• La  depresión tiene actualmente unas tasas de mejoría de casi un 70% y del  35% de curación, según se puso de manifiesto en el XV Seminario Lundbeck en el que los expertos abogaron por no banalizar esta enfermedad.

• Es la segunda dolencia más incapacitante solo superada por la cardiopatía isquémica en cuestión de prevalencia; hoy en día en España la sufren 2,7 millones de personas.

• “El objetivo terapéutico actual en depresión persigue la completa recuperación funcional del paciente, con el fin de que pueda retomar las riendas de su vida en todas las esferas”, sostienen los expertos.

thumbnail_XV Seminario Lundbeck 1 (2)

La prof. Margalida Gili; José Ramón Pagíes, de la Fundación ANAED; el prof. Enric Álvarez, Beatriz Rivero, directora de Marketing de Lundbeck Iberia, y el dr. Luis Gutiérrez.

Ni tristeza, ni melancolía, ni pereza, ni falta de apetito, ni cansancio… ninguna de ellas deben confundirse con depresión. Puede que uno o varios de estos síntomas se manifiesten en un estado depresivo, pero la depresión como patología va más allá de la mera suma de todos ellos. Tal vez por haber tomado alguno de estos síntomas por el todo de la depresión, haya sido y siga siendo razón de su banalización. Pero nada más lejos de la realidad de un enfermo/a depresivo: banalizar sus dolencias no hará más que hacer crecer dentro de él el “perro negro” de su foso depresivo. Frente a esta banalización es imprescindible el conocimiento de la propia enfermedad y su ubicación en el término justo de su incidencia.  Como apunta, Beatriz Rivero, directora de Marketing de Lundbeck Iberia es precisamente el conocimiento  el arma más definitiva para enfrentarse a esta dolencia que es un auténtico problema social y de salud pública.

“Del estoy Depre a tener una enfermedad”

thumbnail_XV Seminario Lundbeck 2 (2)

El doctor Enric Álvarez

Para entender la depresión lo primero que hay que saber es lo que no es; la tristeza o es depresión”, sentenció el profesor Enric Álvarez, director del Servicio de Psiquiatria del Hospital de  la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona. “El miedo a la vida y la incapacidad para sentir placer son los dos síntomas básicos para entender lo que es una depresión”, subrayó el  especialista catalán en el XV Seminario Lundbeck  “La depresión en mayúsculas” que se desarrolló el viernes en Ibiza, y en el que  destacados especialistas coincidieron en señalar la importancia de no banalizar esta patología que afecta actualmente a cerca de 2,7 millones de españoles.

A juicio del profesor, “la vulgarización del término depresión, más incluso que el estigma que supone cualquier enfermedad mental, está en la base de la baja consideración social. Se utiliza el término para cualquier fluctuación leve y reactiva del estado de ánimo. En este caso los medios de comunicación pueden jugar un papel importante”, subrayó, al tiempo que insistió en señalar que “la depresión es la enfermedad que más sufrimiento produce a una persona”.

Para Enric Álvarez,  “el reto en depresión es, básicamente, evitar los casos de cronificación, que son los que aumentan la carga econóico´-social; conseguir medicamentos de mejor tolerabilidad, sobre todo en relación a cognición y disfunción sexual, así como mejorar los canales de comunicación  especialistas-sociedad”, añadió.

La depresión es un reto de salud pública dada su elevada prevalencia –el número de personas que la sufren a lo largo de su vida se sitúa entre el 8% y el 15%– y su enorme impacto individual, familiar, social y económico.  Es el trastorno mental más frecuente en España y Europa que, sin embargo, aún permanece infradagnosticado y, por tanto, sin tratar adecuadamente en muchos casos.

La vida a medio gas….

Además, la depresión es la segunda enfermedad más incapacitante, solo superada por la cardiopatía isquémica en cuanto al grado de discapacidad y gasto social que origina, apuntó la Margalida Gili, decana de la Facultad de Medicina de la Universitat de les Illes Balears . Es un auténtico problema social y de salud pública que necesita un nuevo abordaje. “Es hora de replantearse la depresión como una verdadera enfermedad”, insistió en señalar la profesora Gili. Y es que esta dolencia tiene una elevada morbilidad -prevalencia puntual, en este momento, del 5% y prevalencia-vida del 10%-, se  asocia con índices significativos de muerte por suicidio. Además, la depresión afecta a la esfera personal, la vida de familia, la vida laboral, profesional y el ámbito social. Todos los aspectos de la vida pueden verse afectados y, al mismo tiempo, se trata de una dolencia difícil de entender para la familia”

 

PSICOLOGA LUNDBECK

La prof. Magalida Gili

Para esta doctora en psicología, “el paciente con depresión necesita que todos y cada uno de nosotros, quienes tienen responsabilidades en salud primero, pero también la sociedad en su conjunto, prestemos mayor atención a una patología que es un verdadero reto en salud pública”, recalcó la doctora Gili, ya que todos los aspectos de la vida pueden verse afectados. “A esto hay que añadir que la depresión es una dolencia difícil de entender para la familia”, remachó.

