por parte de los líderes políticos para tomarse en serio estas 7 lecciones.

Acabar con la violencia contra la infancia es posible, pero necesitamos a todo el mundo para lograrlo.

Ejemplos de éxito en el trabajo de World Vision:

  • En Filipinas, un proyecto encabezado por World Vision para reducir el uso de niños y niñas en la industria de la caña de azúcar se tradujo en una reducción del 74 al 14% del trabajo infantil en 3 años.
  • En una comunidad de Sudán del Sur, donde casi todo el mundo conocían a personas que habían sido violadas o concebidas a raíz de una violación, World Vision llevó a cabo una campaña para contrarrestar prejuicios. Tuvo como resultado una actitud de aceptación que incrementó en un 8% solo el primer año.
  • En Armenia, casi todos los niños que participaron en un proyecto (92%) y la mayoría de los docentes (85%) y padres (69%) manifestaron un mayor conocimiento y capacidades para garantizar la seguridad on-line de los menores.
  • Durante más de 5 años en Camboya, World Vision y sus socios consiguieron, con diferentes estrategias, reducir el porcentaje de trabajo infantil del 53 al 23%.
  • Porque la salud es lo que importa…Pon #saludentuvida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s