Dra. Isabel Urrutia Landa

La doctora Isabel Urrutia pertenece al Servicio de Neumología del Hospital de Galdakao-Usansalo, en Bizkaia

 

La doctora Isabel Urrutia, especialista del Servicio de Neumología del Hospital de Galdakao-Usansalo considera “que es necesario concienciar a los pacientes que el asma es una enfermedad crónica que requiere un tratamiento continuado”

•“Con los tratamientos actuales la mayoría de los casos de asma se pueden controlar totalmente y permiten que el paciente lleve una vida normal”

En España, el asma afecta a cerca de un 11% de los niños entre 5 y 7 años, a un 9% de los adolescentes entre 13 y 14 y a cerca del 5% de la población adulta

El asma es una enfermedad crónica que afecta a cerca de dos millones y medio de personas en España. La padecen el 5% de los adultos y es más prevalente en mujeres que en hombres. En el País Vasco existen alrededor de 90.000 asmáticos entre la población adulta (mayores de 20 años) y 38.000 entre los menores de edad. “Esta patología crónica es un problema de Salud Pública ya que España destina un 2% de los recursos de la sanidad pública al asma, o lo que es lo mismo, 1.480 millones de euros Un porcentaje muy elevado de esta factura, el 70% corresponde a las consecuencias del mal control de la enfermedad. Además el asma es la cuarta causa de absentismo laboral y la primera de ausencia escolar, por delante de cualquier otra patología crónica” explica SALUDENTUVIDA, la doctora Isabel Urrutia, especialista del Servicio de Neumología del Hospital de Galdakao-Usansolo (Bizkaia) en el Día Mundial de esta enfermedad que se conmemora hoy

¿El asma es una enfermedad infradiagnosticada?

En algunos casos sí y curiosamente en otros esta dolencia está sobrediagnosticada. El problema del asma es que los síntomas son muy inespecíficos: tos, silbidos en el pecho, fatiga y se producen de de manera intermitente por lo que la enfermedad no se llega a diagnosticar. Cuando el asma es más grave, la detección es mejor; se produce un mayor control. Pero lo cierto es que existen pacientes con asma que no están identificados y otros diagnosticados que no padecen la enfermedad.

¿En qué casos se dan más diagnósticos?
En los niños A muchos se les llama asmáticos cuando simplemente tienen síntomas secundarios de infecciones respiratorias que son muy parecidos a los del asma; estos pequeños se suelen quedar con la etiqueta de asmáticos cuando a lo mejor lo que han padecido han sido unos episodios transitorios.
¿La mitad de los causas de asma están provocadas por las alergias?
No hay una causa concreta que sea el detonante del asma. Los pacientes que tienen alergia a algún tipo alérgeno: a los ácaros del polvo, al polen, al epitelio del perro o del gato… tienen más factores de riesgo para desarrollar asma; es como si les tocaran más “boletos” para ser asmáticos, pero no es la única causa. De hecho hay mucha gente alérgica que no es asmática. Aunque los alérgicos tienen más predisposición para padecer asma, esto no significa, ni mucho menos, que todos vayan a sufrirla. Lo correcto es decir que la mitad de los pacientes asmáticos tienen alergia a algún neumoalérgeno.

¿Es una enfermedad que consume muchos recursos de la sanidad pública?
España destina el 2% de los recursos sanitarios públicos al asma. Además cabe destacar que el gasto sanitario directo del asma como enfermedad laboral se le atribuyen unos 170 millones de euros al año, de los que algo más de 18 millones corresponden al tratamiento de los caos que requieren atención especializada.

¿Existe un mal control de la enfermedad?

