Los optometristas recuerdan que el éxito en educación física y deportes… también dependerá de una buena visión

• Juan Carlos Martínez Moral, presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas: “Los problemas visuales sin corregir pueden traer consigo un estrés general del niño que puede afectar a su rendimiento escolar y deportivo”

• Los problemas de visión no detectados y no compensados pueden provocar algunos de los mismos signos y síntomas comúnmente atribuidos al TDAH

gasfas 4

Expertos alertan que una visión deficiente en la etapa escolar frena el aprendizaje y aumenta el estrés en los niños afectados y si no se ponen medidas pueden llevar a un fracaso escolar

En general, un niño necesita mucho esfuerzo y habilidades para tener éxito en el colegio, y no sólo en los estudios, sino también en los deportes relacionados o no con el curso escolar. Una buena visión es la clave. Expertos de la Academia Americana de Optometría, en los Estados Unidos, alertan que una visión deficiente en la etapa escolar frena significativamente el aprendizaje y aumenta el estrés en los niños afectados, circunstancias que, si no se ponen medidas, pueden llevar a un fracaso escolar

Los años de la escuela son un momento muy importante en la vida de cada niño. Todos los padres y madres quieren que sus hijos les vaya bien en la escuela y la mayoría de los padres hacen todo lo posible para brindarles las mejores oportunidades educativas. Pero a menudo una importante herramienta de aprendizaje puede ser pasada por alto: la visión.

Lectura, escritura, dibujo, trabajos en la pizarra clásica o electrónica y ahora el uso de ordenadores y tablets se encuentran entre las tareas visuales que los escolares del mundo desarrollado realizan a diario. Los ojos de los niños trabajan constantemente, incluso más que los adultos, tanto en el aula como en las clases de educación física, en los deportes y en sus juegos. Cuando su visión está disminuida, el aprendizaje y la evolución deportiva pueden sufrir. Así, al mismo tiempo que los niños progresan en la escuela, se enfrentan a una creciente demanda de sus habilidades visuales.

gafas 2

En ocasiones, el tamaño de la impresión en los libros de texto es muy reducido y la cantidad de tiempo dedicado a la lectura y el estudio aumenta significativamente. El incremento paulatino de trabajo en clase y en casa demanda un esfuerzo añadido en los ojos del niño. Cuando ciertas habilidades visuales no se han desarrollado por defectos de refracción no compensados, el aprendizaje es difícil y aumenta el estrés general de los niños, que normalmente evitan la lectura y otras tareas de visión de cerca tanto como sea posible; tratan de hacer los deberes de todos modos, pero con un bajo nivel de comprensión o de eficiencia, o experimentan malestar, fatiga y poca capacidad de atención.

Según expertos de la Academia Americana de Optometría (AAO), el estrés de algunos niños proviene por la incapacidad de estos de llevar a cabo tareas específicas de cerca, como leer o dibujar, debido a problemas de visión sin corregir. Según los especialistas, algunos niños con dificultades de aprendizaje tienen comportamientos específicos de hiperactividad y distracción, y a menudo son diagnosticados de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Sin embargo, los problemas de visión no detectados y no compensados pueden provocar algunos de los mismos signos y síntomas comúnmente atribuidos al TDAH. Debido a estas similitudes, algunos escolares pueden estar con un tratamiento de TDAH cuando, de hecho, tienen un problema de visión que no ha sido detectado.

PEQUEÑAS GAFAS

Los expertos alertan de que muchas veces los problemas de visión en los niños no son detectados a tiempo

“Debido a que con frecuencia la agudeza visual puede cambiar durante los años escolares es importante que regularmente, al menos una vez al año, se lleven a cabo exámenes visuales por parte de ópticos-optometristas en donde se descarten problemas refractivos como miopía, hipermetropía o astigmatismos; anomalías de la visión binocular, como los estrabismos, o la ambliopía, popularmente denominada “ojo vago. Todas estas anomalías visuales pueden traer consigo un cierto estrés general que puede afectar al rendimiento escolar y deportivo”, explica Juan Carlos Martínez Moral, presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas.

Las gafas o lentes de contacto pueden proporcionar la corrección necesaria para muchos problemas de visión, aunque también puede ser necesario, en casos muy específicos, un programa de terapia visual para ayudar a desarrollar o mejorar las habilidades visuales.

Porque la Salud es lo que importaPon #Saludentuvida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s