• El II Barometro HGS de la Salud en Entornos Laborales en España pone de relieve que el 64% de los trabajadores padece alguna dolencia durante su jornada laboral

• Entre las afecciones las afecciones más habituales figuran el escozor en los ojos, el dolor de espalda, de cabeza, la sequedad en membranas, mucosas y piel e irritación de nariz y garganta. Solo un 36,5% afirma no sentir ninguna dolencia de forma habitual

GRnde

Un estudio revela que el 31% de los españoles sufre fatiga mental en el trabajo

‘Disminución temporal de la eficiencia funcional mental’. Así definen los expertos la fatiga mental. Los efectos en el trabajo son evidentes: pérdida de concentración, peor relación esfuerzo-resultado, menor capacidad de asimilar información y, en consecuencia, aumento de los errores.A todos nos ha ocurrido en alguna ocasión, pero existen casos en los que la sensación de fatiga llega a ser permanente. Y entonces, las consecuencias para la persona afectada llegan mucho más allá del trabajo. Entre los síntomas asociados habitualmente a la fatiga mental encontramos trastornos en el sueño, fatiga ocular, sensación continua de cansancio, adormecimiento, mareos, cefaleas, irritabilidad, alteraciones digestivas.

El 30,8% de los trabajadores sufre fatiga mental relacionada con su jornada laboral. Es una de las conclusiones del II Barómetro de la Salud en Entornos Laborales en España, elaborado por la firma HGS(Consultora del Grupo Papelmatic). El estudio, en el que han tomado parte 80 empresas de diferentes ámbitos y sectores, revela también que un 64% sufre alguna dolencia.
RIESGOS TRABAO OFICINA

A pesar de todo, la percepción de los trabajadores sobre la implicación de las empresas en relación a su salud es bastante benévola.

Además de la fatiga mental, entre las afecciones más habituales figuran el escozor en los ojos (35,6% de los encuestados); el dolor de espalda (31,7%); el dolor de cabeza (23,1%); sensación de sequedad en membranas, mucosas y piel (15,4%) e irritaciones de nariz y garganta (12,5%). Sólo un 36,5% afirman no sentir ninguna dolencia de forma habitual.

Resulta  destacable que estas dolencias no fueran motivo de baja laboral en la inmensa mayoría de los casos (94,2%). “En parte, esto puede deberse a que las dolencias tuvieran una intensidad menor, pero también es posible que los trabajadores hayan desarrollado durante estos años de crisis una mayor resistencia antes de recurrir a la baja médica”, explica Mònica Fornt, de HGS. “Esto encaja bien con ese 30,8% de encuestados que afirma sufrir fatiga mental, porcentaje que resulta preocupante”, añade Fornt.¿Se implican las empresas en el bienestar laboral de sus empleados?
Con todo, la percepción de los trabajadores sobre la implicación de las empresas en relación a su salud es bastante benévola. Un 44% considera que su empresa se preocupa “mucho o bastante” por mantener un entorno laboral saludable, mientras que un 42% cree que se implican aunque “de una forma muy elemental”. Un 11% opta de forma inequívoca por la respuesta de “no, en absoluto” a esta cuestión.
MAS CONFORT

Un tercio de los y las trabajadores encuestados (32,8%) asegura trabajar con una temperatura “inadecuada”, y que un 46,3% cree que se hace un mal uso de los aparatos de aire acondicionado o calefacción.

Ruido, temperatura y orden: lo más valorado por los trabajadores
Preguntados por los aspectos que en mayor medida afectan a su rendimiento, hay unanimidad en que el ruido (70,2%) y la temperatura (62,5%) son factores esenciales. Le siguen en la lista el orden (42,3%) y la iluminación (34,6%). Estos aspectos se sitúan por delante de otros como el espacio físico (mencionado sólo por un 26,9%), el mobiliario (19,2%) y la limpieza (16,3%).

En la práctica, estos factores gozan de una cierta normalidad, ya que el 80,3% de los encuestados cree que su espacio de trabajo es suficiente para las tareas requeridas, y un 87,3% cuenta con iluminación natural. Menos plácida es la situación del 23,7% de encuestados que aseguran no contar con el sonido ambiente adecuado.

“La combinación de estos factores es decisiva en términos de bienestar, pero también de rentabilidad –comenta Mónica Fornt-. Un trabajador/a que no está mínimamente a gusto no rendirá como podría hacerlo, y resulta preocupante ese 23,7% que puede verse sometido a estrés auditivo, e incluso el 13% que trabajan sin ninguna luz natural”.

Mobiliario

higiene postural

Los empleados suspenden a sus empresas en cuanto al mobiliario

En relación a los elementos del equipamiento con mayor incidencia sobre el bienestar laboral, y como ya ocurrió en la 1ª edición del Barómetro, la silla y la mesa son los elementos más valorados. En ambos casos, los encuestados le dan una puntuación superior al 4 sobre 5.
Temperatura
En cuanto a la temperatura –crucial en las estaciones extremas como invierno y verano-, destaca que un tercio de los encuestados (32,8%) asegura trabajar con una temperatura “inadecuada”, y que un 46,3% cree que se hace un mal uso de los aparatos de aire acondicionado o calefacción.Elementos de higiene personal
En cuanto a la higiene personal, el Barómetro arroja datos desiguales: por un lado, el 91% afirma contar con jabón de manos, pero sólo un 30% cuentan con toallitas de un solo uso para secarse las manos, porcentaje que se reduce al 21,8% cuando hablamos de gel alcohólico desinfectante de manos –elemento clave en la transmisión de virus comunes.

Porque la Salud es lo que importaPon #Saludentuvida


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s