Sí. El control es muy malo. De hecho el lema elegido en el Día Mundial del Asma es: Tu puedes controlar tu asma.  Es curioso que esto ocurra porque los especialistas disponemos de medicamentos que son muy buenos. Cuando haces un ensayo clínico, el asma se controla  estupendamente porque hay fármacos  excelentes. Sin embargo cuando llevamos los ensayos a la vida real vemos que las cifras son desalentadoras: solo el 50% de los pacientes asmáticos están bien controlados.  Y eso que el asma mal controlado (al margen del sufrimiento de la persona) resulta caro; en los países desarrollados se podría ahorrar hasta un 2% de la inversión sanitaria total.

 ¿A qué se debe?

A que en esta enfermedad crónica, además de los fármacos que son clave para su control, lo que más importa es la educación del paciente asmático. Muchos de ellos no saben en qué consiste el asma; desconocen que deben de tomar un tratamiento de manera crónica; que hay dos tipos de medicamentos, unos de fondo y otros de rescate; no saben cuidarse. A esto hay que sumar la mala adherencia a la medicación que le receta su especialista.

¿Cuál sería la solución para que esto no sucediera?

Es necesario concienciar a los pacientes de que el asma es una enfermedad crónica que requiere un tratamiento continuado, ya que, en la mayoría de los casos, el asma se puede controlar totalmente y debe permitir que el paciente lleve una vida normal..

¿Pero al ser una patología crónica estos pacientes tienen que controlarse de por vida?

Se tienen que tratar siempre y aunque hay quienes no precisan medicación de fondo, la mayoría sí. Sin embargo, cuando los  síntomas desaparecen dejan de tomar el tratamiento. Además como disponemos de fármacos de rescate excelentes – ventolín o terbasmín-  y saben que cuando se dan un “chute” con estos productos se les pasa los síntomas pues rápidamente dejan de tomar el tratamiento continuado prescrito por el neumólogo. Ésta es una de las causas de dejar la medicación de fondo y del mal control del asma.

¿Con la llegada de la primavera se incrementa el número de casos de asma alérgica?

Crecen en las personas alérgicas al polen, en la primavera es cuando los asmáticos lo pasan peor. Pero en invierno también sufren mucho. En concreto este invierno se han dado muchísimos ingresos en Urgencias de asmáticos y no era época de polinización; se han debido al virus de la gripe y otros respiratorios que se han cebado en ellos.

¿Qué factores externos desencadenan los síntomas de asma?

Los virus respiratorios, los alergenos de todo tipo, estacionales como el polen, las gramíneas o los que están todo el año ácaros del polvo, los hongos. Otros inductores de la enfermedad son irritantes como el humo del tabaco, los altos índices de contaminación atmosférica, los barnices, aerosoles y productos de limpieza. Los cambios climáticos las tormentas eléctricas, las emociones, el estrés también pueden inducir al asma.

¿Hay remedios preventivos frente al asma? ¿El hacer deporte es uno de ellos?

El hacer ejercicio es buenísimo para todo el mundo; un asmático no debe de dejar de practicarlo nunca, pero no le previene del asma. De hecho, hay un tipo de asma que está inducido por el ejercicio. Un asmático si practica ciclismo tiene que continuar haciéndolo –de hecho hay muchos de ellos, como Indurain que lo son- pero se tiene que dejar claro que no previene la enfermedad.

¿Hay algunos factores que ayuden a prevenir las crisis asmáticas?

Los pacientes que sean alérgicos al polen deben de adoptar una serie de medidas sencillas. Por ejemplo estar al tanto de las previsiones de Euskalmet  para conocer si habrá mucho polen en el ambiente y evitar ir al campo o salir a correr en las horas de mayor polinización, viajar con las ventanillas cerradas del coche.., Cuando tenemos un paciente asmático y además es alérgico a alguna cosa, siempre les damos unos folletos –educativos sobre su dolencia-  y le explicamos cuáles son los factores que desencadenan su patología. Por eso, un asmático tiene que conocer muy bien su enfermedad para poder controlarla

¿Qué remedios curativos hay?

