• Los niños y niñas  que huyen de conflictos necesitan seguridad, comida, agua y refugio. Pero también necesitan ayuda para recuperarse del trauma que han experimentado.

• Las cifras  de menores que huyen hoy de un conflicto se han duplicado en los últimos diez años y en todo el mundo, 1 de cada 200 niños es refugiado.

• África es sin duda el continente más dañado, con más de 12,4 millones de personas desplazadas el año pasado. Solo en Sudán del Sur cerca de un millón de niños se han visto desplazados internos y millones  sufren hambre y desnutrición.

Aaliya 6 years old Syrian refugee girl, (Girl in red) Hasna 4 years old Syrian refugee girl, (Girl in purple pants) Amal 1 year old Syrian refugee girl, Taking advantage of the sunlight, after a cold night, the three inseparable sisters are sitting next to their tent, playing and getting warm from the sunlight. Hasna, 4 years old Syrian refugee girl, using not more than some mud, to make her own manicure. Aaliya, 6 years old Syrian refugee girl, holds her sister in a blanket to make her warm. “I take good care of them, I’m the eldest, and my father told me to take care of my sisters.” said Aaliya, eldest sister. The three sisters are currently living with their mother in the Bekaa valley, after they fled from the city of “Al Rakka” in Syria. My own input: Using mud to create her manicure, was one of the most touching thing I’ve ever witnessed in my life. In the midst of it all, as little as some mud, made her escape to her own safe place.

Aaliya tiene seis años y es refugiada de Siria. Fotos: Fundación World Vision

Más niños que nunca huyen hoy de un conflicto, en muchos casos olvidado o ignorado, en diferentes partes del mundo. Las cifras se han duplicado en los últimos diez años y en todo el mundo, 1 de cada 200 niños es refugiado.

Estamos hablando de menores que han tenido que huir de sus hogares debido a la guerra, la pobreza y la persecución. Al huir de los conflictos para salvar la vida dejan atrás su educación, sus casas, sus amigos y sus familias. La mayoría de ellos han visto morir a familiares, muchas veces a sus propios padres.

Lejos de su hogar y su país, a menudo se ven obligados a trabajar para poder salir adelante. Muchos menores desaparecen y son víctimas de tráfico y explotación. Los niños que huyen de conflictos necesitan seguridad, comida, agua y refugio. Pero también necesitan ayuda para recuperarse del trauma que han experimentado.

Scenes from an informal tented settlement (ITS) for Syrian refugees, near Zahle' in Bekaa, Lebanon. Many of the children here attend a World Vision Child Friendly Space and Early Education Center. The camp includes recent refugees from militant controlled territory.

Los pequeños sobreviven en la miseria y no les falta una sonrisa. Foto Fundación World Vision

La mitad de todos los niños migrantes del mundo viven en 15 países, encabezados por Estados Unidos, que alberga a 3,7 millones de niños migrantes. En América Central, la violencia de pandillas ha obligado a miles de niños a huir de sus comunidades y sus países en busca de paz. Miles de niños de México y Centroamérica (principalmente Guatemala, Honduras y El Salvador) han cruzado la frontera para buscar refugio en los Estados Unidos en los últimos cuatro años.

África es sin duda el continente más dañado, con más de 12,4 millones de personas desplazadas el año pasado. Solo en Sudán del Sur cerca de un millón de niños se han visto desplazados internos resultado del conflicto y la violencia. Además, millones de niños sudaneses sufren hambre y desnutrición.

Sin embargo, en los últimos años el gran volumen de niños refugiados y menores no acompañados ha sido provocado por conflictos en Iraq, la República Árabe Siria y Yemen. El conflicto en Siria, ha convertido a 4,8 millones de personas en refugiados. Se calcula que la mitad de ellos son niños que han abandonado sus casas en busca de refugio en países vecinos como Líbano, Irak o Egipto.

¿Cómo mantenerlos seguros?

Los Espacios Seguros para Niños permiten que organizaciones como la Fundación World Vision proporcionen apoyo psicosocial y un lugar seguro para que los niños jueguen. Además estos centros ayudan a identificar niños no acompañados o aquellos que han sido separados de sus tutores como punto de partida para trabajar la reubicación familiar.

