• La percepción que se tiene sobre el propio consumo suele ser inferior a la real.
  • El patrón de consumo de alcohol es más intensivo en periodos vacacionales como el verano, lo que aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con esta sustancia a lo largo de la vida.
  • SOCIDROGALCOHOL avisa del elevado consumo de alcohol en verano y del riesgo sobre la salud

CONSUMO1

La percepción individual de la cantidad de alcohol consumida aumenta cuando la gente tiene en cuenta los fines de semana y los días no laborables, según demuestra una encuesta realizada en el Reino Unido recientemente publicada en BMC Medicine bajo el título “Holidays, celebrations, and commiserations: measuring drinking during feasting and fasting to improve national and individual estimates of alcohol consumption”. La encuesta realizada a más de 6.000 personas mayores de 16 años en Inglaterra evalúa el nivel de consumo en ocasiones especiales que no registran otras encuestas.

El periodo estival suele representar una etapa en la que los hábitos de vida y las rutinas se relajan y, con ellos, la relación que la sociedad en general mantiene con el alcohol. Tal y como se pone de manifiesto en el artículo mencionado anteriormente, los participantes proporcionaron información sobre su consumo típico de alcohol (cantidades diarias, frecuencia de consumo) así como de los cambios en el consumo asociados a días diferentes (por ejemplo, las noches de los viernes) y periodos de consumo especiales (como las vacaciones y eventos sociales). En total, 4.604 participantes dijeron que “bebían alcohol habitualmente”. En ese grupo se pudo advertir que la gente bebía unos 120 millones de unidades semanales de alcohol extra por semana los días diferentes o en ocasiones especiales, lo que equivale a unos 12 millones de botellas de vino.

El máximo aumento del consumo se observó en el grupo de entre 25 y 34 años, con registros diarios de esa tendencia. Hombres y mujeres añadían 18 unidades semanales de alcohol en las ocasiones especiales/diferentes. Los participantes que menos alcohol consumían (una unidad o menos por semana) duplicaban la cantidad habitual en ocasiones especiales.

Los autores señalan que al incorporar el consumo de alcohol extra durante los días atípicos y en las ocasiones especiales se explica la brecha de más del 40 por ciento entre el consumo y la venta real de alcohol en Inglaterra según las encuestas disponibles.

Para el profesor Julio Bobes, Presidente de SOCIDROGALCOHOL, “entre las razones de la menor percepción de consumo de alcohol están la banalización social del daño, la normalización del fenómeno y la apología de los consumos en tiempo de ocio y/o períodos vacacionales”.

Como recuerda el profesor Bobes, “la Organización Mundial de la Salud, dentro de su Plan de Acción 2013-2020 para la región europea, ha establecido una estrategia para reducir el uso nocivo del alcohol y, por tanto, disminuir las cantidades de alcohol que consume la población general. De igual manera, la Sociedad Científica española SOCIDROGALCOHOL sigue considerando que el abuso de alcohol es, dentro del campo de las adicciones, el problema más importante que presenta la población española y, por tanto, una de sus líneas estratégicas está dirigida a mejorar la conciencia del daño producido por las bebidas alcohólicas y, por otra parte, promover la valoración del daño alcohólico por parte del médico de familia y por los centros de salud mental. En último extremo se busca evitar la banalización de los consumos de alcohol, sobre todo en los tiempos de relajación, ocio, fiestas y celebraciones”.

¿Cómo se calcula el consumo de alcohol?

El contenido alcohólico de las bebidas (graduación alcohólica) habitualmente se expresa en grados (º) o como % vol. Lo que indica este parámetro es el contenido de alcohol absoluto presente en 100 cc de bebida. Por ejemplo, una cerveza de 5º (o 5 % vol) contiene 5 cc de alcohol puro por cada 100 cc de cerveza. La cantidad de alcohol consumida por una persona dependerá de la concentración alcohólica de la bebida y del volumen ingerido.

Desde la perspectiva sanitaria, la información relevante son los gramos de alcohol puro ingeridos. El consumo diario de alcohol puede expresarse en gramos/día, sin embargo, en los últimos años se ha ido imponiendo la cuantificación en UBEs, Unidades de Bebida Estándar.

CONSUMO5

 Tipos de bebidas y sus equivalencias en UBEs

 TIPO DE BEBIDA CAPACIDAD Nº UBEs
CERVEZA 1 caña (250 ml) 1
VINO 1 vaso (100 ml) 1
CAVA 1 copa (100 ml) 1
VINOS TIPO JEREZ O VERMUT ½ copa (50 ml) 1
DESTILADOS (coñac, anís, ginebra, ron, vodka o whisky) ½ copa, 1 chupito o ½ combinado (25 ml) 1

Fuente: Socidrogalcohol

El valor de la UBE puede variar según el país. En España se considera que 1 UBE equivale a 10 gramos de alcohol puro, mientras que en Gran Bretaña equivale a 8 gramos y en Italia a 12.

