•Dormir bien, realizar actividades deportivas o de ocio, y planificarte las tareas pueden ayudarte a superar el primer día de la semana

• El malestar general que se produce durante las últimas horas del domingo podría considerarse uno de los primeros síntomas.

LUNES 2

El malestar general que se produce en nuestro cuerpo cada domingo durante las últimas horas del día, puede considerarse como uno de los primeros síntomas del “Síndrome de los Lunes”. La vuelta a la rutina laboral después del paréntesis del fin de semana, puede suponer un gran esfuerzo mental y psicológico para algunos trabajadores.

La compañía de prevención de riesgos laborales Unipresalud (www.unipresalud.com) ha elaborado una serie de recomendaciones para afrontar de forma saludable la vuelta a nuestro puesto de trabajo, sin que nuestro organismo sufra ningún tipo de patología.

1. Duerme bien durante el fin de semana: descansar y dormir bien es esencial para afrontar el inicio de la semana con garantías. Nuestro organismo necesita recargar las baterías que se han consumido de lunes a viernes, por lo que es necesario poder reponerse mientras nos encontramos en el fin de semana.

2. Organízate las tareas: la distribución de tareas es esencial cuando  nos ponemos al frente de una jornada de trabajo. Al llegar a la oficina, repasa todos los temas que tengas pendientes y ordénalos en base a su importancia. De este modo, podrás liquidar los aspectos más importantes durante el día.

3. Evita el estrés: una manera de esquivarlo es priorizando tareas. Seguro que algunas de ellas no son prioritarias, lo que se traduce en que puedes desplazarlas a la mitad o al final de la semana. De esta manera, no te sentirás agobiado y el estrés no se apoderará de ti.

4. Busca una actividad para este día: una cena, una cerveza o un café con los amigos o los compañeros de trabajo  al acabar la jornada laboral, puede ser un ingrediente emocional positivo para combatir y ganar la batalla al lunes.

5. Actívate durante el fin de semana: hacer ejercicio o programar actividades de ocio para realizar con la familia o los amigos, puede ser el mejor antídoto para comenzar el lunes con optimismo y con un mayor grado de satisfacción personal. Si te relajas en exceso, la activación del inicio de semana se hace más cuesta arriba.

6. Intenta levantarte antes: aunque te suponga un mayor esfuerzo, y todavía más en lunes, este margen de tiempo te ayudará a planificarte mejor tu lunes. Llegarás a la oficina con tiempo y podrás dedicar unos minutos a empezar la jornada laboral de forma menos intensa.

7. Evita las reuniones: en la medida de lo posible, no pongas en tu agenda una reunión para ese día. Si la puedes desplazar al martes, podrás dedicarte a solucionar las tareas urgentes y evitarás iniciar nuevos temas que puedan preocuparte.

“El estado de ánimo influye a la hora de empezar la semana laboral. Evitar caer en el desánimo y buscar los aspectos agradables de nuestro trabajo, es básico para que no se nos convierta en una pesadilla la vuelta a la oficina después del fin de semana.” afirma el doctor Oscar Galindo, director de Salud Laboral en Unipresalud. Seguir estas recomendaciones beneficia al trabajador y provoca que el lunes no sea considerado como el día más temido de la semana.

Porque la Salud es lo que importaPon #Saludentuvida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s