•  En el Día europeo del paro cardíaco que se celebra hoy, la iniciativa “Resucita un corazón” concita multitud de actos e iniciativas para enseñar la resucitación cardiopulmonar (RCP) entre la ciudadanía
  • Se estima que solo un millón de españoles saben iniciar las maniobras de reanimación.
  • Más de 30.000 personas mueren cada año en España por un paro cardíaco súbito. Muchas podrían salvarse si las personas de su entorno supieran iniciar un masaje cardíaco de emergencia mientras se espera a los servicios sanitarios.
  • Si el masaje cardíaco se inicia en los 4 minutos inmediatamente posteriores a la parada cardiorrespiratoria, la probabilidad de supervivencia aumenta por encima del 50% y podría recuperarse sin secuelas neurológicas.
GRANDE

En el Estado español cerca de 30.000 personas fallecen todos los años debido a una parada cardiorrespiratoria. En muchos casos, la muerte hubiera sido evitable si alguien hubiera iniciado una maniobra de resucitación cardiopulmonar (RCP) inmediatamente e in situ.

La apelación del lema de la jornada  de hoy es clara y directa: “Tus manos pueden salvar más vidas”. Una verdad a la que es ajena una gran parte de la ciudadanía, pero la certeza de la afirmación es indiscutible.  Y viene avalada por los datos científicos.

La Sociedad Española de  Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC con 30 años de experiencia en divulgación y formación de la resucitación  cardiopulmonar (RCP), cuyo máximo exponente es el Plan Nacional de RCP, organizando y avalando decenas de cursos cada año. Para este viernes, esta sociedad científica se ha sumado a la iniciativa europea “Restart a heart day” y algunos de sus miembros estarán presentes en  promoviendo y ejecutando actividades de información y formación para la ciudadanía en distintos hospitales del Estado.

En  España más de 30.000 personas fallecen todos los años debido a una parada cardiorrespiratoria. En muchos casos, la muerte hubiera sido evitable si alguien hubiera iniciado una maniobra de resucitación cardiopulmonar (RCP) inmediatamente e in situ. Y ese alguien puede ser cualquiera, un ciudadano común sin  necesidad de que tenga conocimientos previos en medicina o asistencia sanitaria.

ecg

“Más allá de los 10 minutos de parada sin reanimación las posibilidades de recuperación son prácticamente nulas”, explican los expertos.

Está demostrado que si el masaje cardíaco se inicia durante los 4 minutos inmediatamente posteriores a la parada cardiorrespiratoria, la probabilidad de supervivencia del paciente aumenta por encima del 50% y podría recuperarse sin secuelas neurológicas. Sin embargo, a partir de ese límite temporal, por cada minuto de demora en iniciar la RCP, las probabilidades de que el paciente salga con vida bajan un 10%. Por lo tanto, la rapidez de actuación es  fundamental.

“Más allá de los 10  minutos de parada sin reanimación las posibilidades de recuperación son prácticamente nulas”, deja claro Rocío Gómez, secretaria del grupo de trabajo de Cuidados Intensivos  Cardiológicos  RCP de la SEMICYUC. Por eso es importante que cualquier ciudadano sepa reaccionar con rapidez y eficacia ante la emergencia de una paradacardiorrespiratoria. “Al producirse fuera de los hospitales, la posibilidad de tener tratamiento inmediato es baja, lo que disminuye las posibilidades de recuperación y aumenta la de secuelas graves. En la actualidad sólo la mitad de los afectados consiguen llegar con  vida al hospital, y de estos, la mitad fallece durante el ingreso como consecuencia de las secuelas o complicaciones de la parada”.

Desfibriladores automáticos en lugares públicos (DEA o DESA)

car battery jump start set studio isolated

Los desfibriladores no están pensados para ser empleados por personal sanitario durante una emergencia, sino por cualquier persona que se encuentre cerca de la persona con un paro cardíaco

 La resucitación cardiopulmonar puede realizarse de manera completamente manual (usando solamente las manos) o bien con la ayuda técnica de un desfibrilador automático.

Cada vez son más comunes en estaciones de transporte  público, estadios, edificios públicos, grandes superficies comerciales… Muchos ciudadanos saben que están ahí, pero pocos sabrían cómo utilizarlo. Y en contra de lo que muchos pueden pensar, los desfibriladores no están  pensados para ser empleados por personal sanitario durante una emergencia, sino por cualquier persona que se encuentre cerca. Eso sí, se necesita un entrenamiento básico previo sobre la maniobra de resucitación cardiopulmonar (RCP). De ahí la importancia de continuar instruyendo a la población  general.

A día de hoy, se estima que solo un millón de españoles saben hacer una RCP. El objetivo sería alcanzar los tres millones durante los próximos años.

Porque la Salud es lo que importaPon #Saludentuvida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s