Una patología que ha existido siempre y en todos los ámbitos: desde los países más pobres hasta los más ricos y desarrollados y sea cual sea el estilo de vida o de clase social. “Una dolencia sobre la que todavía pesa el estigma social y el estigma del propio paciente (auto-estigma)”.

Objetivo: recuperación total

Para el doctor Luis Gutiérrez Rojas, psiquiatra del Complejo Hospitalarioi de Granada, el principal problema es el porcentaje de pacientes que no llegan a remitir del todo la enfermedad, “que se quedan tocados” después de sufrir una depresión.

“La depresión tiene unas tasas de mejoría  –reducción de síntomas– de casi un 70% y unas tasas de curazión –desaparición total de los síntomas y vuelta a la normalidad– de un 35%.  Estos pacientes presentan síntomas residuales que les imposibilitan volver a llevar una vida normal a nivel social, familiar y laboral. Por tanto aún queda mucho por hacer”, apuntó este psiquiatra del Instituto de Neurociencias de la Universidad de Granada.

“Dar en la tecla con el tratamiento a priori es fundamental”, sentencio. Y es que la depresión  es una puerta de entrada al suicidio, un  riesgo que afecta a cerca de un 8% de los pacientes.

suicidio_depresión_saludentuvida.jpg

El dr. Luis Gutierrez Rojas

En el XV Seminario  Lundbeck “La Depresión en Mayúsculas se pudo escuchar también la voz del paciente. José Ramón Pagés, coordinador de la Fundación ANAED, para quien lo más terrible que tiene la depresión “es que la mayoría de la gente no la ve, o no quiere verla, en definitiva, no la entiendes, la gente tampoco te entiende y lo que es peor, que en muchos casos te da igual curarte que morirte. Es, tal vez, más terrible que muchas enfermedades graves”. Y es que la mayor complicación de esta patología es el riesgo de suicidio, que es alto entre los pacientes con trastorno depresivo mayor, concretamente 21 veces superior al de la población general.

Necesidades no cubiertas 

Según los expertos existen todavía necesidades no cubiertas en un elevado número de pacientes con Trastorno Depresivo Mayor (TDM). Así, entre el 30-50% de los pacientes con depresión no están diagnosticados. Incluso los mejores antidepresivos actuales no ofrecen la eficacia necesitaria para tratar los síntomas del TDM. Más del 70% de los pacientes que responden siguen presentando síntomas cognitivos, siendo uno de los síntomas residuales más prevalentes. En cuanto a la tolerabilidad de los tratamientos, el 25-44% de los pacientes con depresión que reciben un ISRS, lo suspenden durante los 3 primeros meses de terapia por presentar efectos adversos. Por eso los especialistas sostienen que el tratamiento del TDM debe incluir la recuperación funcional, en el entorno social, afectivo y profesional del paciente.

 

Cinco pautas que pueden ayudar a las personas con depresión

1- Mantenerse activo. Cuando una persona sufre depresión puede ser realmente difícil ponerse en marcha para cualquier actividad. Sin embargo mantener un mínimo de actividad facilita sentirse mejor

-Realizar una lista de actividades diarias para hacer

-Es recomendable realizar actividades gratificantes, al menos una vez al día.

-Planificar alguna actividad física para realizar diariamente.

-2- Manejar el estrés.

-Siempre que sea posible, es importante afrontar los problemas de uno en uno

-Dedicar tiempo a los propios intereses personales.

-Aprender a reconocer cuando se necesita parar, ya que todos tenemos un límite. No ser excesivamente exigente con uno mismo.

3-Realizar ejercicio físico


como-el-ejercicio-fisico-proteje-al-cerebro-de-la-depresion-producida-por-el-estres

Realizar ejercicio físico está asociado a la prevención y mejora no solo de enfermedades físicas, sino también emocionales. De hecho, realizar actividad física de manera regular se relaciona con múltiples beneficios para la salud mental: mejora el estado de ánimo y aumenta la calidad de vida.

-Incorporar la actividad física en su vida cotidiana

Realizar actividad física al aire libre multiplica sus beneficios.

-Es preferible contar con una rutina regular de ejercicio, aunque es importante recordar que cualquier actividad física es mejor que ninguna.

-Para facilitar el cumplimiento de realizar actividad física de manera regular se puede plantear una actividad física en grupo. Si presenta cualquier duda relacionada con el ejercicio físico, consultar con su médico.

dormir hombre

El sueño está muy relacionado con nuestro bienestar físico y emocional

4-Higiene del sueño

El sueño está muy relacionado con nuestro bienestar físico y emocional. Así pues, alteraciones en el sueño producen cambios en el estado de ánimo y uno de los síntomas bastante habituales en la depresión es el insomnio. Para ello, es de vital importancia una buena calidad del sueño para nuestra salud, sobre todo nuestra salud emocional. .

5-Evitar el abuso de alcohol y otras drogas

El abuso de alcohol o el consumo de otras sustancias no son ninguna opción ni solución para mejorar el estado de ánimo. De hecho, tiene un efecto contrario y contribuyen a generar otros problemas asociados.

-Si se desea disminuir el consumo de alcohol o incluso lograr la abstienencia, se puede pedir ayuda a los amigos, la familia o al médico de familia.

-Si se considera necesario, existen dispositivos sanitarios especializados en el tratamiento de estos problemas

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s