Hay tratamientos de dos tipos. Los denominados de fondo, que tratan la enfermedad  y que son los corticoides inhalados; las otras terapias disponibles son las que abren  el bronquio, lo broncodilatan y ayudan al asmático a eliminar los síntomas de forma rápida. Pero para prevenir y tratar los síntomas los neumólogos nos apoyamos en los corticoides inhalados

¿Los tratamientos disponibles  son cada vez más efectivos?

Sí. Además cada vez hay más corticoides inhalados que causan menos efectos secundarios. La batalla que tenemos con los corticoides es que los pacientes oyen la palabra y se piensan que tomándolos van a engordar y esto es radicalmente falso. Los corticoides inhalados tienen pocos efectos secundarios y menos en las dosis en las que se recetan. Por otro lado, las investigaciones avanzan rápidamente  y contamos con un número de dispositivos fáciles para el paciente; la disponibilidad es muy sencilla.

¿Y los tratamientos biológicos?

Desde hace años existen los tratamientos biológicos, anticuerpos monoclonales que se dan en el hospital. Son fármacos muy caros y muy específicos para los que hay que elegir muy bien al paciente; en estos casos estamos hablando de pacientes graves. Pero el futuro el asma va por ahí. El asma no es una enfermedad sola, engloba muchísimos tipos de asma y ya estamos hablamos de fenotipos de asma. Es como hacer un carnet de identidad exacto de cada paciente y ver qué tipo de asma tiene para poder dar a cada asmático ese tratamiento especializado que requiere según el fenotipo. Porque no es lo mismo el asma de un chaval alérgico desde pequeño al que padece una mujer que debuta en la menopausia o el de una persona obesa. No tienen nada que ver.

Ustedes en el Hospital de Galdakao-Usansalo tienen pacientes controlados a través por telemedicina. ¿Les está dando buenos resultados esta iniciativa?

El centro de Galdakao  atiende la Comarca interior de Bizkaia y desde hace años contamos con una red asistencial de asma. Es un sistema integrado en salud para una mejor coordinación de todos los profesionales sanitarios que tratan a un paciente (desde Atención Primaria hasta el especialista, pasando por enfermería). Sí. Son pacientes asmáticos controlados a través de la telemedicina.

¿Qué tipo de pacientes son?

Son los que asmáticos severos a los que les hemos dotado de unos dispositivos para que ellos mismos desde casa marquen en una pda una serie de síntomas, soplan la medida de flujo en un aparatito que les damos todas las mañanas y son ellos mismos quienes apuntan una serie de variables.  Eso llega al hospital y las enfermeras ven las alarmas y estudian cómo está cada paciente. Por medio del dispositivo se les dan unas ordenes, se les dice las medicaciones que tienen que tomar, si lo están haciendo bien. O, si es necesario, se les llama por teléfono.

A parte de esos dispositivos que son para asmas muy graves, también tenemos un teléfono que funciona bien de 8 a 3 que lo atiende una enfermera especializada de asma. Los pacientes que tienen cualquier problema le llaman a ella y la sanitaria les pone en contacto con el especialista; si vemos que el paciente empeora se le ve al momento en consulta.

¿Es trasladar el especialista a la casa del paciente?

Sí llevamos la medicina al hogar del paciente; ellos están conectados por sistemas telemáticos y nos llaman por teléfono para cualquier consulta y así podemos actuar. Como llevamos ya bastantes años de experiencia tenemos unos resultados muy buenos; hemos disminuido el número de ingresos de estos pacientes y les hemos evitado el tener que ir a Urgencias cada dos por tres. Porque cuando enferman nos llaman inmediatamente y les decimos lo que deben de hacer o les vemos en la consulta o empiezan a tomar la mediación. Además ahora con el sistema de prescribir desde el ordenador del hospital van a la farmacia y recogen la medicación. A los pacientes les resulta muy cómodo y el grado de satisfacción es muy elevado.

Porque la salud es lo que importapon #saludentuvida 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s