• Carnes saludables, pescado azul, frutas y verduras son la mejor receta para velar por la salud durante la Navidad.

 • Es aconsejable reducir la ingesta de dulces, alcohol y carnes ricas en grasas saturadas.

 • Ayunar para darse un atracón no solo no ayuda a controlar el peso, sino que tiene efectos negativos para la salud.

• El especialista sostiene que es adecuado “permitirse pequeños excesos y compensar después con ejercicio físico”.

Ayunar con el objetivo de darse luego un homenaje no solo no ayuda a controlar el peso, sino que puede tener efectos negativos para la salud. 

 La Navidad está asociada a los excesos, a los banquetes cargados de calorías y a las dilatadas sesiones de sobremesa. No es de extrañar, por lo tanto, que una vez que concluyen las fiestas la báscula delate una subida de peso o que el cinturón deba de aflojarse ligeramente. Por ello, es recomendable trazar un plan de acción para que el cuerpo no se resienta en el mes de enero. El Dr. José Ángel Díaz Pérez, especialista en Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario HM Puerta del Sur, da la pauta para velar por la salud. El pescado azul, las frutas y verduras, las carnes saludables y el marisco en dosis moderadas pueden formar parte de la receta más aconsejable.

La planificación puede resultar clave para que la salud no se resienta a causa de los atracones navideños. De esta manera, el Dr. Díaz Pérez recomienda moderación en el consumo de carnes ricas en grasas saturadas como el cordero el cabrito o el cochinillo. Otras como las de pollo de corral, pavo, capón, codorniz o conejo son más saludables. No se debería renunciar a degustar el jamón ibérico en cantidades razonables, ya que es una buena fuente de ácidos grasos monoinsaturados, hierro, calcio y vitamina B1.

Alimentarse con moderación resulta esencial para hacerle un guiño a la salud. No hay que olvidar que, según indica el Dr. Díaz Pérez, “el cordero, el cochinillo, los fiambres y los quesos curados empeoran los niveles de colesterol LDL, que aumentan la formación de la placa de ateroma. Además, un elevado consumo de alcohol produce un empeoramiento de la función hepática. El exceso de alcohol y de proteínas puede precipitar crisis gotosas”.

Los mariscos también son una buena opción debido a su contenido en ácidos grasos omega-3 y minerales como zinc, hierro y selenio. No obstante, es mejor tomar pequeñas cantidades para evitar el incremento del ácido úrico. Asimismo, es recomendable alternar el consumo de carnes y pescados. El pescado azul es saludable por su contenido en ácidos grasos omega-3 que previenen las enfermedades cardiovasculares.

Limitar las salsas

Durante la Navidad es aconsejable dejar a un lado las salsas y limitar el consumo de dulces. Y, al igual que a lo largo del año, incluir dos o tres raciones diarias de fruta y verdura. También se debería reducir la ingesta de alcohol, sobre todo el de alta graduación.

Los excesos en alimentación durante la Navidad no solo pueden propiciar que el peso aumente, sino también que la salud se resienta. El especialista de           HM Hospitales explica que “los excesos no solo incluyen el aumento de peso, sino el empeoramiento del perfil lipídico, el perfil hepático y la hiperucemia”. Todos estos factores podrían elevar el riesgo de infarto de miocardio o de accidente cerebrovascular.

Asimismo, el Dr. Díaz Pérez advierte que “ayunar con el objetivo de darse luego un homenaje no solo no ayuda a controlar el peso, sino que puede tener efectos negativos para la salud, aumentando los niveles de ácido úrico y precipitando la hiperucemia”.

Por lo tanto, la receta adecuada para no castigar la salud durante las fiestas navideñas reside en “permitirse pequeños excesos y compensar luego con ejercicio físico. Además, también debe aumentarse el consumo de frutas y verduras en detrimento de otros productos más calóricos y ricos en grasas saturadas”, señala el especialista del Hospital Universitario HM Puerta del Sur.

Tal y como relata el especialista de HM Hospitales, aparte de controlar las calorías que se van a ingerir, es positivo realizar ejercicio para compensar los excesos. Por ejemplo, es recomendable caminar veinte minutos a paso ligero tres días a la semana o subir y bajar cuatro pisos dos veces al día.

Porque la salud es lo que importa…Pon #saludentuvida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s