Conciencia inexistente sobre el riesgo asociado al consumo excesivo de alcohol

La sociedad española no está concienciada del riesgo que entraña el consumo nocivo de alcohol. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de riesgo se sitúa entre los 40-60 gramos de alcohol puro al día en el caso de los hombres (4-6 UBEs), y en 20-40 gramos en las mujeres (2-4 UBEs). Superados esos 60 ó 40 gramos al día (6-4 UBEs) respectivamente, el consumo puede ser perjudicial, es decir, tiene efectos sobre la salud física y/o mental, y puede derivar en dependencia.

En el caso del consumo de riesgo ocasional la OMS lo cifra en más de 50 gramos de consumo (5 UBEs), en una sola ocasión, para hombres y 40 gramos para mujeres (4 UBEs).

Para hacer esas cifras más comprensibles conviene saber que una copa de vino o una caña o botellín de cerveza contiene 10 gramos de alcohol puro (1 UBE) mientras que un combinado –mezcla de una bebida espirituosa con un refresco- contiene 20 gramos (2 UBEs).

Para el doctor Francisco Pascual, Vicepresidente de SOCIDROGALCOHOL, “transmitir a la población que hay unos consumos de riesgo es difícil a nivel global, probablemente no tanto a nivel sanitario. Así, para que la población tuviese en consideración que los parámetros del colesterol o las cifras de tensión arterial tenían relación con determinadas patologías fue necesario que los sanitarios trasmitiesen esta correlación cifra/patología. Luego, poco a poco, esto fue trasmitiéndose a la población y generando esa percepción de riesgo, con cambios de costumbres y hábitos higiénico-dietéticos. Además, en el caso del alcohol, no hay cifra posterior a medir, sino delimitar lo que puede ser nocivo para la salud probablemenQuitar la imagen destacadate en relación al padecimiento de enfermedades. Precisamos que haya un consenso y coordinación entre las autoridades sanitarias, salud pública, personal sanitario y población”.

COCTELERS SIN ALCOHOL

 Criterios para establecer los niveles de riesgo según el consumo de alcohol

CONSUMO NIVEL DE RIESGO CRITERIOS
Abstinencia Ninguno No hay consumo
Consumo moderado Riesgo bajo Hombres: ≤ 21 UBE/semana o <40 g/día

Mujeres:<14 UBE/semana o <25 g/día

Consumo abusivo Consumo de riesgo Hombres: > 21 UBE/semana o ≥40 g/día

Mujeres: ≥14 UBE/semana o ≥25 g/día

Consumo perjudicial Conlleva consecuencias tanto para la salud  física  y/o mental de la persona.

Se supone un consumo de:

Hombres: consumo regular > 60 g/día

Mujeres: consumo regular > 40 g/día

Dependencia del alcohol Criterios de dependencia según criterios            CIE o DSM

 CONUM4

Alcohol provoca la muerte de 1 de cada siete varones

El consumo de riesgo de alcohol entre la población española es del 4,5%, lo que representa 1.600.000 personas (1.300.000 hombres y 300.000 mujeres), mientras que alrededor del 0,4% de la población entre los 15 y los 64 años presenta una posible dependencia (120.000 personas), según la última encuesta EDADES hecha pública este año.

Además, el alcohol produce la muerte de uno de cada siete hombres y una de cada trece mujeres en Europa –siendo responsable del 3,6% de los fallecimientos en nuestro país- y se relaciona con el riesgo de desarrollar más de 200 enfermedades, según el último informe de la OMS sobre la situación mundial del alcohol y la salud en 2014.

Según la OMS, el 1,6% de la mortalidad y el 6,7% de los años de vida ajustados por discapacidad (AVADs o DALYs) están producidos por el consumo de alcohol, sin olvidar que en España, el alcohol es el segundo factor de riesgo de morbi-mortalidad, sólo superado por el tabaco.

Por tanto, el consumo de riesgo y perjudicial de alcohol, así como la dependencia del alcohol, es un importante problema de salud pública en nuestro país, debido a la carga de la enfermedad y de sufrimiento que produce y a los costes asociados que conlleva, pero también es una de las primeras causas prevenibles de morbilidad y mortalidad.

Porque la Salud es lo que importaPon #Saludentuvida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s