Salud - mental -saludentuvida.com

En nuestra sociedad tenemos una imagen “distorsionada” de la enfermedad mental. Los pacientes sufren incomprensión y rechazo. Necesitan más empatía. Foto: E. Moreno Esquibel @morenoesquibel

  • “Ante todo somos personas y luego enfermos de “algo”, en este caso salud mental, como podía ser corazón o diabetes”

  • “Pediría a la sociedad comprensión, empatía y tolerancia y sobre todo que se informasen sobre salud mental con fuentes médicas”

  • “Mi familia y mis amigos son el motor de mi vida y me han ayudado a tener una mejoría sobresaliente”

  • “Echo de menos más frecuencia de consultas y más empatía y cercanía en la atención sanitaria”

Vivir con una enfermedad es siempre un ejercicio de superación. Los pacientes, en mayor o menor grado, además de a su propia patología tienen que “enfrentarse” a la incomprensión y a la falta de empatía. Pero si hablamos de enfermedad mental, esta incomprensión social se multiplica, hasta llegar al estigma y al rechazo.

Este es el testimonio de Pedro, “la voz del paciente”, que desde hace 15 años convive con una enfermedad mental, aunque reconoce que desde muy joven ya tenía varios de los trastornos.

Pedro, ¿Qué es lo más difícil: los síntomas o la incomprensión social?

Los síntomas son duros, difíciles de asimilar y de acostumbrarse a ellos pero la incomprensión social es sin duda más dura. La gente nos rechaza sin motivo, te tiene miedo e incluso se burlan de ti.

¿Qué le pedirías a la sociedad?

Pediría igualdad entre todas las personas, porque ante todo los enfermos somos personas y después enfermos de “algo” y ese “algo” en este caso es la salud mental como podía ser un problema del corazón o de diabetes. Pediría comprensión, empatía, tolerancia, no discriminación y ante todo que se informasen de fuentes médicas y fiables. La sociedad y sus prejuicios infundados son el principal problema de todo, la gente no se molesta en informarse ni en acercarse a conocerte y a preguntar porque les resulta más fácil vivir en la ignorancia y creo que, por duro que parezca, en muchos casos pagan sus frustraciones con los que consideran distintos a la norma. Una norma que no se ajusta a la realidad porque cada persona es un mundo tenga o no enfermedad o enfermedades.

¿Tu familia ha sido clave en este proceso?

Mi familia me ha ayudado mucho, siempre me han apoyado y han estado ahí para lo que necesitase. Aun desconociendo el tema y pudiendo tener algún prejuicio han roto la barrera por amor. Lo único que no les hace mucha gracia es que comparta mi situación sin tapujos y con la naturalidad con la que lo hago normalmente, pero no por el miedo al qué dirán, sino para protegerme de que me puedan hacer daño. Como víctima de bullying continuado, que fue uno de los desencadenantes de mis trastornos, ya he sufrido demasiado y ellos no quieren volver a verme pasarlo mal.

 ¿El empleo te ha ayudado a tu integración social?

Soy una persona bastante abierta y sociable y tengo la suerte de caer en gracia generalmente. He pasado épocas de aislamiento social por culpa de mi fobia social y de la agorafobia pero si uno hace por integrarse y es buena persona, lo consigue con empleo o sin él. Para mí, mi familia y mis amigos son el motor de mi vida y me han ayudado más a la integración y a la normalización de mi situación hasta lograr una mejoría sobresaliente.

salud -mental 1 - saludentuvida.com

Hay que construir una sociedad inclusiva, con respeto a todas las personas. Y como dice Pedro conseguir que “el hombre deje de ser un lobo para el hombre”. Foto: E. Moreno Esquibel @morenoesquibel

¿Es buena la atención sanitaria que recibes? ¿Y la comunicación con los profesionales sanitarios?

No me puedo quejar del todo, siempre he tenido seguimiento de la Seguridad Social, tanto de psiquiatría como de psicología, pero en ocasiones el tiempo entre consultas es demasiado. Por eso decidí ir a un psicólogo privado mientras pude permitírmelo y eso también me ayudó bastante. En general echo de menos más frecuencia de consultas, más empatía, más cercanía y comprensión de mis necesidades y problemas.

 Hay que sensibilizar para acabar con el estigma a los pacientes de salud mental…

Si, ya es hora de acabar con los estigmas. Todos somos afectados en mayor o menor grado, y más en los tiempos que corren, ya que hay muchos factores estresantes  en el día a día y cualquiera puede caer enfermo sea con el diagnóstico que sea. El diagnóstico no es más que una etiqueta que nos ponen los médicos para entenderse mejor pero no nos define ya que somos personas completas con muchas más facetas que la enfermedad.

Pediría a la sociedad que tuviese interés en informarse, en comprender, en ayudar, en no discriminar ni burlarse ni ofender ni hacer daño.

Me gustaría que no fuese cierta esa cita de: “El hombre es un lobo para el hombre” y que hubiese una convivencia sana y en paz de todos los seres humanos sin distinciones de ningún tipo.

Escuchando a Pedro, queda claro que la sociedad actual, por muy avanzada que nos creamos, no estamos a la “altura” de muchas personas que sufren incomprensión, desprecio, miedo y burlas...Ya es hora de dejar de mirar para otro lado y aportar nuestro “granito de arena” para construir una sociedad inclusiva y respetuosa con todas las personas. El “miedo” a los pacientes de salud mental se “combate” con buena información, rompiendo estereotipos y muy importante…escuchándolos. Muchas gracias Pedro por compartir tu testimonio.

Para más información:

https://fundacionmanantial.org/ 

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s