• Cinfa y la Asociación Navarra de Autismo, unidos para educar sobre el autismo con una app interactiva para niños.

• ANA y el laboratorio lanzan el cuento digital “Bruno & Pumballoo: El concierto”, editado por Caring Books.

• El próximo sábado, 2 de abril, se celebra el Día Mundial del autismo, un trastorno neurológico cuya prevalencia no ha dejado de incrementarse en los últimos años.

• Establecer unas rutinas y usar pictogramas, entre las claves que marcan la convivencia con una persona afectada por autismo.

Cuento interactivo autismo_Cinfa y ANA_2

Cinfa y la Asociación Navarra de Autismo (ANA) han unido sus fuerzas para educar sobre el autismo con una app interactiva para niños.

Laboratorios Cinfa y la Asociación Navarra de Autismo (ANA), en colaboración con la Fundación Atiende, han lanzado un cuento interactivo sobre el autismo, en el marco del Día Mundial de este síndrome, que se celebra el sábado 2 de abril.

Con el objetivo de sensibilizar a la sociedad y difundir cómo entender este trastorno del neurodesarrollo y a sus afectados, la productora digital Caring Books ha creado un relato didáctico e interactivo para menores de entre 3 y 6 años, en formato app, que puede ser entendido por cualquier niño.

La historia, titulada ‘Bruno & Pumballoo: El concierto’, está protagonizada por los personajes habituales de estos relatos animados: un niño que padece una alergia alimentaria, un camaleón y unos seres mágicos que ayudan a cualquier pequeño con alguna enfermedad, trastorno o circunstancia especial. Además, este cuento concreto presenta a un niño con autismo, Raúl, quien dentro de la historia es capaz de memorizar la partitura que están ensayando en grupo y demuestra que sus dificultades no son impedimento para convivir y realizar actividades junto a otros niños. Además de esta historia interactiva, la app cuenta con una versión adaptada a pictogramas, con el objetivo de que los niños con autismo también puedan comprenderla.

Como este relato, todos los cuentos de la serie “Bruno & Pumballoo” se basan en contenidos educativos dirigidos a menores que padecen alguna patología, discapacidad o se encuentran en riesgo de exclusión social, y reflejan situaciones de su día a día. Sus historias multilingües –castellano, inglés y francés- trabajan valores como la amistad, la solidaridad y la inclusión, mediante un diseño divertido e interactivo. Creados en 2014, los cuentos ya han tratado temas como la leucemia o la diabetes infantil.

Es posible acceder a todas las historias de forma gratuita descargando la app “Bruno & Pumballoo” en Google Play y Apple Store, ya que está ideada para móviles o dispositivos electrónicos. Además, existe la opción de descargar el cuento en formato PDF con pictogramas y material explicativo complementario en el site de educación en salud de Cinfa, www.cinfasalud.com, en la web de ANA, www.autismonavarra.com y en www.caring-books.com/material-educativo-y-actividades/

Cuento interactivo autismo_Cinfa y ANA_3

Ante las primeras manifestaciones del trastorno, padres deben acudir a un especialista para que evalúe al niño y haga un diagnóstico lo más rápido posible.

Los ‘rasgos’ del autismo

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno del neurodesarrollo que afecta de por vida a la persona en diversas áreas del desarrollo, como la interacción social, la comunicación y el comportamiento, que, en ocasiones, se ve marcado por patrones repetitivos y estereotipados.

Según explica Amaya Áriz, presidenta de ANA y madre de Mario, un niño de 7 años con autismo, “este es un trastorno cuya prevalencia no ha dejado de incrementarse en los últimos años, ya que se han multiplicado los casos de TEA detectados y diagnosticados en el mundo. Actualmente, se estima que 1 de cada 68 niños que nacen podría presentar un trastorno de este tipo”.

Sin que se haya detectado una causa concreta que lo provoque, sí existen ciertas características que identifican a una persona con TEA, como resume Áriz. “Cada niño con autismo es diferente, pero algunas signos que pueden alertar a los padres son: no suele atender cuando se le llama por su nombre, no mira a los padres frecuentemente a la cara ni responde a un abrazo con la misma intensidad; prefiere jugar en soledad y no reacciona a lo que ocurre a su alrededor, ni mira a donde se le señala; tampoco dice lo que quiere sino que busca las cosas por sí mismo, y se ríe o llora sin motivo aparente o fuera de contexto; repite las actividades una y otra vez, hace movimientos raros, camina de puntillas, está muy unido a ciertos objetos o tiende a ponerlos en fila; y se muestra muy sensibles a ciertas texturas, sonidos, olores y sabores”.