Obed (age 9, left) and Ibrahim (age 10, center) spend most of their day, from early in the morning to late in the day, scouring the streets and garbage dumps for recyclable goods such as plastic, metal, paper, or copper wire. When they're not collecting scraps, they find time for two hours at the Manzil Drop-in Center for street children. No story available. Summary: Most students at the Manzil drop-in centre work the streets around the Pir Wadhai bus terminal, Pakistan's largest transit hub, located in the city of Rawalpindi. Community mobilizers network among the community, families, stakeholders, and persons of influence, throughout the Pir Wadhai area, encouraging all to better understand the rights of children and child protection issues. An estimated 5,000 street children struggle to survive on the streets of Pir Wadhai. They work by day and by night - plagued by fear and driven by the need to make it through another day. The World Vision funded Manzil drop-in centre was opened in 2008 as a place of refuge and hope for these children, where they can learn, play and dream. Central Asia digital color horizontal

Muchos menores desaparecen y son víctimas de tráfico y explotación. Foto Fundación World Vision.

Cinco cosas que los niños que huyen de un conflicto necesitan:

1. Estar con sus familias o un cuidador responsable. Prevenir la separación y apoyar la reunificación familiar es de suma importancia para los niños y juega un papel vital en su protección y bienestar. Los países tienen la obligación de garantizar que la reunificación familiar sea posible.

2. Tratamiento especial si están separados de sus familias. Los niños no acompañados o separados necesitan atención especial, porque pueden ser más fácilmente sometidos a la violencia y la explotación. Deben establecerse sistemas apropiados de tutela y los niños deben ser registrados. Los niños necesitan tener acceso a información correcta y consistente sobre sus derechos y los procedimientos para identificarse como menores legales.

Amira, 3, was born in the Bekaa. She has never been to school. Her mother shared that her name means “princess” Mom said: “Both Amira and Abdalhay were born here in the Bekaa. They don’t know anything but Syria.”

Amira, 3 años, sin colegio, sin sanidad, una inocente víctima.

3. No ser detenido. Los países que reciben a niños y familias que buscan asilo deben hacer frente a las solicitudes de proceso de manera rápida y eficiente.

4. Los niños sufren los efectos de las guerras de adultos. No deben ser responsables. Sus intereses deben ser prioritarios ante la huida de un conflicto. Los gobiernos deben contar con directrices claras y prácticas, elaboradas en colaboración con expertos en derechos del niño, para garantizar una aplicación armonizada a nivel mundial del principio del “interés superior del niño”.

5. Estar seguro, recibir una educación y una alimentación adecuada.

World Vision y otras organizaciones trabajan para satisfacer las necesidades de los niños que huyen de los conflictos en todo el mundo.

Recently escaped from militia held territory, Syrian refugee girl, Rahaff, 5, with her doll in an informal tented settlement in Bakaa, Lebanon. Mom – Khadija Daughter – Rahaff, 5 Son – Ahmed, 2 (not in photos) Khadija and her two children escaped from Syria to Lebanon five months ago. They came from a region that was under the control of militants who declared that no one was allowed to leave. Her husband paid a smuggler $250 so that she and the children were smuggled out through back country in a pickup truckload of sheep. “Food had become so expensive that we couldn’t afford it,” says Khadija. “When they [the militant group] took control, they made many rules and changed them frequently to be stricter. It was very dangerous for women. If a woman got caught in public without a man from her family, she would be taken to the mosque. Then they would go to pick up the guys from her family and beat them, throw them in prison, or kill them.” “It is much better for us here, even though we have no assistance,” she says. Khadija and her children share a tent with her husband’s nephew and his family. Her husband stayed behind to take care of other family members.

Los niños sufren los efectos de las guerras de adultos. Foto Fundación World Vision

La historia detrás de los números

Fadia es madre de tres niños y está embarazada, “pero, ahora no puedo preocuparme por mi embarazo. Primero debo preocuparme por mi hijo enfermo, luego por mí “, dice.

Ella huyó de su pueblo, cerca de Mosul, hace seis días y tras caminar 13 horas llegaron al campamento de Debaga, “estábamos aterrorizados de venir aquí. Fue un gran riesgo emprender la huída debido a los combates y los bombardeos “.

Su hija de 16 meses, Rana, descansa sobre su regazo. “Mi hija, Rana, tiene fiebre. Ella está muy enferma y no podemos pagar los servicios de salud. La llevé ayer a una clínica en el campamento de Debaga, pero estaba tan llena de gente que no pudimos obtener ayuda”, nos cuenta.

Los hijos de Frida se encuentran entre los 600.000 niños que se ven forzados a huir de Mosul. http://www.worldvision.es/porunainfanciasinviolencia

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s