• En el Dia Mundial del Alzheimer que se conmemora mañana, día 21 de septiembre, hay que recordar que la enfermedad afecta no solo a quien la padece, sino a sus cuidadores, la mayoría mujeres

•En España, alrededor de 800.000 personas sufren la “enfermedad del olvido” y cada año se diagnóstican unos 40.000 nuevos casos

•El Alzheimer es una enfermedad  familiar, ya que el núcleo social cercano es el que tiene que atender a estas personas”

Alzheimer_Navarra_saludentuvida.jpg

Especialistas en Neurología y Medicina Nuclear de la Clínica Universidad de Navarra observan el depósito de amiloide en una imagen cerebral. Izda a dcha, Elena Prieto, Javier Arbizu y Mario Riverol

Detectar precozmente el Alzheimer, la dolencia del olvido, es uno de los objetivos que se marcan los especialistas que investigan esta patología que se ha convertido en la nueva epideia del siglo XXI. Especialistas de la Clínica Universidad de Navarra y de otros centros del Estado han publicado recientemente en la revista oficial de la Sociedad Española de Medicina Nuclear e Imagen Molecular una guía sobre los biomarcadores PET como la mejor técnica de imagen para la detección precoz de la enfermedad del Alzheimer.

El documento está dirigido a profesionales médicos y su publicación este mismo mes viene a coincidir con el Día Mundial del Alzheimer, mañana lunes 21 de septiembre, una enfermedad que en España afecta a unas 800.000 personas y en Euskadi a unas 45.000, cifras cifras que irán en aumento en los próximos años, ya que se estima que dentro de 35 años podrían existir más de 1,5 millones de pacientes.

La actual disponibilidad de biomarcadores de imagen PET (Tomografía por Emisión de Positrones) permite obtener un diagnóstico precoz y fiable de la enfermedad de Alzheimer. Dicha tecnología de imagen consiste en inyectar al paciente un radiofármaco específico (biomarcador) que posibilita a los especialistas la visualización a través del tomógrafo de imágenes de determinadas alteraciones moleculares, en este caso, en el cerebro del paciente.

De este modo, los facultativos pueden observar la disfunción neuronal (PET-FDG) y el depósito de proteína beta amiloide (PET-amiloide), aspectos característicos de la enfermedad de Alzheimer; “la tecnología PET ofrece a los clínicos especializados en deterioro cognitivo “la oportunidad de aplicar los nuevos criterios de detección temprana en su práctica clínica”.

ALZHEIMER4

Una de las ventajas del diagnóstico precoz es la predictiva, ya que los expertos pueden saber qué pacientes con un deterioro cognitivo ligero tienen un riesgo aumentado de presentar Alzheimer

En la última década se ha realizado un avance notable en la detección de la enfermedad, sobre todo en lo relativo a la detección precoz: actualmente en España se diagnostican cada año unos 40.000 nuevos casos de Alzheimer. Sin embargo la SEN estima que entre un 30 y 40% de los casos podrían estar sin diagnosticar, principalmente porque solo están identificados un 20% de los casos que aún son leves.

Según indica el doctor Mario Riverol, neurólogo de la Clínica Universitaria de Navarra y especialista en el mal de Alzheimer, una de las ventajas del diagnóstico precoz es la predictiva. “Es decir, podemos saber qué pacientes con un deterioro cognitivo ligero tienen un riesgo aumentado de presentar demencia tipo Alzheimer y, por el contrario, quienes tienen un riesgo muy bajo”. Por otra parte, hay pacientes que  presentan síntomas de demencia en los que pueden establecerse dudas diagnósticas respecto a qué tipo de demencia padece”, añade

La Tomografía por Emisión de Positrones puede disipar dichas dudas, ofreciendo un diagnóstico más preciso. Además, el neurólogo indica que el tratamiento farmacológico temprano en pacientes con enfermedad de Alzheimer “ayuda a mejorar su evolución. A nivel cognitivo, estas terapias consiguen ralentizar la evolución de la enfermedad, en cuanto a mantener la estabilización cognitiva y la autonomía personal. A nivel conductual evitan la aparición de síntomas con elevada repercusión en su entorno más próximo, como es el familiar”. Entre estos síntomas figuran las ideas delirantes, la irritabilidad o la agresividad.CABEZA ALZEIMER

Demencias sin diagnosticar

En esta línea, la doctora Sagrario Manzano Palomo, Coordinadora del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología asegura que   “en nuestro país aún existe una proporción muy importante de demencias no diagnosticadas, especialmente en las fases más leves, debido a una falta de concienciación en la población general y a una escasa planificación sanitaria; todo ello a pesar de que el diagnóstico precoz ha demostrado claramente una reducción de la repercusión social y del impacto económico de la enfermedad”.

