• 17.000 niñas viven en España bajo riesgo de sufrir mutilación genital en sus países de origen, especialmente en verano, cuando las familias se desplazan por vacaciones.

• Para evitar y erradicar la practica de la mutilación genital femenina (MGF) en niñas que residen en nuestro país es fundamental e imprescindible el trabajo en los países de origen.

• El Gobierno y las Comunidades Autónomas han elaborado un protocolo para evitar la mutilación genital; Euskadi, a través de Emakunde, tiene el suyo.

'Bahadou 2’ school in Timbuctu. Hamssatou Touré (10), pictured in the front, and the other children are third-year students. The ‘Bahadou 2’ school is one of the 25 traditional schools located in the city of Timbuktu. With 1,080 students distributed in two cycles, the school holds large numbers of children in classrooms. After the departure of rebels who were driven out by the Malian and French armies, and in response to the humanitarian crisis, UNICEF provided schools with education and recreational kits for children and teaching kits teachers. Another partner, WFP has established a school canteen to keep children in school and address absenteeism from classes. The Timbuctu region is situated about 1050 km from the capital Bamako and is the 6th and largest region of Mali.

Las familias residentes viajan a sus países de origen donde entran en riesgo de formar parte de prácticas culturales como la ablación o los matrimonios infantiles.

La palabra ablación suena a antiguo, a una práctica inexistente en el mundo moderno. Pero su erradicación aún está lejos, es un mal que persiste, que está demasiado anclado en las tradiciones de gran parte de los países del África subshariana. De acuerdo con Unicef, 70 millones de niñas han sufrido algún tipo de mutilación en sus genitales. Cada día 6.000 niñas entre cuatro y diez años son mutiladas.

¿Qué es la ablación?

Consiste en la extirpación parcial o total de los genitales femeninos externos por motivos no médicos, principalmente arraigada en países africanos -20 de ellos penalizan su práctica, pero sigue haciéndose de forma furtiva- y en algunos de Oriente Medio y Asia. Como indica la ONG Amref Salud África, “hay cuatro tipos de mutilación: extirpación total o parcial del clítoris, eliminación total o parcial clitoriana y de los labios, infibulación (que incluye la costura de los labios para hacer más pequeña la abertura vaginal) o mutilación de los genitales femeninos en todo su conjunto. Las más comunes son los dos primeros casos, y los dos últimos llaman la atención por su dureza”.

ablación cuchillas

¿Por qué se sigue haciendo?

Aunque cada vez más países legislan en contra, la mutilación se considera algo cultural, profundamente instaurada en la costumbre de hombres (y mujeres) de África. El proceso se relaciona, según la ONG Amref, con la “femineidad, la transición adulta, la belleza o el matrimonio”. En muchas zonas, además, se entiende que con esta operación bestial se reduce el deseo sexual de las mujeres, lo que evita, dicen, que quiera mantener relaciones “ilícitas”. Nadie se plantea hacer lo mismo con los hombres o en pensar que ellos tienen relaciones “ilícitas”. Es un bloqueo total al deseo femenino libre pero que muchas mujeres terminan defendiendo porque socialmente marcaría para siempre a quienes se nieguen a pasar por el trance. En un entorno absolutamente patriarcal, hay familias que festejan el día en el que someten a una niña a la ablación.

MACRO DOS AGENTES DE LOS MOSOS D' ESQUADRA SE DESPLAZAN A GAMBIA PARA EXPLICAR EL PROTOCOLO DE PREVENCION DE LA MUTILACION GENITAL FEMENINA FOTO MOSSOS D' ESQUADRA

Una tortura perseguida en España

En el Estado español esta tortura está perseguida. Pero más de 17.000 menores están en riesgo de sufrirla. Así lo revela los últimos datos de la Fundación Wassu-UAB, en España. Todas ellas provienen de familias africanas originarias de los países donde esta práctica es habitual. Son hijas de inmigrantes en España de hasta 14 años y, según el informe de la Fundación Wassu-UAB, supone “un aumento del 60% desde 2008”. Para luchar contra esta lacra, varias comunidades autónomas han implantado  dispositivos para luchar contra la extirpación de partes del aparato genital femenino.

Estas niñas viven bajo riesgo de sufrir mutilación genital en sus países de origen, especialmente en verano, cuando las familias se desplazan por vacaciones.

Las familias residentes viajan a sus países de origen donde entran en riesgo de formar parte de prácticas culturales como la ablación o los matrimonios infantiles. Estas formas de violencia contra la niñas, además de terribles consecuencias físicas, suponen un daño añadido ya que se ven sometidas a una práctica cultural a la que son ajenas.

Esto es lo que ocurrió, el verano pasado, cuando, 4 hermanas menores de edad y residentes en el País Vasco, fueron víctimas de la ablación durante su viaje de vacaciones a Mali, el país de origen de sus padres.

Fifteen-year-old Hamamatou Oumarou studies after school. Hamamatou is the recipient of a UNICEF-supported girls' scholarship that provides support so that she can stay with a host family in the village of Gomba, where she attends secondary school. Hamamatou's family home is seven km (each way) from the school, a distance that is too far to walk every day and still have time and energy to keep up with her studies. By keeping adolescent girls in school, not only does UNICEF's Girls' Scholarship Programme allow adolescent girls to get an education, it also helps to reduce rates of early marriage and delays pregnancy. Hamamatou is in class seven at Gomba’s Hausa College, Kantche District, Southern Niger.

Para erradicar esta tortura en niñas que residen en nuestro país es fundamental e imprescindible el trabajo en los países de origen.

Trabajar esta problemática desde los países de origen es fundamental

Para evitar y erradicar la practica de la mutilación genital femenina (MGF) en niñas que residen en nuestro país es fundamental e imprescindible el trabajo en los países de origen. Y eso es lo que hace la ONG World Vision, trabar y desarrollar proyectos especiales que tienen dos elementos clave:

1- Informar sobre las consecuencias físicas que tiene la ablación en la salud de las mujeres.

2- Contar con el apoyo de personal local; de esta forma la lucha contra la MGF no se ve como una imposición cultural.

Porque la Salud es lo que importa… Pon #Saludentuvida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s