Ante estas manifestaciones, padres deben acudir a un especialista para que evalúe al niño y haga un diagnóstico lo más rápido posible. “Por lo general, cuanto antes se inicie la intervención terapéutica, mejor es el pronóstico de la persona con TEA y se suele producir una buena evolución de la sintomatología”, afirma la presidenta de ANA. Esta intervención consiste en trabajar el contacto ocular, la intención comunicativa, las habilidades sociales o el desarrollo verbal, entre otros aspectos.

“Solemos decir que los niños con autismo son pensadores visuales, porque en su cabeza tienen imágenes, no palabras. Por nuestra parte, tenemos que intentar hacer nuestro mundo lo más visual posible, dibujando o usando pictogramas (dibujos que representan una acción u objeto) para cualquier actividad”, apunta Áriz. “Es lo mismo que ocurre con una persona ciega que usa bastón o lee en Braille, o con una que padece diabetes y que precisa medicación diaria –añade-; las personas con TEA también necesitan que su entorno se adapte a sus necesidades para que puedan avanzar”, recalca. Así, junto al uso de pictogramas, establecer una rutina fija cada día y el trabajo constante son las claves que marcan la convivencia con una persona con TEA.

Cuento interactivo autismo_Cinfa y ANA

Todos los cuentos de la serie “Bruno & Pumballoo” se basan en contenidos educativos dirigidos a menores que padecen alguna patología, discapacidad o se encuentran en riesgo de exclusión social, y reflejan situaciones de su día a día.

Diez consejos para convivir con el autismo:

  1. Conocimiento del trastorno. Cuando el niño y la familia han recibido el diagnóstico, es necesario un trabajo de formación sobre el TEA para que, especialmente los padres, sean conscientes de qué es y qué implica convivir con ello.
  1. Establece una rutina. Los niños con este trastorno necesitan mantener unos horarios regulares y muy estructurados en todo momento. De hecho, muchos de ellos no llevan bien que se interrumpan esas rutinas o se produzcan cambios, lo que puede ocasionarles disgustos, confusión o ansiedad.
  1. La anticipación es muy importante. En línea con los horarios y la rutina, el niño debe saber con antelación qué es lo que va a hacer ese día o qué va a pasar cuando vaya a un sitio. Por eso, prepara agendas visuales de los próximos planes o actividades y enseña con tiempo al niño a gestionar situaciones sociales nuevas y, si es necesario, de forma visual.
  1. Busca su contacto ocular. Siempre que haya que decirle algo, debemos intentar que nos mire a los ojos. Para asegurarte de que te escucha, siempre agáchate y ponte a su altura para hablarle. Los niños con autismo tiene dificultad en mirar y oír a la vez, por eso es tan importante que establezcan contacto contigo de alguna manera.
  1. Usa siempre apoyos visuales. Ellos no aprenden como el resto de niños, sino que precisan apoyos visuales, incluso en los juegos. Utilízalos para pautar sus tareas o para afianzar ideas.
  1. Gestiona las rabietas. Los momentos de enfado o disgusto pueden ocurrir en cualquier momento, y cuando esto suceda, debes tener preparado en casa un espacio tranquilo, con algún juguete preferido y cojines, para gestionar y sobrellevar adecuadamente las rabietas.
  1. Ten muchísima paciencia. Las personas con autismo tardan en responder a cualquier pregunta. Es mejor darles tiempo y no insistir, porque esto puede llevarnos a la frustración, tanto del niño como del adulto. Además, recuerda que este trastorno es una carrera a largo plazo y que puede resultar muy cansada para todos.
  1. Realiza un trabajo constante. Todo este trabajo y la intervención terapéutica que se realice desde la familia, centro terapéutico, centro escolar u otros profesionales, debe ser diaria y muy regular. Como padre, céntrate en lo que queréis mejorar y no dejes de formarte en cómo hacerlo.
  1. No pongas límites a su evolución. Este trastorno evoluciona de muy diferente manera en cada niño. Mantén una actitud abierta.
  1. Prepara a tu entorno. Informa a las personas cercanas del trastorno que sufre tu hijo, de cómo y qué puede ocurrirle en reuniones sociales con demasiada estimulación sensorial para que su reacción no suponga más dificultades.

Para más información sobre el autismo, consulta http://www.cinfasalud.com/areas-de-salud/vivir-con/autismo/que-es/ o http://www.autismonavarra.com/el-autismo/

La App serie “Bruno & Pumballoo” que incluye “El Concierto”, entre otros títulos puede descargarse en:

APPLE STORE: https://itunes.apple.com/es/app/bruno-pumballoo/id991021302?mt=8

GOOGLE PLAY: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.caringbooks.coleccion

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s