Actualmente el 18,5% de los pacientes que acuden a una consulta de Neurología lo hacen por alteraciones de memoria o sospecha de deterioro cognitivo.  En mayores de 65 años, supone el 35% de las consultas. “Sobre todo hay que prestar atención a síntomas que podemos recordar como las cuatro Aes y una C. Las Aes son: Amnesia, incapacidad para recordar hechos recientes, aún a pesar de que se utilicen pistas o claves; Afasia, dificultad para denominar objetos sencillos; Apraxia, dificultad en el manejo de utensilios domésticos o herramientas y Agnosia, dificultad para reconocer el entorno o para reconocer que tiene deficiencias en su memoria. La C hace referencia a la Conducta, a cambios sobre todo en el estado de ánimo, irascibilidad y apatía”, señala la doctora  Sagrario Manzano.

cuidadores

En España, la mayor parte del gasto ocasionado por la demencia corre a cargo de la familia del paciente (87 %) frente al 13% asumido por fondos públicos

Una de las principales causas de discapacidad 

La demencia es una de las principales causas de discapacidad en los países de nuestro entorno -afectando tanto al paciente como al cuidador-, es la enfermedad crónica que provoca mayor dependencia -por encima de otras como el ictus, la enfermedad de Parkinson o las enfermedades vasculares-, y conlleva un elevado riesgo de institucionalización, con la carga socio-sanitaria que esto comporta. En el 80% de los casos, los responsables del cuidado del paciente suelen ser los familiares y, puesto que un paciente con Alzheimer necesita, de media, unas 70 horas semanales de cuidados, se calcula que un 75% de los familiares al cuidado de enfermos de Alzheimer sufre estrés y un 50% depresión.

En términos de coste para la sociedad, se considera que las demencias son la tercera causa tras el cáncer y la enfermedad vascular. En España, la mayor parte del gasto ocasionado por la demencia corre a cargo de la familia del paciente (87 %) frente al 13% asumido por fondos públicos.

 “El Alzheimer es una de las enfermedades  más frecuentes, con mayor gasto social y de discapacidad y, el progresivo envejecimiento de la población, hace que sea un problema de proporciones epidémicas. Además es una enfermedad  familiar, ya que el núcleo social cercano es el que tiene que atender a estas personas”, destaca la doctora Sagrario Manzano. “Por tanto, no solo es necesario implementar programas globales que permitan un diagnóstico precoz, sino empezar a abordar la enfermedad desde un enfoque multidisciplinario que abarque no sólo al enfermo sino también a los cuidadores principales y, así, reducir la carga sanitaria, social y económica de las demencias”.

ALZHEIMER 2

La Asociación Internacional de Enfermedad de Alzheimer considera una prioridad el derecho de los pacientes a recibir un diagnóstico a tiempo

Derecho a un diagnóstico a tiempo

La Asociación Internacional de Enfermedad de Alzheimer considera una prioridad el derecho de los pacientes a recibir un diagnóstico a tiempo. Hasta la fecha, el diagnóstico de esta enfermedad y de otras neurodegenerativas no plantea dificultades a los especialistas cuando el síndrome con sus síntomas ya está establecido.

No ocurre lo mismo cuando lo que se barajan son sólo sospechas de demencia sin síntomas reconocibles. En estos casos, para cuando el paciente es remitido para un estudio diagnóstico pasa una media de evolución de los síntomas de 2,4 años, lo que se traduce ya en un estadio moderado de la enfermedad.

Se establecen así nuevos criterios diagnósticos para la enfermedad de Alzheimer que se fijan en el estado de los procesos fisiopatológicos antes del desarrollo de la demencia, fase prodrómica de la enfermedad. En este contexto se ha reconocido la importancia de los biomarcadores en el proceso de diagnóstico temprano.

Porque la Salud es lo que importa…Pon #Saludentuvida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s