• Menos de un 30% de las lobectomías Vats que se llevan a cabo en España utilizan técnicas mínimamente invasivas

• Poca agresión sobre la pared torácica y una rápida recuperación, principales ventajas de la lobectomía (cirugía torácica) mínimamente invasiva

• La lobectomía VATS reduce el dolor y las complicaciones cardio respiratorias en el postoperatorio de los pacientes, lo que conlleva una morbimortalidad menor

cirugia-toracica2

La lobectomía VATS permite al paciente puede incorporarse a su vida más rápido, con menos secuelas.

“Con la lobectomía VATS el paciente puede incorporarse a su vida más rápido, con menos secuelas y con una calidad global de la asistencia muy superior a los tradicionales abordajes abiertos, que se llevan a cabo mediante la separación de las costillas, siendo esta la diferencia principal entre la lobectomía toracoscópica VATS y la lobectomía abierta”, explica el Dr. Nicolás Moreno Mata, Expresidente de la Sociedad Española de Cirugía Torácica (SECT) y responsable de Cirugía Torácica en el Hospital Virgen del Rocío, de Sevilla.

La cirugía torácica mínimamente invasiva, lobectomía VATS, consiste en un abordaje mediante una pequeña incisión en el tórax sin separación de las costillas y la visión toracoscópica a través de un monitor. Esta técnica, que se ha impuesto en muchos países desarrollados y su uso está en continua expansión, se utiliza en numerosos procedimientos quirúrgicos siendo la elegida para el abordaje del cáncer de pulmón en muchos centros.

El Curso Práctico de Desarrollo de habilidades en la Lobectomía-VATS, que se acaba de celebrar en Valencia los pasados días 19 y 20 de octubre,han tenido como objetivo consolidar la destreza y habilidades quirúrgicas y a la hora de disecar el hilio pulmonar para llevar a cabo las llobectomia-graficoobectomías toracoscópicas.

 

Ha estado dirigido fundamentalmente a cirujanos jóvenes o poco entrenados en este tipo de operaciones, y combina tanto sesiones de formación teórica como prácticas experimentales con ovejas. Dichas prácticas siguen la normativa vigente sobre protección de animales utilizados en experimentación y otros fines científicos, incluida la docencia (RD 53/2013)*. “Se trata de una práctica en animal de experimentación para resecar un lóbulo pulmonar. El pulmón izquierdo tiene dos lóbulos unidos por el centro; para separarlos, hay que dividir e independizar las arterias, las venas y el bronquio de cada uno de los lóbulos” indica el doctor, y añade “con el animal de experimentación, que replica lo más posible a un humano, se puede realizar la técnica quirúrgica mientras se desarrollan habilidades que después los cirujanos podrán llevar en su práctica cotidiana”.

Este tipo de cirugía está indicada para la mayoría de pacientes a los que se les vaya a realizar una lobectomía pulmonar. En especial se pueden beneficiar de ella los que tengan comorbilidades, sobre todo aquellos que tienen una afectación de la función respiratoria. Según explica el doctor, “en aquellos pacientes en los que la función respiratoria está disminuida, el hecho de realizar un abordaje poco invasivo, sitúa a este paciente, en un escenario de alta probabilidad de superar la intervención, mayor que mediante un procedimiento abierto, con el que habría tenido más problemas”.

“La mortalidad en general de la lobectomía pulmonar por cáncer de pulmón, que es la más habitual, se sitúa por debajo del 3%. Por su parte la lobectomía VATS al realizarse mediante un abordaje menos invasivo presenta una morbimortalidad menor, aclara el doctor Moreno.

cirugia-toracica1

Con esta técnica al realizarse mediante un abordaje menos invasivo presenta una morbimortalidad menor

Ventajas para los pacientes: formación y desarrollo tecnológico

Según cifras oficiales del Ministerio, se realizan en España unas 4000 lobectomías al año, a las que habría que sumar las intervenciones que se realizan en cirugía privada, mientras que por cirugía mínimamente invasiva “se realizan entre un 25 y un 30% aproximadamente, por lo que existe un margen de mejora de incorporar a nuevos pacientes a este procedimiento”, manifiesta el especialista.

Los centros deben contar con el material adecuado para poder desarrollar estas lobectomías; monitores, cámaras de alta definición que permiten una visualización adecuada, así como un instrumental quirúrgico apropiado para poder realizar el procedimiento. El doctor Nicolás Moreno considera que numerosas intervenciones torácicas se pueden beneficiar de este tipo de abordaje y que “para conseguir aumentar el número hay dos variables fundamentales, una es la formación y la otra el desarrollo tecnológico”, y concluye “en el curso de Valencia utilizaremos este material específico con lo que podremos practicar el procedimiento de manera adecuada”.

La formación de los cirujanos es clave para conseguir un mayor conocimiento y desarrollo de habilidades en la lobectomía-VATS. “Es necesario que los cirujanos que la practican tengan una formación al más alto nivel para su intervención con el fin de que puedan tener mejoresre sultados para el paciente, por eso desde la compañía apoyamos estos cursos y jornadas de formación”, subraya Rocco De Bernardis, director general de Johnson and Johnson Medical Devices Companies.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s