• Se debe intentar reducir el contenido calórico de los platos poniendo menos aceite y evitando el uso de mantequillas y margarinas, así como optar por los asados (carnes o pescados)

 • Siempre hay que dejar que pase un tiempo entre un plato y otro. Nuestro estómago tarda 20 minutos en mandar la señal al cerebro de si está saciado o no 

 • Hay que huir de las dietas milagro, ya que además de ser muy restrictivas pueden tener efecto rebote y hacer que se recuperen más kilos de los que se perdieron

navidad 700

Lo más duro llega ahora, a partir de Nochebuena, cuando los turrones se multiplican, el picoteo campa a sus anchas y los manjares nos miran con deseo desde cualquier rincón.

La Navidad es una peligrosa compañera de viaje para mantener nuestro peso ideal. Las comilonas se multiplican y es muy difícil no caer en la tentación. Quizás ya hemos tenido que enfrentarnos a cenas de amigos y empresa, pero lo más duro llega ahora, a partir de Nochebuena, cuando los turrones se multiplican, el picoteo campa a sus anchas y los manjares nos miran con deseo desde cualquier rincón. Lograr mantener nuestro peso entre tanto exceso es difícil, pero hay diversas precauciones que podemos tomar para no acabar más rechonchos que de costumbre, sin la necesidad de renunciar a los principales banquetes.

 Lo corroboran los expertos: en Navidad se suele engordar entre 0,5 y 4 kilos de media.  Y es que a las reuniones familiares hay que sumar las cenas de empresa y de amigos, además de los turrones, polvorones y otros dulces de esta época a los que es imposible resistirse. Se calcula que en las 24 horas entre Nochebuena y Navidad una persona consume de media hasta 6.000 calorías, cuatro veces más de lo normal

Pero ¿se puede hacer algo para que el 7 de enero no haya que ponerse a dieta? Aránzazu Perales, nutricionista del Servicio de Endocrinología y Nutrición de los Hospitales Universitarios HM Montepríncipe y HM Torrelodones, dirigido por la doctora Pilar García Durruti, asegura que no es necesario renunciar a nada en estas fechas. “Podemos tomar cualquier alimento o bebida, pero es importante hacerlo con moderación”, señala la nutricionista.

A la hora de preparar el menú de estos días, hay varias opciones. Se puede tratar de reducir un poco las raciones, poner menos aperitivos y añadir siempre verduras como guarnición. Se debe intentar reducir el contenido calórico de los platos poniendo menos aceite y evitando el uso de mantequillas y margarinas, así como optar por los asados (carnes o pescados). Además, las salsas no son necesarias si cocinan los platos al horno. Como postre, lo más ligero es la fruta.

Navidad pequeña

Según los nutricionistas podemos tomar cualquier alimento o bebida, pero es importante hacerlo con moderación.

Un menú navideño saludable podría ser:

-Aperitivo: ceviche y marisco

-Primer plato: coliflor asada al pimentón con frutos secos o crema de puerros y setas.

-Segundo plato: ternera asada con verduras o lubina al horno

-Postre: macedonia de frutas o sorbete

La experta indica que “siempre hay que dejar que pase un tiempo entre un plato y otro. Nuestro estómago tarda 20 minutos en mandar la señal al cerebro de si está saciado o no”.

No hay que obsesionarse con el número de calorías que consumimos

El objetivo tiene que ser ingerir la misma cantidad de comida (alimentos y bebidas) que se consumen en el día a día para mantener nuestras funciones vitales y actividad física. Este balance tiene que estar equilibrado al o largo del día, de la semana y de los meses.

En este sentido, cada persona es un mundo. Aránzazu Perales afirma que la cantidad de calorías que debemos consumir depende de tres factores principales: la edad, de si somos hombre o mujer y de los niveles de actividad física que tenga cada uno. “Por tanto, no todos debemos consumir la misma cantidad de calorías. La buena noticia es que podemos modificar nuestros niveles de actividad física, de tal forma que cuanto más deporte practiquemos, más calorías podremos consumir sin que nuestro peso aumente”, apunta.

NAVIDADPESO

Los expertos recomiendan huir de estas dietas milagro, ya que además de ser muy restrictivas pueden tener efecto rebote y hacer que se recuperen más kilos,

No hay que recurrir a las dietas milagro

Mucha gente recurre a las dietas milagro antes de Navidad para perder algunos kilos y así “poder comer más a gusto”, y otros dejan el régimen para enero y los propósitos del nuevo año. Sin embargo, la experta insiste en que “hay que huir de estas dietas, ya que además de ser muy restrictivas pueden tener efecto rebote y hacer que se recuperen más kilos de los que se perdieron”.

Y añade que controlar lo que se come en los días previos a estas fechas, no es la mejor opción por dos motivos: no es un hábito muy saludable y, aunque cambiemos nuestra alimentación, si no estamos asesorados por un profesional, se puede obtener un resultado contrario al esperado.

Porque la Salud es lo que importaPon #Saludentuvida

One comment

  1. En los últimos años llevo haciendo “campaña” en casa para que se compre mucha menos comida. Mi madre ponía tantos aperitivos que para cuando llegaba el plato principal (para el que se pasa gran parte del día preparándolo), lo probaba por el esfuerzo que hace pero ya no me quedaban ganas ningunas. Luego comes de sobras navidad y los siguientes días; hasta que se repite el proceso para nochevieja y otra vez varios días comiendo lo mismo y en grandes cantidades.
    En serio no es necesario. Más que cantidad prefiero comer algo diferente a lo habitual, y pasar rato juntos en vez de mi madre en la cocina estresada porque no nos deja entrar y ayudarla.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s